Embarazo

Bonificaciones para empresas si “miman” a las embarazadas de alto riesgo

Embarazadas de alto riesgo

Aunque se habla mucho de conciliación y de facilitar a la mujer que pueda convertirse en madre y, al mismo tiempo, desarrollar su carrera profesional, queda mucho por andar al respecto. De ahí que todavía nos pueda sorprender que una empresa decida contratar de manera fija a una gestante. Pero lo importante es cualquier avance que se dé y en este sentido merece la pena saber que en España se está hablando ya de bonificaciones para empresas que “mimen” a las mujeres con embarazo de alto riesgo.

¿Quieres conocer la información? Te damos todos los datos a continuación.

Las medidas

Estos pasados días ha sido cuando desde el Gobierno Central de España se ha venido a indicar que van a tomar medidas en pro de favorecer la conciliación de la mujer. Así, ha expuesto que tiene previsto permitir a ciertas empresas una bonificación del 50 % en lo que son las aportaciones que realicen referentes a la cotización a la Seguridad Social en el área de contingencias comunes.

Pero, ¿a qué empresas? En concreto a las que procedan a destinar a sus trabajadoras con riesgo en el embarazo o que estén llevando a cabo la lactancia natural a puestos diferentes que sean compatibles con su estado o situación. Es decir, a desarrollar funciones que les puedan resultar más beneficiosas en base al estado en el que se encuentran.

¿Dónde se incluyen las bonificaciones sobre el embarazo de alto riesgo?

Estas mencionadas bonificaciones que han comenzado a convertirse en tema de interés de la actualidad de nuestro país tenemos que exponer que forman parte del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) en este 2017. Más exactamente podemos determinar que vienen a formar parte de una disposición adicional concreta de ese documento.

En la misma se vienen a puntualizar determinados aspectos tales como que esos “beneficios” para las empresas serán aplicables con respecto a las cuotas devengadas durante el tiempo que las trabajadoras en cuestión estén ocupando el nuevo puesto de trabajo o la nueva función que se les ha encomendado.

Además de todo lo expuesto, merece la pena tener otra serie de consideraciones importantes sobre estas mencionadas medidas que pretende poner en marcha el gobierno:

En el mismo proyecto de Presupuestos Generales del Estado se establece una partida de unos 2.450 millones de euros que está muy en relación con la maternidad. En concreto, se ha dado cuenta que la misma va destinada a aumentar en un 11 % aproximadamente lo que son las prestaciones referentes a cesación temporal del trabajo por paternidad, maternidad, lactancia o riesgos durante el embarazo o la citada lactancia.

Otros datos de interés

Si importantes son todos los aspectos y datos explicados hasta el momento, también lo son estos otros que hay que tener en consideración en pro de la conciliación de la vida personal y profesional de la mujer. En concreto, entre los mismos podemos destacar los siguientes:

  • La Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) ha dado a conocer recientemente que en el año 2016 se otorgaron en nuestro país prestaciones por riesgo en el embarazo a un total de 79.000 mujeres, de manera aproximada. Una cifra que supone un 4,8 % menos que las que se dieron en el año anterior, es decir, en 2015.
  • Precisamente esas 79.000 prestaciones han supuesto que se hayan destinado, por tanto, a las mismas en torno a unos 340 millones de euros.
  • En lo que respecta a procesos por riesgo durante la lactancia, se concedieron en España unos 777 casos en 2016. Esa cifra supone un aumento respecto al año anterior, ya que en 2015 la misma fue de 690. En cuanto a cantidad económica, los del año pasado equivaldrían a unos 6,4 millones de euros, aproximadamente.
  • Cada vez existe más conciencia acerca de la discriminación que en muchos casos sufren las mujeres embarazadas en el ámbito laboral por parte de sus empresas. Buena muestra de eso es que una abogada del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) ha determinado que es una clara discriminación por razón de sexo el que no se realice una evaluación correcta y adecuada de la trabajadora en cuanto a riesgo, por ejemplo, durante el periodo de lactancia. Y es que en ese caso es imprescindible que desde su compañía se analice a fondo la situación y su puesto de trabajo porque puede estar en peligro la salud de la fémina e incluso de su bebé.

¿Qué piensas tú al respecto de todas estas informaciones en materia laboral para tratar el embarazo de alto riesgo?

x
¡Síguenos!