Noticias

El apellido paterno ya no será el preferente a partir del 30 de junio

apellido paterno
Apellido paterno deja de ser preferente al inscribir al bebé en el Registro
Comentar

El próximo día 30 de junio entra en vigor la reforma del Registro Civil. Y con esta un cambio notable en relación a la inscripción de los recién nacidos en el mismo. ¿Cuál? Que ahora el apellido paterno deja de ser el preferente. Sí, ahora serán los padres los que, mediante acuerdo, decidirán si en primer lugar su hijo llevará el apellido materno o el paterno.

Una medida esta que se considera que va a poner su granito de arena en pro del camino de conseguir la plena igualdad entre hombres y mujeres.

Sigue leyendo y conocerás todos los datos que merece la pena saber al respecto.

La medida sobre el apellido paterno

Un mes es el que queda para que se dé un significativo avance en materia de igualdad entre padres y madres en nuestro país. Y es que, como hemos mencionado, a partir del 30 de junio ya no será el apellido del progenitor el primero de los dos en el nombre del hijo. Hasta el momento era el preferente, pero eso se acaba. Ahora serán los progenitores los que deberán ponerse de acuerdo y decidir cuál de los dos apellidos va ocupar la primera posición.

Quedará ya en cada pareja los criterios que utilicen para tomar una postura al respecto. Así, al menos, se les da la posibilidad de que elijan y que lo hagan sin necesidad de tener que realizar un complejo trámite, como hasta ahora, en el caso de que sea el de la madre el primero.

El proceso

Según se ha venido a dar a conocer, desde que el pequeño viene al mundo sus padres van a tener un plazo de tres días para inscribirlo en el Registro Civil. Tres días en los que deberán acordar qué apellido irá primero y una vez decidido indicarlo adecuadamente en la solicitud de inscripción.

Todo hace prever que existirá consenso en la mayoría de las parejas. De ahí que desde la Dirección General de los Registros y del Notario del Ministerio de Justicia se haya expuesto que este cambio no se considera que vaya a suponer más trabajo ni que tampoco traiga consigo retrasos en el proceso.

¿Y si no existe acuerdo?

No obstante, hay que tener en cuenta que si los padres no logran llegar a un acuerdo en el plazo de esos tres días o directamente no indican el orden de los apellidos en la inscripción, será una tercera persona la que decida por ellos. ¿Quién? Será el encargado del Registro Civil el que lo haga.

Un individuo ese que podrá utilizar cualquier criterio que considere oportuno para apostar por una alternativa u otra. Así, podrá echarlo suertes, combinar los dos apellidos en distinto orden y decantarse por el que considere más armonioso, simplemente hacerlo por orden alfabético…

De ahí que es importante que los progenitores lleguen a realizar un consenso sobre qué apellido irá primero porque sino será un desconocido el que lo hará en su nombre. Y está claro que al ser algo importante para su hijo será mucho más recomendable que asuman su responsabilidad.

Otros datos de interés

A raíz de esta reforma que va a “revolucionar” el tema de los apellidos en nuestro país, cabe destacar otra serie importante de datos al respecto:

  • Desde el año 2000 sí se permitía en España que el apellido de la madre fuera el primero. No obstante, hasta ahora para poder conseguir que fuera así había que seguir una serie de trámites burocráticos. En concreto y por regla general, se exigía que los progenitores enviaran una declaración de mutuo acuerdo al respecto así como una solicitud al juez que estuviera al frente del correspondiente Registro Civil. De aceptarlo, ese orden afectaba a todos los descendientes de esa pareja.
  • Cuando una persona cumple la mayoría de edad, tiene la absoluta libertad para solicitar que se le cambien los apellidos de orden si lo estima oportuno. Una medida esta que puede decidir por muchos y variados motivos.
  • De la misma manera, no hay que olvidar que también la ley vigente permite que cualquiera pueda decidir unir sus dos apellidos como si de uno solo tratase. Una medida que se puede hacer para darle más originalidad a su nombre o simplemente porque no desea que, con las próximas generaciones, ninguno de esos dos se pueda perder.
  • Además de todo lo indicado también hay que tener en consideración que España es uno de los países donde aún cada persona tenemos el apellido de nuestro padre y de nuestra madre. Sí, porque en otros muchos rincones del planeta únicamente se lleva el del progenitor, como sería el caso, por ejemplo, de Estados Unidos.

¿Qué te parece este cambio que próximamente va a entrar en vigor?

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias