Embarazo

San Valentín: 5 regalos prohibidos para embarazadas

San Valentín: 5 regalos prohibidos para embarazadas
regalos-prohibidos2
0 Comentar

En unas horas estaremos viviendo el Día de los Enamorados y tú aún sigues sin haber comprado un presente para tu chica, que se encuentra esperando un bebé. En ese caso, debes pensar qué plan puedes organizar para festejarlo o bien con qué sorprenderla. No obstante, es importante que sepas cuáles son regalos prohibidos para embarazadas en San Valentín.

Sí, nos referimos a qué cosas debes evitar darle si no quieres quedar mal y defraudarla. Toma nota:

1-Cena japonesa

Si a tu novia o mujer le encanta el sushi, puedes pensar que una estupenda manera de celebrar vuestro amor es yendo a cenar a un restaurante japonés. Y sería una opción magnífica si no llegara a ser porque está embarazada y las gestantes no pueden comer pescado crudo.

De ahí que no se te ocurra invitarla a pasar una velada con este tipo de menú, porque tendrá que quedarse sin comer nada. Así que antes de elegir un local para cenar de manera romántica, infórmate de qué alimentos están recomendados para las futuras mamás y cuáles los tienen absolutamente prohibidos.

San Valentín: 5 regalos prohibidos para embarazadas

2-Crema para las estrías o la celulitis

Uno de los problemas estéticos que sufren las mujeres durante el desarrollo de los nueve meses que dura el periodo de gestación es la aparición de estrías y de celulitis. El abdomen y los muslos suelen ser las dos zonas del cuerpo donde más se alojan esas imperfecciones, que pueden estar haciendo que tu chica esté quejándose constantemente de las mismas.

El que se sienta molesta por esa circunstancia, te puede hacer creer que un estupendo regalo para San Valentín puede ser una crema eficaz contra esas huellas que van apareciendo en la piel. Sin embargo, ni se te ocurra comprarle algo así. Una cosa es que un día sorprendas a tu pareja con ese artículo de belleza y otra que en este 14 de febrero se lo regales. Y es que no tiene nada de romántico, todo lo contrario, puedes conseguir que se sienta mal y que piense que le estás lanzando una indirecta respecto a que ya no te gusta su cuerpo. Así que evita esta situación.

3-Faja

Hay personas que tienen poco tacto o que meten la pata sin darse cuenta y esto es lo que puedes hacer tú si te decantas por comprarle una faja a tu pareja, bien para evitar sus dolencias lumbares o bien para que pueda sentirte mejor con su silueta.

Ni se te ocurra comprarle algo así. Primero, no es un presente nada romántico ni tampoco demuestra el amor que le tienes a tu chica. Segundo, es de mal gusto regalarle a tu pareja algo así, esté o no embarazada. Y es que parece que le estás diciendo que su físico no es el que era y tiene que tomar medidas.

San Valentín: 5 regalos prohibidos para embarazadas

4-Zapato de tacón

A tu pareja le pueden encantar los zapatos de tacón y piensas que una buena manera de sorprenderla en este San Valentín es regalarle un par espectacular. En cualquier otra situación, sería una alternativa perfecta, pero no ahora que está embarazada. Y es que recuerda que se aconseja que las gestantes no se pongan este calzado, porque su equilibrio ha disminuido y pueden sufrir una caída con distintas consecuencias.

Además, debe ponerse zapatos que le resulten cómodos y le ayuden a hacerle frente a síntomas incómodos del periodo de gestación como puede ser la hinchazón de piernas o de pies.

5-Artículos para el bebé

El hecho de que estéis esperando un hijo, no significa que ya hayáis dejado de ser pareja para convertiros directamente en padres. Con esto a lo que nos referimos es a que, en la medida que sea posible, sepáis diferenciar esos dos papeles o situaciones.

Por eso, en el Día de los Enamorados no le regales nada que sea directamente para el pequeño que viene en camino. Ese no es un presente adecuado para esta fecha, porque en realidad no es algo para tu chica.

En San Valentín se trata de que le demuestres lo que la amas y lo feliz que eres a su lado, así que hazle un obsequio que deje constancia de eso. No hace falta que te gastes un dineral, un sencillo detalle e incluso algo que hagas tú en plan manualidad seguro que le gusta y le emociona. Pero, aunque pueda resultar útil y apropiado, no le compres nada que sea para que cuide al bebé o para este de manera directa.

Con estos consejos, ten por cuenta que no caerás en errores que puedan hacer que tu pareja se sienta mal o se quede defraudada. Piensa en ella, en vuestra relación y dile cuánto la quieres.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias