Nutrición

El desayuno del bebé. Datos de interés

Desayuno del bebé

Uno de los aspectos que más preocupa a los padres respecto a sus hijos es su alimentación, tanto durante la lactancia como después de la misma, cuando se entra de lleno en lo que se conoce como alimentación complementaria. En este caso, nos vamos a centrar en el desayuno del bebé en esa fase, en la que ya no únicamente toma leche materna.

Si tu hijo se halla en ese momento o si muy pronto va a entrar en él, sigue leyendo. A continuación, te damos a conocer los datos más relevantes al respecto, los que te van ayudar a que comience el día con la mayor energía posible y de manera saludable:

Alimentos recomendables para el desayuno del bebé

Fruta en el desayuno del bebé
Fruta en el desayuno del bebé

Una de las principales dudas que asaltan a los padres en el aspecto que nos ocupa es qué productos darle a su hijo en el citado desayuno. En ese caso, deben saber que tienen muchas opciones, aunque entre las más aconsejables se hallan las siguientes:

  • Si ya se encuentra en la edad de poder comer pan, una tostada con un poquito de aceite de oliva es una alternativa saludable. Es importante, que esta se le dé en pequeños trocitos para que pueda cogerla por sí solo y también para evitar que se pueda atragantar.
  • Hay mamás que toman la determinación de incluir en el desayuno de sus niños un poquito de fruta y es buena opción. Y es que no podemos pasar por alto que la misma es muy saludable. En concreto, entre las mejores medidas que se pueden tomar al respecto están la pera, el plátano o incluso la manzana. Es más, ahora que va a llegar el verano, también se puede optar por un poquito de sandía o de melón.
  • De la misma manera, otra alternativa para la primera comida del día del pequeño es una papilla de cereales. Esta se puede comprar o bien directamente prepararla en casa, ya que solo se necesita un poquito de leche y cereales.
  • Eso sin pasar por alto que también se viene a determinar que el yogur es otra opción a tener en consideración a la hora de prepararle el desayuno al pequeño.
  • También son una propuesta tradicional y adecuada el que tome galletas tipo María.

Alimentos no aconsejables en el desayuno del bebé

Si importante es conocer qué productos puede tomar o cuáles son los más saludables, también hay que saber cuáles son los que no se recomiendan. En este último caso, podríamos hablar de los siguientes:

  • Lo primero y más importante es que se deben dejar de lado opciones tales como la bollería industrial, ya que aporta muchas grasas al organismo y también demasiado azúcar.
  • Hay que recordar que lo que es la leche de vaca no puede incluirse en la alimentación del bebé hasta que no cumple, como mínimo, un año de edad.
  • Por supuesto, no hay que introducir miel, entre otras cosas, porque la misma no la puede tomar hasta que no alcanza el año de edad.

Otros datos de interés

Además de todo lo expuesto hasta ahora, es necesario que tengas en consideración otra serie de aspectos relevantes acerca del desayuno de los bebés, entre los que se encuentran estos:

  • Es recomendable que, salvo excepciones, empiece a desayunar junto al resto de la familia, para que así se vaya acostumbrando a horarios y normas desde temprana edad.
  • No menos relevante es que hay que ir introduciéndole nuevos productos para que así vaya descubriendo texturas y sabores.
  • Asimismo hay que tener claro que se debe respetar al máximo los parámetros existentes respecto a los alimentos que pueden tomar y los que no según la edad que tienen. No seguir esas pautas puede traer consigo daños innecesarios al pequeño.
  • De la misma manera, ante cualquier duda que se tenga sobre si un producto es o no aconsejable dárselo al niño, nada mejor que consultarle al pediatra.
  • Es fundamental no obligarle sí o sí a que tome un alimento que pueda rechazar. Y es que si se le establece como imposición lo que se va a conseguir al final es que se niegue para siempre a tomarlo.
  • Hay que tener paciencia porque después de estar alimentándose únicamente con leche materna, le puede costar ir asimilando sabores y texturas. De ahí que haya que ser comprensible y tener en cuenta que cada niño sigue un ritmo en ese sentido. Así, estarán los pequeños que comerán todo lo que se les ofrezca y otros que necesitarán más tiempo para adaptarse a ese cambio nutricional.

Síguenos en Facebook y descubrirás otros muchos más consejos en cuanto al desayuno o cualquier otra comida de los niños. De esta manera, te resultará mucho más fácil conseguir que tu hijo se alimente de forma saludable.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias