Noticias

¿Te acuerdas? La autora y madre será juzgada por tomar la fotografía

¿Te acuerdas? La autora y madre será juzgada por tomar la fotografía
censura-1
0 Comentar

El pasado mes de mayo te dimos a conocer la imagen que ahora se convierte en eje central de este artículo. En la misma aparecía un hombre adulto duchándose teniendo a su pequeño en el regazo. Facebook la censuró y eso causó un gran dolor a la autora, la esposa y progenitora de los protagonistas. Si ahora está de nuevo de actualidad esa instantánea es porque la madre será juzgada por tomar la fotografía.

A continuación, te lo contamos todo.

La historia detrás de la foto

Nada más ver la imagen, a todos o casi todos se nos pasó por la cabeza el que pudiera pertenecer a algún tipo de abuso infantil o algo similar. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Fue tomada por la fotógrafa Heather Whitten y con la misma venía a representar el amor que su marido siente hacia el hijo que tenía en común. En concreto, lo que sucedió era que el pequeño tenía una fiebre tan alta y se encontraba tan malo como consecuencia de una salmonelosis, que el padre decidió hacer lo que estaba en su mano para ayudarle. Por eso, pensando que una ducha caliente le podría aliviar todos los dolores y molestias, optó por meterse con él bajo la ducha.

Así, pasaron bastante tiempo, hasta que el menor se sintió mucho mejor y acabó cayendo dormido en brazos de su padre.

Censura y polémica

Si recuerdas bien, la madre decidió compartir esa instantánea con la red social Facebook, que no dudó en censurarla. ¿Por qué? Porque había desnudos y ese espacio web es muy estricto al respecto, más aún, existiendo menores.

La mujer optó por subirla en más ocasiones siempre con el mismo desenlace: acababa siendo eliminada, por más que su autora dejara patente que no tenía nada de sexual ni pornográfico. De ahí que consiguiera numerosos respaldos por parte de usuarios de la Red que no dudaron en darle la razón y apoyarla.

Ahora, la madre será juzgada por tomar la fotografía

Hoy esa fotografía, tan especial y llena de amor para la familia, vuelve a estar de actualidad y no precisamente por nada bueno. En concreto, lo que ha sucedido es que la madre, la fotógrafa Heather Whitten va a ser juzgada tanto por haberla tomado como por haberla compartido en las redes sociales.

Sí, como lo estás leyendo. El Departamento de Seguridad Infantil de Arizona es el que ha puesto en marcha un proceso judicial contra la esposa y progenitora de los protagonistas de la imagen. En concreto, el citado procedimiento y quien lo ha iniciado le acusa de negligencia parental. Sí, por haber procedido a mostrar a su hijo desnudo en Internet, lo que ha supuesto, además, un riesgo irreparable.

¿Te acuerdas? La autora y madre será juzgada por tomar la fotografía

25 años sin poder adoptar y sin ni siquiera poder trabajar con niños en su faceta profesional. Esta puede ser la sentencia máxima a la que puede tener que enfrentarse en los próximos días la mencionada mujer y todo simplemente por una imagen en la que a su pequeño no se le ve ninguna parte del cuerpo que no debiera. Sería así en el caso de que el juez pertinente considerase que Heather ha actuado como madre de manera absolutamente negligente.

Campaña en su ayuda   

La acusada ha manifestado que cree que esta acusación está carente de absoluta lógica, que jamás ha puesto en riesgo a su hijo y que, además, se está atentando contra su libertad como artista. Así, se ha sustentado en que las leyes de California le amparan y que las mismas vienen a determinar que cualquier artista, en este caso una fotógrafa, tiene la libertad para compartir con los demás el trabajo que ha realizado.

Habrá que esperar para ver qué sucede y que decisión toma al respecto la autoridad judicial. Mientras la sentencia llega, lo que sí se ha conocido es la puesta en marcha de una campaña de apoyo en la plataforma Change.org. Unas 2.000 personas son las que hasta el momento no han dudado en firmar la solicitud para que Heather no sea juzgada por una instantánea. Consideran que no debe serlo por muchos y variados motivos como son los siguientes:

  • Al pequeño no se le ve ninguna parte íntima de su cuerpo.
  • Se trata de una fotografía artística en la que la autora ha querido plasmar el amor de un padre hacia su hijo.
  • De la misma manera, nadie puede identificar al pequeño porque tampoco se le ve el rostro.

Por estos y otros argumentos, quienes respaldan a la citada profesional de la imagen esperan detener un proceso que consideran carente de lógica por completo. No entienden como una simple imagen ha podido generar toda esta situación.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias