Embarazo

La episiotomía en el parto

episiotomía
0 Comentar

Estás embarazada por primera vez y te encuentras radiante de felicidad. No obstante, al mismo tiempo, estás nerviosa y llena de dudas. Y precisamente a solventar estas es a lo que pretendemos ayudarte. Por ese motivo, ahora, te vamos a dar a conocer un término que se convierte en parte fundamental del parto. Nos estamos refiriendo a la episiotomía.

¿Quieres saber qué es? Sigue leyendo, a continuación, te contamos todo lo que necesitas saber acerca de la misma.

¿Qué es la episiotomía?

La episiotomía en el parto

Lo primero que debes tener claro es que una episiotomía es un corte de tipo quirúrgico que se realiza en el momento del parto. Se lleva a cabo por parte del doctor en la zona llamada perineo, la que se sitúa entre el ano y la vagina. Para eso hace uso de unas tijeras con las que realiza un pequeño corte en la citada parte del cuerpo.

¿Por qué se realiza? Básicamente para ampliar lo que es la apertura vaginal en pro de facilitar la salida del bebé y también para evitar el desgarro del ano y de la uretra.

Hace unas décadas se estableció que la misma era casi “imprescindible”. Sin embargo, de un tiempo para acá son cada vez más los profesionales médicos que apuestan por no realizarla, siempre que sea posible evitarla. Y es que estos llegan a manifestar que, en ocasiones, es más leve el desgarro que el corte quirúrgico citado en sí.

Precisamente por esa circunstancia se está experimentando un descenso del número de episiotomías en el mundo. Es más, incluso se han llevado a cabo distintos estudios al respecto que han venido a indicar que una mujer y su cuerpo se recupera más fácilmente de un desgarro que de la citada acción con instrumental médico. Y eso sin olvidar que se considera que, además, también presenta menos complicaciones.

Tipos de episiotomía

episiotomía
Proceso de realización de la episiotomía

Básicamente existen dos tipos de episiotomía que son los siguientes:

  • Central, es vertical y se realiza desde lo que es la vagina hasta el ano.
  • Mediolateral. Tiene apariencia oblicua y se desarrolla entre lo que es la vulva y el perineo.

Eso sí, en cualquiera de los dos casos el tamaño del corte suele ser de entre 1 y 3 centímetros.

¿Cuándo es necesaria?

episiotomía
Partos en los que es necesario la episiotomía

Aunque, como hemos mencionado, cada vez más se intenta evitar hacer uso de este corte quirúrgico, lo cierto es que hay una serie de casos en los que es absolutamente necesaria:

  • En el momento en el que quienes están al frente del alumbramiento se dan cuenta que en esta recta final del mismo el pequeño está teniendo dificultades, que se perciben por sus alteraciones en los latidos del corazón.
  • Cuando el profesional médico está utilizando fórceps y necesita tener más espacio para poder conseguir la salida del bebé.
  • También es imprescindible cuando el niño tiene un tamaño grande y es necesario contar con más espacio para poder ayudarle a nacer.

Recuperación de la episiotomía

Una de las cosas que más preocupa a las embarazadas no solo es que se les realice este corte que nos ocupa durante el parto sino la recuperación del mismo. En este caso, tenemos que exponer que deben tener paciencia a la hora de que se curen por completo los puntos que les han dado en la zona del perineo, una vez que nació el bebé. Para facilitar que eso ocurra hay que secarse muy bien la sutura después del baño, hay que cambiar frecuentemente de compresa y, a diario, habrá que aplicarse antiséptico.

Siguiendo esos pasos, los puntos se curarán sin problemas y se caerán por sí solos.

Otros datos de interés

episiotomía
Sexo tras la episiotomía

Además de todo lo expuesto, hay que tener en cuenta otra serie de aspectos relevantes sobre la episiotomía, tales como estos:

  • Anteriormente se pensaba que llevándola a cabo, entre otras cosas, se conseguía evitar que la mujer sufriera de incontinencia. No obstante, los últimos estudios realizados al respecto han venido a indicar que esa relación no está probada científicamente.
  • Las primerizas y las mujeres de más de 30 años son las que tienen más probabilidades de que se les realice ese corte quirúrgico. Y también le sucede lo mismo a las deportistas, ya que se considera que tienen la zona del perineo muy endurecida, muscularmente hablando.
  • Es habitual que durante las primeras semanas después de la episiotomía, la mujer pueda sentir molestias en la zona, sensación de tirantez e incluso cierto dolor.
  • Si no hay complicaciones, la mujer podrá volver a tener relaciones sexuales entre las cuatro y las seis semanas después del parto donde se le realizó el citado corte. Eso sí, al principio necesitará estimular más sus genitales e incluso utilizar lubricante para que la penetración no le resulte dolorosa.

Síguenos en Facebook y conocerás más aspectos sobre el embarazo y el parto que te ayudarán.

Temas

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias