Embarazo

Los peores síntomas del embarazo en verano

Embarazo en verano
Embarazo en verano
0 Comentar

El embarazo en verano tiene sus cosas positivas, como poder estar cómoda todo el día con vestidos fluidos, pero también va asociado a situaciones que empeoran. Sí, durante la época estival hay ciertos síntomas del periodo de gestación que parece que se acentúan simplemente porque las altas temperaturas de esas fechas no son aliadas.

¿Vas a pasar este verano embarazada? Si es así, sigue leyendo. Conocerás qué síntomas podrán ser menos llevaderos ahora para estar prevenida y para poder tomar las medidas más importantes:

Sofocos

Numerosas son las mujeres que están esperando un bebé y que afirman sentir que, de vez en cuando, sienten un notable sofoco o que se encuentran casi permanentemente en un estado de sofoco constante. Eso es debido, entre otras cosas, a que se considera que durante la gestación la temperatura corporal de las gestantes aumenta un par de grados.

Esa circunstancia unida a las cifras que alcanzar el mercurio en el verano incrementan la citada sensación. Por eso, será necesario tomar ciertas medidas en pro de contrarrestarla lo máximo que sea posible:

  • Hay que vestirse con prendas muy ligeras.
  • Es recomendable que la mujer beba mucha agua al día, al menos entre 1,5 y 2 litros.
  • Si hay que salir a la calle, lo recomendable es hacerlo a las horas donde el calor sea menos sofocante y llevar consigo siempre un abanico y una botella de agua.
  • Estando en casa lo ideal es que se tengan las persianas bajadas para evitar el sol y el calor. Si fuera necesario pues habrá que poner en marcha el ventilador o el aire acondicionado.
  • Es recomendable tomar alimentos frescos, tales como frutas y bebidas refrescantes que ayuden a sobrellevar la sensación de sofoco.

Hinchazón de piernas y pies

Otro de los síntomas más habituales durante el embarazo es la hinchazón de piernas y de pies que, por el calor, se incrementa durante la época estival. Y eso puede resultar realmente molesto tanto a la hora de moverse como de descansar e incluso de calzarse.

¿Qué hacer al respecto? Llevar a cabo medidas tales como estas:

  • A últimas horas del día, con el calor sea menos sofocante, hay que salir a caminar para mejorar la circulación sanguínea.
  • Cuando se esté en casa, es recomendable descansar y hacerlo con las piernas en alto.
  • Hay que beber mucha agua.
  • Una manera de aliviarse esa molestia será darse baños de agua fría en las piernas.
  • De la misma forma, no hay que vestir apretada así como llevar un calzado que resulte cómodo y que sea holgado. En este caso, una estupenda alternativa para estar por casa, por ejemplo, son las chanclas.
  • Es importante que la embarazada intente no pasarse mucho tiempo ni de pie ni sentada en la misma postura.
  • Cuando se esté en el hogar, es muy práctico realizar determinados movimientos circulares con los pies y las piernas e incluso con los dedos de los pies en pro de mejorar la circulación sanguínea.

Además se desaconseja que la futura mamá cruce las piernas, se recomienda que reciba masajes en las extremidades inferiores y a la hora de dormir debe hacerlo sobre su lado izquierdo. ¿Por qué esta última medida? Porque esa postura favorece notablemente la circulación entre el corazón y las piernas.

siesta y embarazo en verano
Siesta, medida clave para afrontar el embarazo en verano

Cansancio

Durante el embarazo, fundamentalmente en la recta final del mismo, es muy habitual que las mujeres se sientan casi permanentemente cansadas. Esto es debido al volumen y peso de su vientre, al hinchazón que puedan sentir e incluso a que no consiguen conciliar bien el sueño por la noche. Un síntoma ese que se acentúa durante el verano por las sofocantes temperaturas y también porque las mismas pueden traer consigo que sea realmente difícil dormir.

¿Cómo combatirlo? Mediante medidas y acciones como estas:

  • Es importante que la futura mamá tome alimentos que le puedan dar energía. Exactamente nos estamos refiriendo a los que son ricos, sobre todo, en vitamina C y en hierro. Además, es fundamental que evite las comidas copiosas, que le dificultarán la digestión, le darán la sensación de pesadez y le complicarán el poder conciliar el sueño.
  • También es una estupenda alternativa el poner en práctica técnicas de relajación.
  • Otra manera de poder hacerle frente al cansancio es haciendo algo de ejercicio moderado como puede ser salir a caminar, a últimas horas de la tarde, o bien a nadar, que es una propuesta ideal para la época estival.
  • Fundamentalmente es que ingiera la cantidad suficiente de agua, para evitar que sufra una deshidratación.
  • En verano y teniendo este síntoma que nos ocupa se hace indispensable que la embarazada se eche la siesta. Así descansará, tomará fuerzas y se recargará de energías.

Síguenos en Facebook y conocerás más consejos útiles para afrontar el periodo de gestación.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias