Educación

La psicomotricidad. ¿Qué es?

Psicomotricidad
Los mejores ejercicios de psicomotricidad para niños
0 Comentar

Los niños, como se suele decir, no vienen con un manual de instrucciones debajo del brazo cuando nacen. Por eso, sus padres tienen que ir aprendiendo, poco a poco, a cuidarles y a ayudarles a que puedan crecer y desarrollarse de la manera adecuada. Precisamente esto último es algo que tienen la posibilidad de llevar a cabo mediante lo que se ha dado en llamar psicomotricidad.

¿Quieres descubrirla para así quizás tener un nuevo recurso en pro del crecimiento de tus hijos? Te lo contamos todo sobre esa a continuación.

¿Qué es la psicomotricidad?

psicomotricidad
Los niños mejoran el conocimiento y control de su cuerpo

Hablar de psicomotricidad es hablar de una disciplina o técnica que tiene como claro objetivo conseguir que desde temprana edad, desde que son bebés, los niños puedan mejorar el movimiento de su cuerpo y la coordinación del mismo. En concreto, les sirve para que tengan más conocimiento de ese, para que aprendan a expresarse a través de ese e incluso para que puedan “emplearlo” como herramienta para relacionarse con el mundo en el que viven.

Para poder alcanzar todos esos objetivos la psicomotricidad se sustenta en la realización de una serie de ejercicios con el cuerpo. Gracias a estos el menor mejora en todo lo que hemos expuesto y aprende sin que se dé cuenta, pasándoselo en grande.

Beneficios de la psicomotricidad

psicomotrocidad
Mejorar conceptos espaciales con la psicomotrocidad

Ya hemos podido apuntar una serie notable de ventajas que trae consigo la puesta en práctica de la psicomotricidad. Sin embargo, ahora queremos ahondar un poco más en esas. Deseamos que seas perfectamente consciente de todo eso conjunto de beneficios que trae consigo el confiar en la misma durante la infancia de los más pequeños:

  • Le permite mejorar de forma notable el control que tiene sobre su cuerpo y su coordinación.
  • Como ya hemos expuesto antes, es una técnica que se encarga de conseguir que el menor pueda tener mucha más conciencia de su cuerpo, tanto si está en movimiento como si está parado.
  • Aprende numerosos conceptos importantes en materia de espacio, tamaño, tiempo u orientación, por ejemplo.
  • En este conjunto de beneficios que trae consigo la psicomotricidad, tampoco podemos pasar por alto el hecho de que es muy útil para que el pequeño aprenda a dar cuenta de lo que siente, piensa o necesita mediante la expresión corporal.
  • Aumenta de manera notable lo que son habilidades y características del niño como el equilibrio, la orientación, el ritmo…
  • Por supuesto, tampoco hay que pasar por alto que la psicomotricidad es una magnífica herramienta a la hora de lograr que ejerciten y mejoren los menores desde la memoria hasta la creatividad pasando por la pura imaginación.

Todo esto y mucho más se traduce, entre otras cosas, en que los niños adquieren los instrumentos necesarios para aprender a trabajar en equipo, para ser conscientes de sus fortalezas y debilidades e incluso para saber cómo relacionarse con el exterior. Además les da recursos para poder afrontar obstáculos que aparezcan en su camino y para ser personas con un innegable potencial creativo.

Ejercicios básicos de psicomotricidad para niños

psicomotricidad

Una vez que ya has podido conocer qué es la psicomotricidad, para qué sirve o qué beneficios aporta, llega el momento de que des un paso más. Es el instante perfecto para que tengas muy claro qué ejercicios puedes realizar con tu hijo para que disfrute de todo lo expuesto.

Hay muchas actividades que se pueden llevar a cabo con los menores de manera sencilla en casa. No obstante, entre las más sencillas y eficaces se encuentran las siguientes:

  • Dar saltos sobre los dos pies para luego hacerlo a la pata coja e incluso saltar para superar una distancia marcada.
  • Colocar encima de la mesa un cuento ilustrado o un libro para colorear y colocar el dedo del niño encima del de la madre o padre. Este deberá recorrer así la silueta de cualquier objeto o personaje que aparezca dibujado. Luego, debe dejar que sea su hijo el que haga eso por sí solo.
  • De la misma manera, en relación al anterior está el hacer dibujos de todo tipo para que sea el pequeño el que se encargue de colorearlos.
  • Esconderle un juguete dentro de un armario con varios cajones delante de sus ojos, para que sea capaz de recordar dónde está ese objeto y para que, una vez lo tenga claro, se dirija hasta el mismo para abrir la cajonera y sacarlo al exterior.

¿Conocías la psicomotricidad? ¿Has llevado a cabo en casa alguna propuesta similar a la citada para favorecer el crecimiento de tu hijo?

Síguenos en Facebook y conocerás más alternativas que te servirán para que ayudes a tu pequeño a la hora de que pueda crecer adecuadamente.

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias