Embarazo

Toxoplasmosis en el embarazo. Todo lo que necesitas saber

Toxoplasmosis en el embarazo. Todo lo que necesitas saber
Toxoplasmosis, una situación preocupante en el embarazo
0 Comentar

A la hora de poder llevar adelante un embarazo sano y sin contratiempos de ningún tipo, se hace necesario tener la mayor información posible sobre el mismo. Y es que así, se evitará caer en errores y situaciones que lo puedan poner en serio peligro. Precisamente por este motivo, merece la pena descubrir qué es la toxoplasmosis. Sabiendo todo sobre esa cualquier futura mamá podrá evitar estar en riesgo y que también lo esté su bebé.

Todos los datos al respecto lo tienes a continuación.

¿Qué es la toxoplasmosis y cómo se transmite?

toxoplasmosis
Contagio de la toxoplasmosis a través de las heces del gato

Lo primero que hay que saber es que bajo ese nombre se encuentra una infección que está ocasionada por un parásito, de tipo microscópico, que responde al nombre de toxoplasma gondii. Si cualquiera la puede sufrir, es más peligrosa en el caso de que la persona afectada sea una embarazada ya que, entre otras cosas, puede transmitirla al feto poniendo en serio riesgo a este.

Para poder evitarla, es fundamental ser consciente de cómo se transmite. Y esto es algo que puede suceder de las siguientes maneras:

  • Estando en contacto con lo que son las heces y la orina de gatos. Exactamente se transmitirá si se toca, por ejemplo, la arena donde esos hacen sus necesidades y luego con las manos la gestante se rasca los ojos, la nariz o incluso la boca.
  • Bebiendo agua que se encuentre contaminada por ese citado parásito.
  • Comiendo verduras y frutas que también tengan la presencia del toxoplasma gondii.

Síntomas de la toxoplasmosis

Toxoplasmosis

Hay que establecer que para poder saber si una embarazada tiene toxoplasmosis hay que fijarse bien en ciertos síntomas, que, en ocasiones, pueden llegar incluso a ser confundidos con los de una simple gripe. En concreto, los más habituales son los siguientes:

  • Fiebre y dolor de cabeza.
  • Exceso de sudoración, especialmente en lo que es horario nocturno.
  • Dolores musculares.
  • Fatiga que se manifiesta de manera constante.
  • Aparición de sarpullido en alguna parte del cuerpo.
  • Dolores de garganta.

Tratamiento para la toxoplasmosis

toxoplasmosis

En el caso de que el doctor diagnostique la toxoplasmosis en la embarazada, después de someterla a determinadas pruebas, podrá establecer el tratamiento que considere adecuado planteándose incluso decantarse por los antibióticos.

No obstante, de la misma manera podrá determinar la necesidad de tener que realizar una amniocentesis, además de ecografías por ejemplo, para saber si el bebé se ha visto contagiado. Y es que es importante conocer que de ser así el feto se enfrenta a riesgos muy notables. En los casos más leves, no hay peligro significativo, pero en los más graves puede ocurrir desde un aborto espontáneo hasta que el niño padezca ceguera, parálisis cerebral, trastorno psicomotriz o retraso mental, entre otros.

Eso sin olvidar que puede nacer con ciertos síntomas de toxoplasmosis, como sarpullido e infecciones de tipo pulmonar, que pueden hacer que tenga que ser sometido a su correspondiente tratamiento.

¿Cómo prevenir la toxoplasmosis durante el embarazo?

toxoplasmosis
Embutidos prohibidos para evitar toxoplasmosis.

Una vez que sabemos qué es la toxoplasmosis y todos los riesgos que trae consigo, es necesario que se tomen medidas de precaución durante el embarazo. De esta manera se evitará que las gestantes sufran esa infección y la transmitan al feto. En concreto, estos son los consejos más relevantes a tener en cuenta:

  • Las embarazadas que tengan gatos en casa como mascotas es recomendable que no estén en contacto con los areneros. De ahí que deba ser su pareja u otra persona de la misma la que deba encargarse de limpiar ese habitáculo y de mantenerlo limpio de heces y de orina. Pero no solo eso, también es importante que se evite que el felino salga a un patio o fuera de casa, ya que podría estar en contacto con ratones o con pájaros que acabe comiéndose.
  • En materia de alimentación, se hace fundamental que limpien a fondo todas las frutas y verduras que ingieran. En este caso, hay que saber que hay a la venta en farmacias y supermercados productos específicos para desinfectar esos productos. Precisamente por este motivo, es aconsejable que si comen fuera de casa no tomen alimentos de ese tipo, ya que no pueden tener la seguridad de que se han lavado adecuadamente.
  • De la misma manera, es importante que no coman carne que esté cruda. Eso supone, por ejemplo, que tengan prohibido los embutidos poco curados, como sería el caso del jamón, entre otros.
  • Tampoco pueden tomar ni leche que no esté pasteurizada ni lo que son huevos crudos.
  • Cuando esté cocinando carne cruda, es fundamental que no se toque la cara con las manos hasta que no se las hayan lavado adecuadamente con agua y jabón.

Síguenos en Facebook y aprenderás más sobre posibles circunstancias que pueden afectar el embarazo.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias