Embarazo

Ectasia piélica fetal. ¿Qué es?

ectasia piélica fetal
Ecografía para detectar la ectasia piélica fetal
0 Comentar

Las numerosas ecografías, análisis y pruebas que se le realizan a la mujer durante el embarazo tienen el objetivo de poder tener bajo control el mismo. Pero no solo eso, también se llevan a cabo con el claro propósito de detectar cualquier anomalía o circunstancia extraña que se produjera. Y entre estas se encuentra lo que se conoce como ectasia piélica fetal.

¿Quieres saber en qué consiste? Te lo contamos a continuación.

¿Qué es?

Hidronefrosis. Así es como también se puede denominar a esta circunstancia que viene a determinar que el feto presenta una dilatación en el área por donde pasa la orina. Esa es debido a que cuenta con algún problema en lo que son los conductos excretores que salen del riñón.

Sus causas

A través de una simple ecografía es como el ginecólogo puede detectar que el bebé que viene en camino presenta la citada ectasia piélica fetal. Esta se puede producir por diversas causas que tienen su origen bien en la embarazada o bien en el propio feto:

  • En el primer caso, puede tener lugar porque la mujer que está llevando a cabo la gestación ha bebido en exceso.

  • En el segundo caso, podemos determinar que puede tener entre sus causas una circunstancia pasajera como un momentáneo mal funcionamiento de la vejiga o que, por ejemplo, tenga mucha orina.

Consecuencias de la ectasia piélica fetal

Si importante es conocer qué es esta dilatación, también lo es el tener claro qué consecuencias puede traer consigo la misma. En concreto, entre esas se destacan las siguientes que afectan directamente al pequeño que viene en camino:

  • Puede tener un riñón multiquístico.

  • El menor también puede tener insuficiencia renal crónica.

  • Cabe la posibilidad de que nazca con una fuerte infección urinaria.

  • No menos relevante es que se puede dar el caso de que posea una marcada obstrucción de lo que es la uretra.

  • De la misma manera, cabe la posibilidad de que el recién nacido presente cálculos en las vías urinarias.

  • Cuenta con reflujo vesico-ureteral, que trae consigo que la vejiga vacíe la orina tanto hacia el riñón como hacia el uréter y la uretra.

Pruebas básicas en el nacimiento

Una ecografía a los pocos días de vida suele ser la principal prueba que se le realiza al bebé en pro de poder conocer el estado de su hidronefrosis. No obstante, si la situación se mantiene y es grave los doctores podrán recomendar llevar a cabo otro tipo de exámenes, en pro incluso de tener la mayor información posible en caso de tener que intervenir de manera quirúrgica.

En concreto, podemos determinar que se puede tomar la decisión de realizarle desde gammagrafía hasta renograma isotópico, por ejemplo.

Otros datos de interés

Además de todo lo indicado, se hace necesario proceder a conocer otra serie de aspectos relevantes de la ectasia piélica fetal. En concreto, nos estamos refiriendo a cuestiones como estas:

  • Se considera que aparece en el 4 % de los embarazos.

  • No hay que pasar por alto que se considera que es más frecuente que se produzca en niños que en niñas. De la misma manera, las cifras que se manejan en cuanto a esta situación vienen a indicar que es más habitual que tenga lugar en el lado izquierdo del cuerpo que en el derecho.

  • Si la dilatación es menor a 7 milímetros se considera normal y si está entre los 7 y los 9 milímetros será leve. En el caso de que esté entre los 9 y los 15 milímetros será moderada y si supera los 15 milímetros será grave.

  • En la gran mayoría de los casos, hay que exponer que la citada ectasia se mantendrá sin cambios o se solucionará en lo que es el periodo neonatal. Sí, lo habitual es que se resuelva sin problemas durante los primeros meses de vida del pequeño.

  • Aunque la ecografía durante el periodo de gestación es fundamental para poder detectar este problema, lo cierto es que en ese momento poco más se puede hacer aparte del seguimiento y de estar precavidos. Será después del nacimiento del bebé cuando los doctores lo examinen a fondo, le realicen las pruebas pertinentes y tomen las medidas correspondientes en pro de su buen estado de salud.

A grandes rasgos, estos son los datos más relevantes que te podemos otorgar acerca de la ectasia piélica fetal. ¿La conocías? ¿La ha sufrido alguno de tus hijos?

Síguenos en Facebook y estarás al día de numerosas circunstancias que pueden producirse en relación a tu bebé tanto durante el embarazo como después del nacimiento.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias