Embarazo

¿Qué es la histeroscopia?

Histeroscopia, prueba que puede ayudar a saber porque cuesta quedarse embarazada

Si estás intentando quedarte embarazada y, después de un tiempo prudencial, sigues sin lograrlo, debes acudir a tu ginecólogo a que te realice un examen para ver si hay causas físicas que puedan ser las responsables de esa situación. En concreto, puede acometer un examen ginecológico, una ecografía y, si así lo considera oportuno, puede llevar a cabo lo que se conoce como histeroscopia.

¿Quieres saber qué es, para qué sirve o cómo se realiza? Te lo contamos todo a continuación:

¿Qué es la histeroscopia?

Histeroscopia

Ver el útero por dentro. Esto es lo que el doctor consigue llevando a cabo esta prueba, también llamada HSC. En concreto, la lleva a cabo para poder descubrir posibles anomalías o situaciones en el útero que impiden el embarazo o causas de abortos espontáneos. No obstante, también se emplea para saber si la mujer en cuestión tiene pólipos, miomas o cáncer de útero e incluso para proceder a extraer lo que se conoce como DIU.

¿Cómo se realiza la histeroscopia?

histeroscopia
Histeroscopio

Si importante es saber qué es la histeroscopia, también es necesario tener claro cómo se realiza. Al respecto, podemos destacar las siguientes señas de identidad:

  • Se lleva a cabo colocándose la mujer sobre una camilla y en la posición similar a la que adopta cuando se le realiza un examen ginecológico.
  • Aunque se puede realizar sin anestesia, lo habitual es que el doctor apueste por usar anestesia local en pro de que la mujer no sienta molestias de ningún tipo.
  • El profesional sanitario lo que hará será introducir a través de la vagina lo que se conoce como histeroscopio. Este, que tiene un grosor de entre 3 a 5 milímetros, se extenderá hasta el cuello del útero liberando un líquido que ayudará a poder ver con claridad la zona.
  • En torno a quince minutos viene a durar esta prueba ginecológica, en la que además, si se necesita, se puede tomar una biopsia.

¿Y después?

histeroscopia

Si importante es conocer cómo se desarrolla la histeroscopia, en pro de estar más tranquila, también lo es saber qué sucede tras la misma:

  • En el caso de que se haya usado anestesia local, la mujer podrá marcharse a casa con absoluta normalidad.
  • Es posible que en los días posteriores se tengan no solo un poco de sangrado sino molestias o calambres en la zona del abdomen. Sin embargo, desaparecerán por sí solos.
  • La fémina podrá volver a su rutina y vida diaria sin complicaciones de ningún tipo.

No obstante, hay que tener en cuenta que, en ocasiones, si por las circunstancias específicas de la prueba se ha necesitado recurrir a anestesia general o epidural el proceso posterior será diferente. Con esto a lo que nos referimos es a que la paciente tendrá que permanecer unas horas ingresadas hasta que se recupere. Por regla general, en los casos en los que se necesita esa es cuando se pretende retirar pólipos o miomas, por ejemplo. De ahí que tenga que realizarse en quirófano y usando un histeroscopio mayor, el que tiene un grosor de entre 7 a 8 milímetros, aproximadamente.

Otros datos de interés

histeroscopia
Anestesia epidural

Además de todo lo expuesto hasta el momento, merece la pena conocer otros datos de interés acerca de la histeroscopia:

  • Es una prueba realmente segura y fiable. Solo en contados casos se producen complicaciones como pueden ser un daño accidental en el útero o un sangrado vaginal excesivo.
  • Se establece que las mujeres que tras la prueba tengan fiebre, sufran fortísimos dolores abdominales o sangren en exceso deben acudir cuanto antes al hospital.
  • Por regla general, se realiza una semana después de que la mujer haya concluido su menstruación.
  • Es importante que se le indique al ginecólogo por parte de la paciente si es alérgica a la anestesia o a cualquier fármaco. Y es que este debe ser consciente de esa situación en pro de evitar males mayores.
  • Comprobar problemas con el tamaño o la forma del útero, certificar el estado de las aberturas de las Trompas de Falopio o intentar dar con las posibles causas de sangrados anormales o calambres abdominales severos son otras razones para realizar la histeroscopia.
  • También se puede recurrir a esta prueba para llevar a cabo la implantación en las Trompas de Falopio de lo que se conoce como sistema Essure. Este no es otra cosa que un método de anticoncepción femenino permanente.
  • La que se realiza en el quirófano y con anestesia epidural o general es la que se da en llamar histeroscopia quirúrgica o HSC quirúrgica.

Síguenos en Facebook y podrás ampliar tus conocimientos acerca de situaciones, pruebas y hechos que pueden jugar un papel esencial en que puedas quedarte embarazada o en que no sufras abortos.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias