Educación

¿Cómo actuar ante las malas notas de tu hijo?

Malas notas
Malas notas y medidas para tomar
0 Comentar

Igual que es importante la salud de los pequeños, también lo es su educación, que preocupa mucho a los padres. Y eso es lo que te puede estar sucediendo a ti en estos momentos. Sí, porque no sabes cómo actuar las malas notas de tu hijo.

En ese caso, merece la pena que sigas leyendo, ya que te vamos a dar a conocer varias recomendaciones sencillas pero útiles al respecto. Nos estamos refiriendo a algunas como estas:

Nada de gritos

Lo primero y más importante es que tengas claro que cuando llegue a casa y enseñe las notas, no te pongas a gritar ni a lanzar improperios. Eso no sirve de absolutamente nada. Si optas por perder los nervios e incluso le insultas estarás cayendo en una espiral de sinsentidos.

Lo que tienes que hacer es respirar hondo, mantener la calma y sentarte a hablar con tu hijo, para que te explique qué ha sucedido, para que tú le digas qué medidas se van a tomar al respecto y también para mostrarle tu apoyo de cara a que no se vuelva a repetir.

Encontrar la causa de las malas notas de tu hijo

Para poder precisamente establecer medidas que puedan conseguir que no vuelva a tener malas notas, hay que dar con las causas de las mismas. Para eso, realiza tu propio análisis, consulta también a sus profesores y, por supuesto, habla con tu hijo para que te dé su propia visión.

En concreto, entre los motivos de sus suspensos suelen tomar especial relevancia los siguientes:

  • Está sufriendo un momento complicado personal, como pueden ser problemas en el hogar, falta de motivación, dificultades de aprendizaje, ser víctima de acoso escolar
  • No tiene hábitos de estudio ni sabe cómo estudiar, por lo que necesitará ayuda.
  • Cuenta con una baja autoestima, por distintas circunstancias. Eso hará que deba contar con el respaldo necesario para cambiar ese concepto que tiene de sí mismo.
  • No tiene interés en estudiar ni se esfuerza, debido a muy diversos motivos o ideas que tiene en su mente.
habitos de estudio y malas notas
Hábitos de estudio necesario para acabar con las malas notas

Se empático

También es necesario que muestres cierta empatía con tu pequeño, tanto si sabes que hay motivos de peso para sus malas notas como si todo es fruto de su dejadez. En este último caso, es necesario que seas consciente de que puede encontrarse en una etapa de su crecimiento donde hay muchos “pájaros en la cabeza”, donde tiene las hormonas revolucionadas, donde su manera de mostrar que es “mayor” es mostrando rebeldía…

No se trata de que aceptes la situación sin más, se trata de que intentes ponerte en su posición y entenderle. Pero una cosa no quita la otra, es decir, que el hecho de que le puedes llegar a comprender no significa que toleres su actitud y que permitas que haga lo que le dé la gana.

Ayúdale a crear hábitos de estudio

En pro de acabar con las malas notas, también es necesario que tomes las medidas necesarias para que empiece a solucionar la situación. Y eso, entre otras muchas cosas, pasa porque aprenda a tener sus hábitos de estudio, que le ayudarán a mejorar su rendimiento y sus calificaciones escolares.

¿Cómo se puede conseguir tener esas rutinas? Siguiendo consejos como estos:

  • Hay que establecer un horario fijo a diario para que se dedique a estudiar y a hacer sus deberes.
  • Es importante que tenga un espacio habilitado para el estudio y sus tareas escolares. Ese puede ser desde su cuarto, donde deberá contar con su mesa, hasta cualquier otra zona que consideréis adecuada.
  • No menos relevante es que en casa no le molestéis ni hagáis ruido innecesario que pueda despistar a tu hijo mientras se encuentra estudiando o haciendo los trabajos y ejercicios que se le han encomendado.
  • Por supuesto, también es esencial que cumpla una norma a rajatabla: cuando esté en el horario de estudio, no debe contar a mano con nada que pueda distraerle, ya sea un teléfono móvil, una tablet o una videoconsola, por ejemplo.

Nada de comparaciones

En la lista de medidas que hay que tomar en pro de acabar con las malas notas, es fundamental que no recurras a comparar a tu hijo con nadie. Es decir, que no le digas que su hermano es mejor, que debe aprender de tal o cual amigo o que su primo es muy buen estudiante y él es un desastre. Con eso lo único que conseguirás es desmotivarle mucho más, bajar su autoestima de forma considerable e incluso hacer que pueda comenzar a tener sentimientos de “odio” o de celos hacia esa persona con la que le has equiparado.

Temas

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias