Noticias

Pena de cárcel para los padres del bebé que murió por seguir una dieta sin lactosa

Sentencia por el caso del bebé que murió por una dieta sin lactosa
0 Comentar

Hace aproximadamente un mes, te dimos a conocer la historia de un bebé de siete meses de edad, Lucas, que había fallecido por desnutrición. Y es que sus padres, por decisión propia y criterio personal, habían establecido que tenía que llevar a cabo una dieta sin lactosa y sin gluten. Habían llegado a la conclusión de que era intolerante a ambos y lo que consiguieron fue que muriera por una mala alimentación.

Pues bien, hoy ese caso vuelve a estar de máxima actualidad. ¿Por qué? Porque un juez ya ha dictado sentencia. Les ha condenado a pena de cárcel.

Todos los datos a continuación.

El escenario de los hechos

Como quizás recuerdes, Bélgica es el lugar donde se ha desarrollado toda esta trágica historia que finalizó con la muerte del bebé. No obstante, ahora ha llegado el momento de depurar responsabilidades y así lo ha hecho un juez del país.

El fallecimiento del bebé por culpa de la dieta sin lactosa y sin gluten

La dieta sin lactosa y sin gluten que los padres impusieron a su hijo Lucas fue la que propició que muriera desnutrido. Y es que cuando ingresó en el hospital, donde acabó falleciendo, pesaba únicamente 4,3 kilos, solo un kilo más que cuando nació. Pero no solo eso. Además, la autopsia realizada viene a indicar que el bebé tenía la mayoría de sus órganos “reducidos a la mitad” por culpa de la falta de nutrientes, vitaminas y demás elementos que necesitaba para crecer y desarrollarse adecuadamente.

El juicio

Estos días es cuando se ha estado llevando a cabo el juicio contra los progenitores citados. En el mismo, donde se ha puesto sobre la mesa todo el caso, se ha venido a dejar patente que son los responsables de la muerte. Y lo son porque, por su propio criterio y sin contar con ningún tipo de informe médico, decidieron que en la alimentación de su hijo no debía estar presente ni la lactosa y el gluten. Dedujeron que era intolerante a ambos y así comenzaron a darle productos que ellos mismos venden en su tienda de dietética natural.

Eso supuso, en concreto, que Lucas tomara productos con quinoa, leche de alforfón o arroz, según distintos medios de comunicación belgas, como sustitución de los citados.

La sentencia

Mieke Butstraen. Este es el nombre del juez que ha estado al frente de este proceso judicial y que ahora ha dictado sentencia. La misma viene a condenar a seis meses de prisión a los padres del bebé fallecido. Los envía a prisión por considerar que la muerte del pequeño fue fruto de la “oferta sistemática de alimentos que no eran adecuados”. Palabras textuales de esa autoridad que han sido recogidas en el pertinente fallo y que han aparecido en diversos medios de comunicación internacionales, como sería el caso de “The Independent”.

Polémica

Un gran polémica es la que se ha generado en Bélgica y en todo el mundo por este caso, que ha suscitado un enorme interés. Precisamente por eso, ahora la sentencia con la que ha concluido ha generado controversia.

Por un lado, se encuentran quienes consideran que la condena de seis meses de cárcel es acertada. Pero, por otro, han surgido numerosas voces de ciudadanos de a pie que consideran que la misma se queda corta, pues los padres son los responsables de que un niño haya perdido la vida.

El juez, sabiendo que podía producirse revuelvo por esa condena, no ha dudado en manifestar el motivo de la misma, de que sea únicamente de medio año de prisión. Así, se ha hecho público su argumentación al respecto. En concreto ha venido a indicar que se ha mostrado indulgente con los progenitores porque “está claro que han sido severamente castigados porque van a tener que seguir con su vida sabiendo que son responsables de la muerte de su hijo, a quien verdaderamente querían”.

Ahora los condenados, que han manifestado que si dieron esa dieta al pequeño era porque creían que era lo mejor y no porque desearan hacerle ningún daño, tienen “la pelota en su tejado”. Con esto a lo que nos referimos es a que pueden apelar la sentencia. No obstante, lo más probable es que no lo hagan precisamente porque el juez les ha establecido una condena mínima de cárcel.

¿Qué opinas tú acerca de cómo se ha resuelto este caso? ¿Crees que es suficiente la pena que se les ha impuesto o estás a favor, como numerosos ciudadanos, de que debería haber sido mayor?

Síguenos en Facebook y estarás al día de todas las novedades que vayan surgiendo a los casos más importantes a nivel mundial relacionados con bebés.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias