Noticias

Una niñera salva a la pequeña que cuida donándole parte de su hígado

Una niñera salva a la pequeña que cuida donándole parte de su hígado
niñera-donacion1
0 Comentar

Igual que nos sorprende ver en ocasiones hasta dónde puede llegar la crueldad o la falta de humanidad de ciertas personas, también nos fascina descubrir a seres humanos realmente solidarios. Y eso es precisamente lo que nos ha sucedido hoy al conocer la siguiente noticia: niñera salva a la pequeña que cuida donándole parte de su hígado.

Emocionante hecho que ahora te vamos a contar a continuación con más detalle:

Las protagonistas

En Estados Unidos, en concreto en New Jersey, es donde viven las dos personas que ahora se han convertido en noticia y que están emocionando a medio mundo:

  • Kiersten Miles, que es la niñera de 22 años de edad que no ha dudado ni un único segundo en ayudar a la pequeña que cuida para que pueda vivir.
  • Talia, una bebé de 16 meses que ahora ha recibido el mejor de los regalos, el que le puede afrontar un futuro con esperanza: parte del hígado de su baby-sitter.

El origen de la historia

Varias semanas atrás es donde se encuentra el punto de partida de esta historia que ha copado las portadas de numerosos medios de comunicación. Y es que fue entonces cuando la familia Rosko decidió contratar los servicios de una niñera para que, en determinados momentos, se pudiera quedar al cuidado de la pequeña Talia.

La elegida para encargarse de esa tarea no fue otra que Kiersten, una joven estudiante universitaria, a la que le venía muy bien ese dinero para poder continuar con su formación. Lo que no sabía es que ese trabajo le iba a cambiar la vida tanto a ella como a la bebé, con la que consiguió congeniar desde el primer momento.

Todo comenzó a modificarse en el momento que, a las tres semanas de ejercer de niñera, sus “jefes” le contaron que la niña tenía una enfermedad grave. Una patología muy severa que traía consigo que su vida corría peligro si no recibía un trasplante de hígado pronto.

Toma la decisión

Impactada es como quedó la joven cuando se enteró de lo que le sucedía a Talia. Por eso, dispuesta a hacer todo lo posible por ayudarla, se puso al día de su dolencia, comenzó a investigar y a informarse de las maneras que tenía de salir adelante.

De esta manera, fue cómo descubrió que había la posibilidad de someter a la niña a un trasplante con parte del hígado de una persona viva, lo que se conoce como donación de órganos en vida.

Pero no únicamente eso. Kiersten averiguó también que su sangre, de tipo O, era perfectamente compatible con la de la bebé. Y fue en ese instante cuando tomó una decisión: donaría parte de su hígado a la pequeña.

Una niñera salva a la pequeña que cuida donándole parte de su hígado

Niñera salva a la pequeña que cuida

Una vez que se posicionó firmemente en proceder a la citada donación lo comunicó a los padres de Talia. Estos, antes de darle el sí y de hacerse esperanzas, quisieron que su niñera hablara con el equipo médico que llevaba el caso de la pequeña para que pudiera decidirse siendo consciente de los riesgos que entrañaba la intervención.

De esta manera, los doctores le contaron que la extracción de parte del órgano podría tener consecuencias adversas para ella. Sin embargo, eso no la amedrentó en absoluto. Lo tenía claro, tanto que, hace unos días, se llevó a cabo la operación.

¿Y ahora?

Un auténtico éxito ha sido la donación en vida que se ha llevado a cabo. Y es que tanto la niñera como la pequeña se encuentran en perfecto estado de salud, van recuperándose adecuadamente y todo parece indicar que la menor ha acogido a la perfección el trasplante. Aunque, como es lógico, hay que ser cautelosos y esperar para ver la evolución.

Como es lógico, los padres de Talia no pueden dejar de dar las gracias a la joven. Así, la madre de la niña, Farra, no ha dudado en definir a la donante como “un ángel en la Tierra. Sé que puede sonar cursi, pero es que lo es”.

Unas palabras esas que emocionan a Kiersten, que no ha dudado en manifestar que está feliz de poder haber ayudado a la menor. Cree que el destino planeó que se cruzaran sus caminos y está encantada de que haya sido así. Es más, a distintos medios de comunicación, ha manifestado que “los doctores dijeron que Talia únicamente habría sobrevivido hasta los 2 años. Y todo lo que tuve que hacer yo fue estar una semana en el hospital y tener esta cicatriz de unos trece centímetros”.

¿Qué te parece el acto desinteresado de esta niñera? ¿Te ha conseguido emocionar como a la mayoría?

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias