Embarazo

Reiki en el embarazo. Todo lo que necesitas saber

Reiki en el embarazo

El embarazo es un periodo en la vida de cualquier mujer realmente especial, porque es único poder sentir que un nuevo ser está creciendo en el interior. No obstante, eso lleva aparejado toda una serie de cambios físicos y hormonales que hacen experimentar a la futura mamá una montaña rusa de sentimientos y emociones. De ahí que muchas de esas gestantes, en pro de poder sobrellevar lo mejor posible esa situación tomen la decisión de hacer uso del Reiki en el embarazo.

¿Quieres saber qué es y cómo puede ayudarte a hacerle frente al periodo de gestación? Sigue leyendo, te lo contamos todo.

¿Qué es el Reiki?

Reiki es una palabra compuesta de dos partes diferenciadas que son las que le dan significado:

  • Rei, que es sinónimo de “energía universal”.
  • Ki, que puede traducirse como “energía vital”.

Partiendo de esto nos topamos con el hecho de que estamos haciendo referencia a una terapia natural o técnica que tiene como claro objetivo canalizar adecuadamente la energía de cada persona. Eso se hace mediante el correcto empleo de las manos que se colocan en distintas partes del cuerpo, para así lograr el equilibrio y la paz que se está buscando.

Además de todo lo expuesto tenemos que exponer que esta propuesta tiene su origen en el hinduismo. Más exactamente en la creencia que en ese existe de los llamados chakras, que se hallan en puntos energéticos del cuerpo y que si se encuentran bloqueados pueden generar desde un estado de ánimo muy bajo hasta enfermedades.

Beneficios para la mujer

Si cada vez más embarazadas se animan a recurrir al Reiki en el embarazo, es porque son conocedoras de que quienes creen en el mismo determinan que es muy ventajoso. Así, vienen a indicar que gracias a esa técnica pueden disfrutar de los siguientes beneficios:

  • Consiguen mantener a raya su nivel de estrés.
  • Es muy útil para acabar con los problemas de insomnio, ya que regulariza lo que se conoce como patrones de sueño.
  • Da la posibilidad de encontrar el equilibrio espiritual que se desea, para así sentir paz y tranquilidad en el interior.
  • A nivel físico se considera que el Reiki puede contribuir a acabar con ciertas molestias o dolores que van asociados al embarazo, como la hinchazón de piernas, por ejemplo. Y es que mejora la circulación sanguínea, aumenta la capacidad respiratoria, incrementa la producción de leche…
  • De la misma forma, se establece que este procedimiento ayuda a hacerle frente al parto. Así mediante las técnicas manuales empleadas se logra que el cuerpo se prepare para el mismo, haciendo que transcurra de manera más rápida y fluida.
  • Además, no podemos olvidar que quienes defienden a esta terapia natural en el caso de las embarazadas lo hacen porque también ayuda a estas en el postparto. En concreto, se establece que contribuye a hacer que la recuperación después de dar a luz sea mucho más rápida. Eso sin pasar por alto que reduce los riesgos de que se produzca una depresión en la mamá.
Reiki, terapia natural para embarazadas
Reiki, terapia natural para embarazadas

Beneficios para el bebé

De la misma manera, no hay que olvidar que se determina que el Reiki también resulta muy beneficioso para los bebés que vienen en camino. Sí, porque sus defensores consideran que el hecho de que la gestante acuda a sesiones de esa terapia le servirá para que sus hijos sean mucho más tranquilos.

También se determina que se conseguirá que sean unas personas más equilibradas a nivel emocional e incluso que desarrollen un hermoso vínculo afectivo con sus madres.

Otros datos de interés sobre el Reiki en el embarazo

Además de todo lo indicado, podemos conocer otra serie de aspectos importantes acerca del Reiki, tales como estos:

  • Se considera que ayuda a la embarazada a poder controlar y gestionar mucho mejor los momentos de irritabilidad que le suelen aparecer de manera inesperada.
  • Aumenta la vitalidad, tanto física como mental.
  • De la misma forma se indica que es una herramienta muy útil para ponerle fin a los problemas de estreñimiento e incluso a los dolores de cabeza.
  • Alivia los dolores de espalda.
  • Se determina además que puede contribuir notablemente a reducir las posibilidades de que ser produzcan complicaciones durante lo que es el parto.
  • A todo lo expuesto hay que añadir que incluso se considera que el Reiki es una herramienta estupenda para esas parejas que desean tener un hijo y no lo consiguen tan rápido como les gustaría. En concreto, se establece que les puede ayudar a desbloquear los chakras, a eliminar el estrés y a dejar fluir la energía en pro de la concepción.
  • Hay quienes determinan que esta terapia ayuda a que el bebé adopte una postura correcta para nacer cuando aparece de nalgas.

¿Qué te parecen los beneficios del Reiki para embarazadas?

x
¡Síguenos!