Noticias

Niña operada de urgencia al tragarse la pieza de un fidget spinner

Atragantada por un fidget spinner

Como ya te dimos a conocer estos pasados días, hay un juguete que se ha puesto de moda en todo el mundo y que está causando auténtico furor entre los más pequeños. Nos estamos refiriendo al fidget spinner, un dispositivo giratorio que, parecer ser, tiene como objetivo conseguir que quienes sufren TDAH puedan estar más relajados y concentrados.

Sea como sea, lo cierto es que no hay niño que no tenga uno de estos artículos o que no lo esté pidiendo ya a sus padres. Pero estos adultos deben estar vigilantes al respecto y saber si es recomendable o no para sus hijos. Y es que solo hay que conocer que ahora una niña ha tenido que ser operada de urgencia al tragarse una pieza de dicho dispositivo.

A continuación, todos los detalles.

Las protagonistas

En Texas (Estados Unidos) es donde se ha producido esta historia que, aunque se ha saldado de manera positiva, podría haberse convertido en una tragedia. De ahí que se haya dado a conocer a través de redes sociales y medios de comunicación, centrándose en las dos protagonistas del caso:

  • Britton, la niña que tenía un juguete como el que nos ocupa y que, por intentar limpiarlo, se tragó una pieza que le ha podido costar la vida.
  • Kelly Rose, la madre de la pequeña, que actuó de la manera más rápida posible para salvar a su hija y que ahora ha alertado a otros padres de los peligros del spinner.

Surge el problema: se traga una pieza del fidget spinner

Hace unos días fue cuando sucedió todo. Madre e hija iban en el coche familiar de vuelta a casa, después de la clase de natación de la menor, cuando la tragedia hizo de aparición. La adulta, de pronto, observó por el espejo retrovisor que su hija estaba roja, que echaba espuma por la boca y que no podía respirar.

De manera inmediata, frenó el coche y salió fuera para poder ayudar a la pequeña. Esta, como pudo, le indicó que estaba limpiando su fidget spinner y que se la había tragado una pieza mientras lo sujetaba con la boca. De ahí que la mamá intentará aplicar la conocida maniobra de Heimlich, pero sin éxito.

¿Qué hizo? Poner en marcha el vehículo y trasladarse rápidamente al hospital más cercano.

Corriendo al hospital

Nada más llegar al servicio de urgencias del centro médico, los doctores atendieron a la menor por asfixia. No obstante, el hecho de que no pudieran localizar la pieza que se había tragado, llevó a que la trasladaran al Hospital Infantil de Texas en ambulancia.

Una vez allí, mediante la pertinente ecografía, consiguieron encontrar en el cuerpo de la paciente el disco que le estaba produciendo esa notable dificultad para respirar. Estaba atascado en el esófago e intentaron varias alternativas para conseguir sacarlo, no obstante, no funcionaron.

Operación de urgencia

Dada la gravedad en la que se encontraba Britton y que nada de lo que habían hecho, había logrado sus frutos, los doctores tomaron una decisión. Le comunicaron a la madre que era imprescindible operarla, era urgente, para evitar que la situación se volviera mucho más complicada.

De ahí que, tras hacer uso de anestesia general, la menor fue llevada al quirófano donde, mediante una endoscopia, se pudo al final atrapar la pieza del fidget spinner y retirarla del cuerpo de la pequeña. Esta afortunadamente está ya perfectamente de salud, aunque sigue recuperándose del susto que ha sufrido y que le podría haber costado la vida.

asfixia por fidget spinner
La niña junto a su madre afectada por el fidget spinner

Alerta a los padres

La madre de esta niña, Kelly Rose, no ha dudado en hacer uso de su perfil en la red social Facebook para contar lo que han vivido debido al juguete de moda. Y es que considera que es la manera que tiene de alertar a otros padres sobre la peligrosidad que entraña ese artículo. Por eso, ha publicado un mensaje narrando todo lo sucedido y dejándoles a esos el siguiente comentario:

“Deseo ofrecer unas palabras de prudencia a los padres. Los fidget son la moda actual, por lo que se distribuyen ampliamente. Los niños de todas las edades pueden conseguirlos, pero no todos esos vienen con advertencias de edad. Los casquillos se salen fácilmente, así que si tienen hijos menores, menores de 8 años, tengan en cuenta que estos juguetes presentan un posible riesgo de asfixia”.

Su publicación ha generado numerosas respuestas, tanto respaldando a esta madre como destacando la “irresponsabilidad” de su hija. Entre las más significativas hay algunas como estas:

  • “No culpes al objeto. Tal vez lo que hay que hacer es no ponerse en la boca productos no comestibles o insalubres. Se hace necesario el sentido común”.
  • “Gracias por compartir. Acabo de comprar ese chisme para mi hija y nada más caerse al suelo se ha desprendido el círculo de goma”.
  • “Está muy claro que lo primero es que tu hija no se lo hubiera puesto en la boca”.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias