Noticias

En adopción porque sus padres no seguían las indicaciones de los Servicios Sociales

En adopción porque sus padres no seguían las indicaciones de los Servicios Sociales
adopcion-niños
Comentar

Un verdadero choque entre las autoridades y dos progenitores es el que ha producido ahora en un rincón de Reino Unido, provocando, por tanto, que haya serias consecuencias. En concreto, la falta de entendimiento entre ambas partes ha propiciado finalmente que los hijos de la pareja se encuentren ahora en adopción.

Sigue leyendo y conocerás el caso.

Los protagonistas

Varias son las figuras en torno a las cuales gira este caso, que ha conseguido sorprender a la sociedad británica, concretamente a la de Cambridgeshire, que es el condado donde viven las mismas:

  • La familia, compuesta de los padres y sus dos hijos menores de 4 años, que ahora se encuentra rota. Y es que los pequeños han sido puestos en situación en adopción.

  • Las autoridades del Área de Servicios Sociales que no han dudado en velar por el bienestar de los pequeños y que, ante la falta de acciones correctas de los progenitores, han tenido que tomar medidas.

  • El juez que lleva el caso, Peter Green, que ha sido quien ha establecido que los adultos pierdan la custodia de sus vástagos.

El origen de los hechos

Tiempo atrás se encuentra el punto de partida de esta historia que a nadie deja indiferente. Todo da comienzo cuando uno de los dos pequeños, cuando contaba con pocos meses de vida, presenta varias magulladuras en una de sus piernas. Así, lo descubre el médico que le está haciendo la pertinente revisión y no duda en comunicarlo a los Servicios Sociales de la zona, porque considera que puede ser fruto de violencia en el hogar.

Precisamente esa información es tratada por los profesionales del citado área, quienes comienzan a estudiar a la familia. Y es así como se topan con el hecho de que el otro pequeño también a los pocos meses de edad tuvo una muñeca rota y rasguños varios, por los que tuvo que acudir al centro hospitalario.

Falta de entendimiento

A partir de los datos recabados, los Servicios Sociales de Cambridgeshire abrieron expediente y se pusieron a trabajar a fondo para conocer la realidad del día a día de los niños y de la familia en general. Así, fue que descubrieron una serie de circunstancias que venían a dejar patente que era necesario tomar medidas en pro del bienestar de los menores:

  • Se encontraron que tanto la madre como el padre era demasiado rudos y tenían una enorme fuerza, por lo que cuando cogían a sus hijos lo hacían sin calibrar que estos eran frágiles y les estaban haciendo daño.

  • La adulta dormía con sus pequeños y, por distintas circunstancias que no se han revelado, eso no propiciaba el descanso y la salud de los menores.

Motivos estos que llevaron a que los responsables del área social se entrevistaran con los progenitores con el claro objetivo de ofrecerles varias pautas. En concreto, les vinieron a indicar que debían ser mucho más cuidadosos en el trato y que debían dejar de dormir en la misma cama que esos.

Sin embargo, se toparon con el rechazo absoluto de la madre a hacerles caso. En concreto, esta determinó que la progenitora era ella y que sabía cómo tenía que educar a sus hijos, que nadie le iba a decir qué hacer ni cómo.

En adopción porque sus padres no seguían las indicaciones de los Servicios Sociales

Resultado: en adopción

Como es lógico, los profesionales de Servicios Sociales intentaron en más de una ocasión llegar a un entendimiento con la progenitora, pero fue imposible. Se negó en redondo a seguir sus indicaciones y eso supuso que los pequeños, parece ser, volvieran a sufrir algún daño.

Por ese motivo, no dudaron en poner el caso en manos de un juez, Green, que ahora ha tomado una decisión. En concreto, ha ordenado que los niños sean puestos en adopción. Y es que considera que, después de todo lo que ha conocido y de las características de sus padres, lo mejor que se puede hacer por los menores es alejarlos de su hasta ahora hogar. Cree que es la manera de evitar que padezcan más daños y de que tengan una vida más segura y feliz.

Según se ha dado a conocer a través de diversos medios de comunicación británicos, esta autoridad considera que los padres no se comportan bruscamente ni les hacen moratones a sus hijos de manera deliberada. Sin embargo, el que no “entren en razón” y no sigan las indicaciones de los Servicios Sociales son motivos más que suficientes para la adopción, en pro de evitar males mayores.

Ahora habrá que esperar para ver qué hacen los padres, si emprenden algún tipo de acción legal para recuperar a sus hijos.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias