Cuidados del Bebé

Consejos para proteger a tu hijo del sol

Cómo proteger a tu hijo del sol
0 Comentar

Las altas temperaturas parece que han llegado ya para quedarse. De ahí que estemos pensando en nuestras vacaciones de verano e incluso que hayamos comenzado a ir con los niños a la playa o a la piscina. Si tú lo estás haciendo, te interesa seguir leyendo. ¿Por qué? Porque te vamos a dar a conocer algunos consejos para proteger a tu hijo del sol.

En concreto, con nuestras recomendaciones evitarás que sufra una lipotimia o que se dañe la piel de manera severa. Toma nota y llévalas a la práctica en pro de su salud.

Protector solar

Lo primero y más importante es que no dudes en comprar el protector solar más adecuado. El que garantizará que su piel estará cuidada y que no se verá ni enrojecida ni quemada por culpa del astro rey.

Es importante que confíes en marcas de referencia para niños y no en cualquier producto de corte similar que esté a la venta. Además, tendrás que elegir el que mejor se ajuste a las características que tiene la piel de tu hijo, como puede ser su tono más o menos blanco.

Por supuesto, es necesario que seas consciente de cómo utilizar ese protector de manera adecuada:

  • Cuando vayáis a acudir a la playa o a la piscina, es necesario que le apliques el mismo por todo su cuerpo al menos media hora antes.
  • Una vez en ese citado lugar, procede a volver a echarle el protector cada dos o tres horas.
  • Extiéndeselo bien por todo el cuerpo y también por la cara, para que así no le queden zonas desprotegidas.

Cuidado con la exposición al sol

De la misma manera, es necesario que controles mucho la exposición al sol de tu hijo. Es decir, es fundamental que no le dejes mucho tiempo bajo ese astro porque eso le puede repercutir de manera negativa.

Además, no te olvides que si tu hijo es menor de 3 años no lo puedes poner directamente bajo el sol. Tendrás que tenerle siempre, en la playa o en la piscina, bajo la sombrilla de turno.

Vestuario adecuado

Si importante es tener en cuenta los consejos ya citados, no lo es menos hacer lo propio con el que ahora te presentamos. En concreto, lo que te decimos es que debes vestir a tu hijo de manera adecuada para disfrutar de un día al aire libre durante este verano:

  • Si el niño tiene la piel muy blanca o es muy pequeñito, opta por colocarle una camiseta encima de su bañador o bikini. Esa prenda le protegerá más de las radiaciones.
  • Debes ponerle una gorra o un sombrero para que el sol no le dé directamente sobre la cabeza.
  • Ni que decir tiene que, por supuesto, será imprescindible que le compres unas gafas de sol. Gracias a esa cuando estéis disfrutando de una jornada playera o piscinera te garantizarás que sus ojos están protegidos.
  • Asimismo, no te olvides tampoco de adquirirle unas cangrejeras o un calzado similar. De esta forma, sus pies no solo no se quemarán sino que tampoco se clavarán ningún objeto.

Sol

Hidratación, hidratación y más hidratación

Todas las indicaciones dadas hasta el momento son fundamentales, pero también lo es esta otra. Básicamente lo que te venimos a exponer con la misma es que es necesario que prestes atención a la hidratación de tu hijo, en pro de que no pueda sufrir ninguna lipotimia ni problema similar. Para eso es necesario que sigas estas pautas:

  • Lleva contigo agua, que deberás darle a tu pequeño cada cierto tiempo, aunque no la pida. Es importante que se refresque y se hidrate interior y exteriormente, ya que es la forma de que su organismo funcione adecuadamente.
  • Además de la citada bebida, también puedes optar por otorgarle alimentos que contribuyen a una buena hidratación, que son refrescantes y que les encantan. Nos referimos, por ejemplo, a frutas como la sandía o el melón.

Otras recomendaciones

Si los anteriores consejos son esenciales en pro de cuidar y proteger a tu hijo del calor y del sol, también lo son estos:

  • No se te ocurra estar en la playa o en la piscina con el pequeño en las horas centrales del día porque son las más peligrosas. Nos referimos a las que están entre las 12 y las 17 horas.
  • A la hora de comprarle unas gafas de sol hazlo en una óptica, ya que es necesario que sean homologadas. En caso contrario, podrías causarle un grave daño en los ojos.
  • Si tiene muchas pecas en su cuerpo, obsérvalas y acude de manera inmediata al médico si ves que cambian de forma o tamaño.

Síguenos en Facebook y conocerás otras recomendaciones que te serán de gran ayuda en pro del cuidado de tu pequeño.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias