Educación

Restaurante descuenta a unos clientes 13 euros por la buena educación de sus hijos

Restaurante descuenta a unos clientes 13 euros por la buena educación de sus hijos
buena-educacion
0 Comentar

Sabemos que los niños son niños y tienen que jugar, pero también debemos ser conscientes de que deben saber comportarse en determinados lugares y no molestar a los demás. Con esto nos referimos, sobre todo, a cuando se va en familia a cenar o a comer fuera de casa. Y es que algunos padres no saben mantener a sus hijos sentados en sus sillas sin molestar, pero otros sí, a tenor del caso que ahora hemos conocido. En concreto, se ha hecho público que un restaurante ha descontado a unos clientes 13 euros de la cuenta por la buena educación de sus hijos.

¿Quieres conocer más datos acerca de este hecho? Sigue leyendo, a continuación, te damos todos los que necesitas.

¿Dónde ha sucedido?

En Italia es donde ha tenido lugar esta noticia que nos parece sorprendente, pero que es real. En concreto, ha tomado como escenario un restaurante de la ciudad de Padua que se encuentra regentado por Antonio Ferrari.

Los protagonistas

Varias son las figuras que ahora han pasado a ser portada de medios de comunicación en todo el mundo e incluso en redes sociales:

  • El citado Antonio Ferrari, propietario de una enoteca que ha querido “recompensar” a una familia por la buena educación mostrada por sus hijos durante el tiempo que permanecieron en el local.

  • Los cinco niños que, en todo momento, estuvieron sentados alrededor de la mesa, comiendo y después jugando con los artículos que se habían llevado de casa.

  • Los seis adultos que se sorprendieron cuando, al ir a pagar, la cuenta incluía un descuento tan especial como el citado.

El transcurso de la velada

El pasado domingo fue cuando tuvieron lugar los hechos que son virales ahora. En concreto, lo que sucedió fue que un grupo de once personas, cinco pequeños y seis adultos, decidieron comer fuera de casa. En concreto, apostaron por trasladarse hasta el restaurante de Padua citado.

Allí, pidieron su comida, estuvieron disfrutando y paladeando tranquilamente todos los manjares que se les pusieron en la mesa. Y no únicamente los mayores sino también los menores que, a ratos, se dedicaron también a entretenerse con sus lápices y folios.

Restaurante descuenta a unos clientes 13 euros por la buena educación de sus hijos

La sorpresa: el descuento por la buena educación de sus hijos

Después de una agradable comida, el grupo pidió la cuenta al camarero que les había atendido y al recibirla se llevaron una enorme sorpresa. Sí, pero no porque estuviera mal la misma, sino porque se les había incluido un descuento realmente inaudito. En concreto, se les había rebajado un total de 13,05 euros en concepto de “bimbi educati”, que traducido al castellano significa “niños educados”.

Perplejos es como se mostraron los adultos y eso hizo que el propietario del local no dudara en darles una explicación. En concreto, expuso que frente a otros niños que visitan su restaurante y generan molestias a los demás clientes, estos habían sido respetuosos y no habían ocasionado problemas ni al resto de comensales ni tampoco a los trabajadores.

Restaurante descuenta a unos clientes 13 euros por la buena educación de sus hijos

Así, habían estado sentados correctamente en sus sillas, habían comido correctamente y luego se habían dedicado a colorear, a hacer dibujos en sus hojas y con sus lápices, e incluso a realizar cálculos matemáticos.

Viral

El caso de este descuento se ha convertido en un fenómeno tanto en los medios de comunicación tradicionales como en las redes sociales. De ahí que Ferrari no haya dudado en atender a los periodistas, como a los del “Corriere della Sera”, a los que ha indicado que había estado encantado por el comportamiento de los esos pequeños clientes.

Es más, ha expuesto que es consciente que ser padre no es fácil, “que no siempre se puede decir que no y criar con prohibiciones, pero cuanto estás rodeado de más gente también se debe enseñar respeto”. Y eso, respeto hacia los demás, es lo que mostraron los niños citados, que vieron cómo por el mismo sus padres disfrutaron de un descuento en la cuenta.

Además de lo manifestado, este empresario ha afirmado que no dudará en volver a repetir la iniciativa si se encuentra con otro caso similar que merezca la pena. Y a eso ha añadido que la misma está inspirada en un local de Miami que conoció que la había llevado a cabo.

Un caso este que ha generado mucha controversia en las redes, en concreto, ha hecho que surja el debate sobre cómo deben comportarse los niños en restaurantes y bares. En este caso, como expusimos al principio, creemos que hay que entender que son pequeños y que quieren saltar y jugar, pero también se les debe inculcar que tienen que saber comportarse y no molestar. Lograr esto se puede hacer, buena muestra de lo mismo es esta familia y también nosotros mismos. ¿O acaso no salíamos con nuestros padres cuando éramos pequeños y nos quedábamos sentados en nuestras sillas entretenidos con cualquier cosa y sin incordiar a nadie?

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias