Embarazo

8 planes para celebrar San Valentín estando embarazada

8 planes para celebrar San Valentín estando embarazada
planes-romanticos2
0 Comentar

Cualquier día es estupendo para decirle “te quiero” a la persona amada e incluso para demostrárselo. Sin embargo, en ocasiones, por dejadez o simplemente por el ritmo de vida ajetreado que se lleva, eso no se hace. De ahí que cobre especial relevancia el Día de los Enamorados que está a punto de llegar. En este caso, lo que queremos es darte cuenta de varios planes para celebrar San Valentín estando embarazada.

Toma nota, ten por cuenta que viviréis una jornada realmente especial y mágica:

1-Cena romántica en un restaurante

Una de las mejores maneras para festejar vuestro amor es que hagáis una reserva para cenar en ese restaurante que tanto os gusta o bien en el que siempre habéis querido probar. No hay mejor ocasión que esta para no mirar tanto el bolsillo, salir de casa, dejar de lado el estrés y las preocupaciones, y únicamente pensar en vosotros.

2-Velada especial en casa

También puede suceder que la economía no esté para tirar cohetes, como se suele decir. Pero ese no es motivo para no celebrar San Valentín. Se puede organizar una velada especial en casa igual o incluso más romántica si cabe.

Únicamente hay que apostar por crear el ambiente adecuado, preparar una cena rica y que no incluya ninguno de los alimentos que tienen prohibidos las embarazadas y luego dejarse llevar.

8 planes para celebrar San Valentín estando embarazada

3-Acudir al teatro

De la misma manera, otra manera de festejar el Día de los Enamorados es aprovecharse para darse un capricho y acudir a esa obra de teatro que desde hace tiempo se quiere disfrutar. La cartelera de cada ciudad es muy amplia en este sentido, pero eso sí, hay que reservar cuanto antes las entradas porque en esas fechas los llenos se suelen producir.

4-Sorpresa inesperada

Otro plan perfecto y que puede emocionar muchísimo a la embarazada es llevarla a un sitio muy especial, donde vivirá uno de los momentos más inolvidables de su vida. En concreto, nos estamos refiriendo a que se acuda a uno de los distintos centros que hay de ecografías en 3D o 4D para que se puedan ver imágenes más realistas del pequeño que viene en camino.

Eso sí, para acometer este plan es necesario informarse previamente de si la gestante se encuentra en las semanas adecuadas para poder llevarle a cabo estas pruebas que son absolutamente indoloras.

5-Sesión de cine

En el caso de que la futura mamá esté de baja por prescripción mamá y tenga que permanecer en reposo se puede celebrar, de igual modo, San Valentín en casa. Así, se puede optar por la alternativa de cena y velada o bien por una sesión de cine, en la que la pareja junta y en el sofá podrá mimarse y compartir las películas que más les gusten.

6-Bienestar en pareja

Otro de los planes más interesantes que se pueden llevar para la citada fecha romántica consiste en preparar una sesión de bienestar en pareja, de las que se ofrecen en spas o centros wellness. Eso sí, antes hay que informarse de qué tratamientos o masajes son adecuados o no para las embarazadas, porque no todos se pueden llevar a cabo por su estado.

8 planes para celebrar San Valentín estando embarazada

7-Paseo en limusina

Si quieres hacer algo muy especial para San Valentín, sin duda alguna, una de las propuestas que más se ajustan a ese calificativo consiste en alquilar una limusina. Sí, como lo has leído. Puedes contratar los servicios de ese espectacular vehículo para que, durante una hora, con absoluta intimidad y con la música que elijáis, podáis recorrer los rincones más especiales de vuestra ciudad.

Es una estupenda alternativa para, por ejemplo, realizar un trayecto por los rincones de esa urbe que han sido importantes por algún motivo en vuestra relación de pareja.

8-Noche fuera de casa

De la misma manera, otro plan perfecto, romántico e inolvidable para festejar vuestro amor es el de que paséis una noche fuera de casa. En función de vuestros gustos o de la capacidad económica que tengáis, podéis optar por reservar una habitación en una casa rural, donde respirareis aire puro, o bien en un hotel especialmente romántico de la ciudad.

Sea cual sea la alternativa, os servirá para olvidaros de la rutina, para centraros solo en vosotros y para dejar de lado el estrés y los problemas. Lo único que importará será cuánto os queréis y que estáis viviendo juntos un momento especial: la próxima llegada de vuestro hijo.

¿Qué te parecen estas opciones que te hemos dado? ¿Hay alguna que consideres que es la idónea para celebrar este próximo San Valentín?

Síguenos en Facebook e irás descubriendo más planes que os puedan interesar.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias