Salud

El botiquín básico para un hogar con niños

El botiquín básico para un hogar con niños
botiquin-niños
Comentar

La salud de los hijos es lo que más preocupa a los padres. De ahí que no duden en estar pendientes de que se encuentran bien, en prepararles alimentos que contribuyan a su sano crecimiento y en tener al alcance de la mano todo lo imprescindible para cuidarles y curarles cuando lo necesiten. Precisamente para lograr esto último es necesario contar con un botiquín básico para un hogar con niños.

Claro, se trata de un conjunto de elementos, que son necesarios para poder saber si se encuentran enfermos, para curarles cuando se hayan hecho algún daño…

Si aún no tienes ese botiquín y quieres darle forma ya, sigue leyendo. A continuación, te presentamos los principales artículos que debe contar:

1-Termómetro

Sin lugar a dudas, este es uno de los artículos que deben estar incluido en ese botiquín y que se va a convertir en el aliado de cualquier padre o madre a la hora de saber si sus hijos tienen fiebre.

Desde un simple catarro hasta la puesta de una vacuna o cualquier otra dolencia de más envergadura pueden provocar que aumente la temperatura corporal de tu pequeño. Por eso, es imprescindible que dispongas de un modelo de este dispositivo.

Como bien sabrás son muchos y variados los tipos de termómetros que existen a la venta. De ahí que debas pensar muy bien cuál, por el carácter de tu niño, puede ser el idóneo para saber si está enfermo o no.

2-Vendas, tiritas, algodón y alcohol

Desde que comienzan a andar, los menores sufren caídas y se dan golpes, bien porque pierden el equilibrio, porque se tropiezan o porque se dañan sin querer mientras juegan. Y eso traerá consigo que se hagan pequeñas brechas sin importancia o chichones.

Para poder curarles y tratarles ante esas situaciones, consiguiendo que así dejen de llorar, es fundamental contar con tiritas, que parece que, a veces, son milagrosas pues nada más ponérselas se sentirán mejor. Y, por supuesto, con algodón, alcohol y vendas para los momentos en los que hayan sufrido algún rasguño o herida.

El botiquín básico para un hogar con niños

3-Antisépticos

Precisamente en relación con los artículos de botiquín del punto anterior se encuentran estos otros. Y es que los antisépticos, tipo Betadine o la tradicional Mercromina, son vitales a la hora de evitar que la herida que se han podido hacer sea objeto de una infección.

4-Antitérmicos y analgésicos

Ni que decir tiene que en todo botiquín familiar deben estar presentes estos dos tipos de fármacos que damos a conocer. Y es que son vitales a la hora de lograr conseguir que a los pequeños mejoren su estado de salud.

En el caso de los antitérmicos su función principal es bajar la fiebre que puedan tener por distintas causas. Mientras, los analgésicos lo que hacen es aliviar el dolor que puedan sentir, por variadas razones.

Hay que subrayar que entre los citados antitérmicos para relevantes para los niños está el Apiretal, que tiene como principio activo al Paracetamol. Eso sí, lo recomendable es preguntar al pediatra sobre su uso en pro de que se le otorgue al menor en cuestión la dosis adecuada. Y es que no hay que medicar al libre albedrío.

El botiquín básico para un hogar con niños

Otros datos de interés

Además de todo lo expuesto, se hace necesario seguir otra serie de consejos en torno a la “creación” y mantenimiento del botiquín para niños en el hogar:

  • Es importante que se encuentre situado en un lugar y a una altura que haga que sea imposible que los niños puedan utilizarlo por sí solos. Y es que si no se hace así se corre el riesgo de que los pequeños accedan a su interior y lleguen tanto a coger las tijeras que puede contener como a tomarse medicamentos que guarde. Dos situaciones estas diferentes, pero que pueden entrañar un serio peligro.

  • De la misma manera, es relevante que los medicamentos que se conserven en ese botiquín se revisen de forma periódica para evitar que se le puedan suministrar a los niños estando caducados.

  • Es recomendable, además, que cuando se guarden fármacos que se han dado a los menores por dolencias o situaciones específicas, se escriba en la caja de los mismos para qué son e incluso la dosis que se les suministraba.

  • No menos relevante es que el botiquín debe encontrarse ordenado para que así, cuando se necesite, se pueda acceder de manera rápida a los artículos que son los oportunos.

  • Si se tienen en su interior medicamentos para toda la familia, es necesario que se tengan separados. Es decir, los de adultos por un lado y los de niños por otro. Es la manera de evitar que puedan producirse situaciones peligrosas para la salud como suministrar a los menores fármacos que, por sus dosis o composición, no los pueden tomar.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias