Noticias

La ejemplar reacción de una madre cuando una mujer ofende a su hijo enfermo

Madre con su hijo enfermo
0 Comentar

Por regla general, el ser humano tiene educación, respeto y, sobre todo, humanidad con los demás. No obstante, está claro que hay hombres y mujeres que carecen de todos esos valores a tenor de lo que hoy hemos conocido. Se trata de un caso que ha llevado a una madre a tener que reaccionar de manera ejemplar cuando una desconocida ha ofendido a su hijo enfermo.

¿Quieres descubrir la historia y todo lo que ha sucedido? Te lo contamos a continuación.

¿Dónde ha tenido lugar?

En Canadá es donde se ha producido este caso que ahora te vamos a exponer que, desde luego, viene a demostrar la poca sensibilidad y empatía de ciertas personas.

Los protagonistas

En concreto, podemos determinar que son tres las figuras en torno a las cuales gira la historia:

  • Jameus, un pequeño de 2 años de edad que sufre una extraña enfermedad llamada Hirschsprung que provoca el mal funcionamiento de su colon. Situación que se traduce en que cuenta con estomas en los que lleva colocados bolsas para que le puedan facilitar la digestión, por ejemplo. Los estomas son aberturas que se crean de manera quirúrgica para permitir así que el cuerpo pueda eliminar los residuos.
  • Dallas Lynn, la madre del menor. Una mujer esta que se ha visto en la necesidad de actuar con educación ante la ofensa de una otra fémina hacia hijo, demostrando así sus buenos modales y su saber estar.
  • Una desconocida, ya anciana, que no dudó en manifestarse molesta y asqueada por las bolsas que llevaba el pequeño.

Los hechos

Hace unos días fue cuando tuvieron lugar los hechos que ahora nos ocupa. En concreto, Dallas y su pequeño acudieron a un supermercado para realizar unas compras de última hora que necesitaban. Adquirieron los productos y se encaminaron a las cajas para pagar. Eligieron una y se pusieron en la cola, como los demás presentes.

Allí fue donde una desconocida dejó patente su falta de respeto y humanidad. Y es que esta señora, por llamarle así, al ver las bolsas que el menor necesita llevar llegó a manifestar en voz alta, literalmente, “¿por qué en el mundo le dejaría que alguien le hiciera eso?”.

Dallas, con toda la serenidad del mundo y sin entrar en demasiados detalles, le contestó. En concreto, le expuso a la mujer que el colon del niño no ha llegado a formarse por completo. Por eso, necesita esas bolsas en los estomas, bolsas que, como la mamá ha reconocido, normalmente su hijo lleva ocultas bajo la ropa pero el día de los hechos habían quedado a la vista.

La reacción de la madre

Después de la explicación de la progenitora, cualquier persona creería que la desconocida habría entendido la situación y se habría callado e incluso habría pedido disculpas. Sin embargo, no fue eso lo que sucedió. Exactamente lo que pasó fue que esa anciana no dudó en decirle a Dallas que las bolsas de Jameus eran repugnantes y le pidió que le bajara la camiseta para no verlas.

Ante esa acción, ¿cómo se comportó Dallas? Mucho más educada que la mujer que tenía delante. Simplemente le dio las buenas noches y la obvió. Un gesto que hizo que esa no dudara en cambiarse de caja para abonar sus compras.

Lo ocurrido con su hijo enfermo, en las redes sociales

Aunque la madre actuó con serenidad y no se dejó llevar por los sentimientos que tenía en ese momento, lo cierto es que luego no ha dudado en compartir lo sucedido en su perfil de Facebook. Ha querido contarlo para concienciar al mundo de que hay que ser respetuosos y tener humanidad con las personas enfermas, que hay que mostrar empatía.

Así, ha escrito el siguiente mensaje:

“Cuando mi hijo tenía 2 semanas, su colon se rompió. Lo dejó con una infección que casi lo mató. Su estoma le salvó la vida. Hay una gran probabilidad de que tenga esto para el resto de su vida y si lo hace, será mi trabajo enseñarle una imagen de su cuerpo positiva. Será mi trabajo enseñarle a amarse a sí mismo y a sus bolsas (…) Tendré que hacerle ver lo que esa mujer no entiende y es que cuando mi hijo se le ve sano no es diferente a los otros niños de su edad. Corre, juega, nada y va a la guardería. Cuando se le ve sano no se sabe que ha tenido más de 20 cirugías y tratamientos. No sabes qué será de su futuro. No sabes que tiene dolores en casa y tratamientos dos veces al día. Tú no sabes que cada día un catéter se pone en su estoma para “alimentar” las esperanzas de que crezca su colon. Él es mi corazón, es tan gracioso y lleno de personalidad. Es dulce, cariñoso y amable y también una pequeña bola de fuego.

Por favor, sea amable y elija sus palabras sabiamente, especialmente si va a comentar algo que no le incumbe. Todo el mundo está luchando por una batalla de la que no sabe usted nada y mi hijo está ganando la suya”.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias