Nutrición

¿Problemas de sobrepeso en el embarazo? Claves para la alimentación

Sobrepeso en el embarazo
0 Comentar

Numerosas son las mujeres que, además de los correspondientes síntomas del embarazo, tienen problemas de sobrepeso. Una situación esta que requiere tomar medidas de manera inmediata en pro de su salud y de la del bebé. Así debe ser cuando el médico considera que la gestante está cogiendo más peso del recomendable. Y es que si no se pone freno a la situación pueden tener lugar hechos que compliquen la gestación tales como diabetes gestacional o incluso preeclampsia.

Si tú te encuentras ahora en esa tesitura, te puede resultar útil el artículo que tienes ahora delante y es que en el mismo te vamos a dar una serie de pautas importantes en materia de alimentación. Gracias a esas conseguirás llevar a cabo una dieta sana, completa y equilibrada que hará que mejore tu peso:

Pautas iniciales

Antes de comenzar a establecer recomendaciones en materia alimentaria, se hace imprescindible tener en cuenta varios consejos importantes:

  • Por regla general, lo que se aconseja es que una embarazada coja un peso de entre 11 a 16 kilos, aproximadamente. De manera general, lo habitual es que durante el primer trimestre se cojan entre 1 y 2 kilos mientras que en el segundo y tercer trimestre se puede llegar a engordar hasta medio kilo por semana.
  • La mujer que antes de quedarse en estado ya tenía sobrepeso, es recomendable que durante esos nueve meses no ponga más de 11 kilos.
  • En el caso de la fémina que cuando se quedo embarazada ya contaba con obesidad, lo aconsejable es que durante la gestación no engorde más de 7 kilos.
  • Las mujeres que, por otra parte, estaban por debajo de su peso recomendado al quedarse en estado pueden llegar a alcanzar hasta los 18 kilos.

¿Cuántas comidas al día?

Partiendo de todo lo expuesto y teniendo claro que hay que hacerle frente al sobrepeso durante la gestación, empezamos con los consejos sobre la alimentación en ese periodo. Y el primero y uno de los más importantes es que la futura mamá tiene que realizar cinco comidas al día: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena.

No debe saltarse ninguna, porque es la manera de que el hambre esté controlada. Sí, de que no llegue a una comida con unas ansias voraces porque lleva bastantes horas sin tomar nada. Eso hará que coma de manera exagerada.

Fuera la comida basura

Como es de imaginar, una de las reglas de oro es que la mujer deje de lado por completo lo que es la comida basura. Esta no le aporta nada positivo, todo lo contrario, muchas calorías y grasas a su organismo. Por eso, debe optar por olvidarse de hamburguesas y pizzas o similares.

Y de la misma manera, también tiene que hacer lo propio con lo que es todo el conjunto de bollería industrial y de dulces.

Los métodos de cocción

De la misma manera, no podemos pasar por alto que otro de los pilares fundamentales en cuanto a la alimentación durante el embarazo es vigilar los métodos de cocción. En este caso, nos estamos refiriendo a que es esencial que apueste por los más saludables. ¿Cuáles? A la plancha, al vapor e incluso al horno frente a lo que son las frituras.

Otras recomendaciones

Además de los consejos indicados, tampoco hay que pasar por alto el acometer otra serie de acciones en pro de una dieta saludable:

  • Las frutas y las verduras tienen que tener mucha presencia en la alimentación de la gestante. Aportan vitaminas y demás propiedades que son saludables, al tiempo que van asociadas a pocas calorías. Además, las frutas, por ejemplo, son una estupenda alternativa como tentempié a media mañana.
  • Hay que evitar las grasas saturadas como las que tiene el aceite de palma, las de origen animal o la margarina, entre otras. En ese caso, lo ideal es apostar por las no saturadas como la del aceite de oliva.
  • Vital es que se quite la absurda idea de que “tiene que comer por dos”. Eso es un falso mito que hay que desterrar en pro de la salud de la madre y del hijo.
  • Es importante beber mucha agua al día, entre 1,5 y 2 litros. De esta manera, entre otras cosas, el hambre se tiene a raya y se consigue una estupenda hidratación.
  • Asimismo, no hay que pasar por alto que la embarazada con sobrepeso es recomendable que realice ejercicio, salvo que esté llevando una gestación de riesgo. Caminar todos los días media hora, por ejemplo, le resultará realmente beneficioso.

¿Tomaste nota de estas recomendaciones?

Síguenos en Facebook y conocerás más consejos que te servirán de ayuda para poder llevar a cabo un embarazo realmente saludable.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias