Embarazo

Sudores nocturnos en el embarazo. Todo lo que necesitas saber

Sudores nocturnos en el embarazo
0 Comentar

Numerosos y variados son los síntomas a los que tienen que hacerle frente las mujeres que esperan un hijo. No obstante, ahora queremos centrarnos en lo que se conoce como sudores nocturnos en el embarazo.

Sí, se trata de una circunstancia muy frecuente entre las futuras mamás que, como es de imaginar y entre otras muchas cosas, les provoca problemas y dificultades para conciliar el sueño además de incomodidad.

A continuación, todos los datos más relevantes acerca de esa situación.

¿Por qué se produce?

Los cambios hormonales a los que se enfrenta la mujer cuando está esperando un bebé son los principales responsables de que sude mucho más que cuando no estaba embarazada. Sudor que, en numerosos casos, se acentúa sobre todo por la noche.

Unas alteraciones de las hormonas las citadas que propician que la mujer vea cómo aumenta su temperatura corporal y su flujo sanguíneo dando lugar a ese exceso de sudor.

No obstante, también es causa responsable de ese síntoma el que durante los nueve meses tenga que hacerle frente a lo que se conoce como retención de líquidos. Una “problemática” esta que para resolver, el cuerpo toma distintas medidas y una de esa pasa por el incremento del sudor. Sí, porque este se considera que pueda eliminar el exceso de líquidos que se van acumulando.

¿Cómo actuar ante los sudores nocturnos en el embarazo?

Las mujeres que sufren este síntoma que nos ocupa no dudan en manifestar que se sienten incómodas por el mismo y, sobre todo, por el olor que pueden desprender. Eso sin pasar por alto que les dificulta el poder dormir adecuadamente. Ante todo eso, lo que deben hacer es tomar ciertas medidas tales como estas:

  • Es importante que antes de irse a descansar al cuarto, se preocupen en que el mismo esté a una temperatura adecuada para conciliar el sueño y para que no tengan calor. Condiciones estas que deben mantenerse durante toda la noche.
  • No menos relevante es que es imprescindible que se vayan a dormir con prendas cómodas, que sean transpirables y que estén confeccionadas con materiales tales como el lino o el algodón. Y es que estos les cuidarán la piel y no les harán sudar.
  • Es fundamental que tengan a mano, en la mesita de noche, una botella de agua. Así, en cualquier momento que lo necesiten, podrán beber para evitar deshidratarse y poder hacerle frente al calor que puedan sentir.
  • Si fuera necesario también es recomendable que cuenten con un abanico cerca.
  • También es vital que opten por comprar ropa de cama de algodón, que les aportará menos calor.
aliviar los sudores nocturnos en el embarazo
Numerosos consejos para aliviar los sudores nocturnos en el embarazo

Medidas durante el día

Si durante la noche se hace necesario llevar a cabo una serie de trucos para luchar contra los sudores nocturnos, también hay que actuar durante el día. En este caso, nos estamos refiriendo a que es vital acometer estas acciones:

  • Beber como mínimo entre 1,5 y 2 litros de agua diarios.
  • Hay que evitar subir de peso de manera descontrolada.
  • La embarazada deberá ducharse las veces que necesite y considere adecuadas para sentirse fresca y limpia.
  • En cuanto al uso de productos de higiene personal, se aconseja apostar por lo que están recomendados para el embarazo porque cuidan y protegen de modo especial la piel.

Otros datos a tener en consideración

Además de todo lo indicado, no podemos pasar por alto el conocer otra serie de aspectos relevantes acerca de los sudores nocturnos durante el embarazo. Nos estamos refiriendo a cuestiones como estas:

  • Suelen aumentar o hacerse más notables en lo que es la recta final de la gestación, sí, durante el tercer trimestre.
  • Hay que establecer que otra de las características más notables de este síntoma es que el sudor además de ser mayor en cantidad también lo es en olor. Es decir, que el “aroma” que desprende es más fuerte y consistente.
  • Usar desodorantes demasiado “agresivos” puede empeorar el problema de los sudores nocturnos.
  • El estrés o la ansiedad por el parto y el cuidado del bebé que viene en camino pueden incrementar el síntoma que estamos abordando.
  • Se debe vestir con ropa holgada, pues la que está demasiado pegada al cuerpo, especialmente si no es de tejido natural, aumentará la sudoración e incluso la irritación de la piel.
  • En el caso de que se tengan dudas respecto a cómo actuar ante los sudores nocturnos, una buena opción es que la mujer consulte a su doctor. Quizás este pueda establecer pautas que le ayudarán enormemente.

Síguenos en Facebook y conocerás otros síntomas del embarazo así como sus causas o las mejores maneras para poder hacerles frente.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias