Educación

Motivos para no regalar un móvil por la Primera Comunión

móvil por la Primera Comunión
Móvil por la Primera Comunión
Comentar

Nos encontramos en plena época de celebraciones de Primera Comunión y eso está trayendo consigo que sean muchos los comentarios que sobre la misma están apareciendo publicados. Así, por ejemplo, el juez de menores Calatayud ha pedido mesura en el gasto que se realiza en el festejo. No obstante, también están surgiendo opiniones acerca de los presentes que les dan a los niños. En concreto, educadores y expertos han expuesto la necesidad de no regalar un móvil por la Primera Comunión.

¿Por qué consideran que no es lo acertado un smartphone? Básicamente porque hay una serie de motivos importantes al respecto:

Demasiado pequeños

A los 8 o 9 años es cuando los niños realizan la Primera Comunión. Una edad que se considera que es muy temprana para que empiecen a tener un smartphone. Y es que contar con un dispositivo de este tipo supone no solo responsabilizarse del estado del mismo sino también realizar un buen uso.

De la misma manera, hay quienes están en contra de comprarle al menor un móvil como regalo en este momento porque eso va a hacer que cambien sus rutinas. En concreto, lo que sucederá es que va a preferir dedicar más tiempo a navegar por la Red con ese, escuchar música o jugar a sus aplicaciones que a salir a la calle y jugar con sus amigos.

Por supuesto, hay que tener en consideración que disponer de un teléfono también le va a distraer de sus estudios y deberes.

Normas y obligaciones

Otra razón de peso es que, antes de presentarse en el banquete de la Primera Comunión con el móvil como regalo, es necesario que padres e hijo se sienten y hablen de las normas y obligaciones que hay que respetar con respecto al mismo. Esa será la manera de que se haga un uso adecuado y responsable del citado dispositivo.

En este caso, hay que establecer que no se empleara ni a la hora de comer ni a la hora de dormir, que solo se podrá utilizar durante un horario fijo, que no se tendrá al lado cuando se esté estudiando…Un sinfín de medidas que habrá que tomar y respetar pero, también hay que tener en cuenta, que el niño es pequeño y le puede costar aceptarlas y cumplirlas a rajatabla.

Conflictos

Precisamente porque a esa edad es muy temprano para que asuman, respeten y cumplan con las normas obligaciones establecidas con respecto al uso del móvil, surgirán conflictos en el hogar. Esto está prácticamente garantizado porque los padres y sus hijos se enfadarán y molestarán por situaciones referidas al citado dispositivo.

Los padres no son conscientes del esfuerzo que tendrán que realizar

En esta lista de motivos para no regalar un móvil en la Primera Comunión no podía faltar este otro. Con el mismo nos referimos a que hay padres que optan por comprarles a su hijo un smartphone sin tener en cuenta antes que el mismo va a requerir un esfuerzo por su propia parte. Sí, porque será necesario establecer las normas y las pautas citadas. Pero no solo eso, también resultará imprescindible que lleven a cabo otras medidas importantes:

  • Deberán vigilar que el pequeño cumple con todo lo acordado.
  • Será necesario que se sienten con el menor y le expliquen los peligros que existen respecto a subir fotografías personales a las redes sociales, a dar información familiar, a relacionarse con extraños mediante la Red…
  • No menos importante es que deben activar los parámetros de control parental que consideren oportunos, en pro de conseguir que su hijo no pueda acceder a páginas inadecuadas. Con esto nos referimos no solo a web pornográficas sino a cualquier otro contenido que no sea apto para menores.

Otras razones en contra

Además de todo lo indicado, hay que establecer que quienes optan por considerar que el móvil no se les debe regalar en la Primera Comunión lo hacen sustentándose en otras razones como estas:

  • Se considera que, según la OMS, una sobreexposición a las ondas electromagnéticas de este dispositivo puede traer consigo en el menor desde irritabilidad hasta alteraciones en el sueño.
  • Tampoco hay que olvidar que pueden comenzar a dejar de lado lo que es quedar con los amigos, salir al parque, leer o divertirse con la familia. Y es que puede preferir hacer uso del teléfono móvil.
  • En relación al punto anterior, se encuentra el hecho de que aumentan los riesgos de que el menor en cuestión tenga problemas de obesidad.

¿Estás de acuerdo con todos esos motivos expuestos?

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias