Noticias

Descubre que es adoptada y, a los dos días, encuentra a su madre biológica

Descubre que es adoptada y conoce a su madre biológica
0 Comentar

La vida parece que nunca deja de sorprendernos y la realidad en más de una ocasión nos muestra que supera la ficción. Buena muestra de eso es el caso que ahora ha saltado a los medios de comunicación de todo el mundo. Nos estamos refiriendo al de una mujer que descubre que es adoptada y, a los dos días de averiguarlo, consigue encontrar a su madre biológica.

¿Quieres ahondar y obtener más información sobre la situación que te hemos planteado? Sigue leyendo, todos los datos a continuación.

¿Dónde ha sucedido?

Estados Unidos es el escenario de este caso que consigue enternecer y emocionar porque gira en torno a los sentimientos y al vínculo afectivo entre madre e hija.

Los protagonistas

Dos son las figuras centrales que tienen protagonismo en los medios de comunicación actuales debido a que su historia ha procedido a darse a conocer en todo el mundo:

  • Sharon Glidden, la mujer de 52 años que recientemente descubría que era adoptada y que, desde ese momento, puso todo su empeño en poder conocer a su madre biológica.
  • Donna Pavey, una fémina de 70 años que ahora ha podido hacer realidad su sueño: conocer a la hija que tuvo que dar en adopción medio siglo atrás.

El origen de la historia

Al año 1965 hay que remontarse en el tiempo para poder descubrir el origen de este caso que no deja indiferente. Y es que fue en ese momento cuando una joven Donna, porque así lo consideraron sus padres, tuvo que dar en adopción a la recién nacida que había tenido, a Sharon. Sus progenitores creyeron que esa era la mejor opción porque tenía poca edad para poder hacerle frente al cuidado de un bebé.

Así tuvo que aceptar lo que prácticamente habían decidido por ella, pero, dentro de lo que era posible, se sintió tranquila al saber que su pequeña iba a ser adoptada por una pareja que parecía de lo más normal y con ganas de darle todo el amor del mundo.

Descubre que es adoptada

Durante toda su vida, como no ha dudado en reconocer, Sharon creció feliz y con todos los mimos y cuidados por parte de sus padres adoptivos, Edga Gallon y Theodore Hotaling. Lo hizo sin saber que no eran sus progenitores biológicos, porque esos no consideraron que debían darle esa información. Prefirieron centrarse en cuidarla, en atenderla y hacer todo lo posible porque fuera una persona feliz, con todas sus necesidades cubiertas y con una buena educación.

Sin embargo, cuando sus papás fallecieron, la mujer parece que se sintió sola y decidió buscar los orígenes de su familia, porque siempre había pensado que esa era muy pequeña. Así, a través de una página web donde se podía crear el árbol genealógico y tras una prueba de ADN, descubrió algo inesperado: era adoptada.

Un hallazgo ese que, además, poco después fue corroborado por su tía de Nueva York que no quiso mentirle cuando le preguntó.

Encuentra y conoce a su madre biológica

El saber de una adopción podría haber provocado muchas reacciones según cada personal. Sin embargo, en el caso de Sharon fue realmente positiva. Primero, porque no reprochó la actitud de sus padres adoptivos respecto a no haberle contado nada y segundo, porque lo que hizo fue tomar medidas para encontrar a su madre biológica.

Así, comenzó a recabar pistas y datos que le llevaron a descubrir que la mujer que le había dado a luz seguía viva, que tenía 70 años y que contaba con más hijos. Después, no dudó en hacer uso de las redes sociales, concretamente de Facebook, para encontrarla y lo logró. En concreto, el primer contacto entre madre e hija fue a través de esa página web que les sirvió para concertar una cita. De esta forma, pocos días después de averiguar que era una niña adoptada, no dudó en viajar seis horas en coche hasta el hogar de su madre biológica.

El encuentro, como es de imaginar, fue muy especial y mágico. Las dos mujeres podían abrazarse después de tantos años separadas y desde ese momento ya no quieren volver a estar lejos una de la otra. Buena muestra de eso es que, parece ser, Sharon tiene previsto hacer una mudanza para poder comenzar a vivir más cerca de su madre y, dentro de lo posible, poder recuperar el tiempo perdido.

La madre biológica, por su parte, está feliz porque, como ha manifestado una de sus otras hijas, siempre parecía que sentía que le faltaba algo, pero ahora ese algo está ya a su lado.

Síguenos en Facebook y conocerás más noticias sobre padres e hijos que se hagan virales por distintos motivos.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias