Noticias

Una madre ebria es detenida tras caérsele su hijo del carrito

Una madre ebria es detenida tras caérsele su hijo del carrito
madre-ebria1
0 Comentar

Está claro que hay padres muy responsables y otros que en absoluto lo son, que no se dan cuenta que tienen un hijo del que cuidar y al que ofrecerle atención. Un buen ejemplo de este último tipo de progenitores lo encontramos ahora en la noticia que ha llegado hasta nuestras manos. La misma nos indica que una madre ebria es detenida tras caérsele su bebé del carrito en el que lo lleva.

A continuación, te contamos todos los detalles de este hecho.

¿Dónde ha sucedido?

Hasta Alicante hay que viajar, simbólicamente hablando claro está, para poder encontrar el escenario de este caso que no ha dejado indiferente a nadie. En concreto, podemos determinar que ha ocurrido en el municipio de Santa Pola, que forma parte de la Comarca del Bajo Vinalopó y que se ha convertido en uno de los lugares más turísticos de la provincia.

Los protagonistas

Dos podemos decir que son las personas que se han convertido en las figuras centrales de este caso que ha generado estupefacción y también indignación, a partes iguales:

  • La madre, una mujer de 31 años de edad que no ha tenido la madurez ni el sentido común para cuidar a su hijo. Y es que debido a su estado de embriaguez se le ha caído ese del carrito.
  • El bebé, un pequeño de dos meses que ha sido víctima de la insensatez de su progenitora en todo momento.

La madre ebria y sus consecuencias

Estas pasadas jornadas es cuando ha tenido lugar la historia que ahora queremos contarte y que se ha desarrollado, como hemos comentado antes, en Santa Pola.

Resulta que unos transeúntes que se encontraban en plena calle del municipio se dieron cuenta de que una mujer en estado de embriaguez paseaba junto a su bebé. Este, que iba acomodado en su carrito, por culpa de cómo se encontraba su progenitora sufrió daño. ¿Por qué? Porque se cayó del citado carro, golpeándose seriamente en la cabeza, procediendo a llorar de manera desconsolada, como es lógico.

Los vecinos que fueron testigos de la escena, no dudaron en salir corriendo para auxiliar al pequeño y ayudar a la adulta. Sin embargo, esta se negó en todo momento a recibir sus atenciones y se encargó por sí misma de recoger al pequeño del suelo y volver a colocarlo en el carrito.

Alerta a las autoridades

Tanto por el rechazo de la colaboración de los ciudadanos allí presentes como por el estado de embriaguez en el que se encontraba la madre, los transeúntes decidieron no quedarse de brazos cruzados. ¿Qué hicieron? No dudaron en dar cuenta de lo sucedido a las autoridades, en concreto, a la Policía Local de Santa Pola para que pudiera tomar medidas. Todo en pro del bienestar del pequeño, que se había convertido en víctima del estado de su progenitora.

Es más, la situación preocupó realmente a los vecinos porque no sabían qué otros daños, aparte de la caída del carrito, podría sufrir el pequeño estando junto a la mujer que se encontraba en una situación lamentable.

Una madre ebria es detenida tras caérsele su hijo del carrito

Detención inmediata

Tras recibir la citada alerta y aviso, los agentes policiales se trasladaron de manera inmediata hasta donde se encontraba la mujer. Lo hicieron gracias a las indicaciones de un ciudadano que se encargó de seguir a la madre a cierta distancia mientras hablaba vía telefónica con la citada autoridad.

Así, en un punto concreto de Santa Pola, los policías dieron el alto a la madre. Una situación que les hizo darse cuenta de que realmente, como se les había informado, estaba ebria y su bebé presentaba daños como consecuencia de la caída sufrida.

Por eso, acto seguido lo que hicieron fue detener a la progenitora por un presunto delito de dejación en el cuidado del menor. Detención tras la cual ha sido puesta a disposición judicial de la Ciudad de la Justicia de Elche.

El pequeño, por otro lado, fue trasladado de inmediato hasta el centro de salud más cercano para que se le realizara un chequeo inicial. No obstante, después fue llevado hasta el Hospital de Elche, con el claro objetivo de que se le pudiera realizar un examen más exhaustivo así como diferentes pruebas. De esta manera, era como se pretendía tener la certeza de que se encontraba bien y no tenía daños graves tras caerse del carrito en el que iba.

Por otro lado, los agentes policiales también procedieron a comunicarse con el padre del pequeño de dos meses. Así, le dieron cuenta de lo sucedido, tras lo que el hombre, como es lógico, se ha hecho cargo de su hijo.

Síguenos en Facebook y estarás al día de todo lo que acontece en materia de bebés.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias