Contaminación y ruido, dos enemigos de las embarazadas

Contaminación y ruido, dos enemigos de las embarazadas
embarazadas-estudio
Comentar

Cualquier mujer, cuando descubre que está en estado, tiene que comenzar a cuidarse más que nunca. Y es que de eso dependerá tanto su salud como la de su futuro bebé. Por eso, es importante que las embarazadas sigan las indicaciones de sus doctores en materia de alimentación o ejercicio, por ejemplo.

No obstante, también es necesario que conozcan los resultados de los últimos estudios donde se indican que durante esos nueve meses tendrán que hacerles frente a enemigos nada beneficiosos. Sigue leyendo y conocerás más datos al respecto que han sido presentados por una reciente investigación:

El estudio

Científicos de origen danés son los que han hecho público estos días su último trabajo. Se trata de una investigación que ha girado en torno a las embarazadas y que tenía como propósito descubrir qué aspectos externos y ambientales pueden perjudicarlas.

En concreto, han estudiado los casos de más de 73.000 mujeres en estado y cómo han llevado el periodo de estación teniendo en cuenta los lugares en los que vivían e incluso las condiciones de su entorno que podían afectarlas de un modo u otro.

Las embarazadas y sus enemigos

En concreto, los responsables de este trabajo exhaustivo sobre el embarazo han venido a dejar patente que las futuras mamás pueden ver dañado su periodo de gestación por dos factores externos:

  • La contaminación. La polución existente en las poblaciones donde se vive no resulta nada beneficiosa para ninguna persona y menos aún para las que están esperando un hijo. Eso es debido a que ese factor puede propiciar que las toxinas que liberan los distintos vehículos acaben incrementando lo que es la presión arterial de esas gestantes.
  • El ruido. Este factor, derivado del modo de vida de nuestros vecinos e incluso del ambiente reinante en las ciudades, que puede afectarnos a todos, daña aún más si cabe a las embarazadas. En sus casos se considera que puede provocar que se produzca un aumento notable de su nivel de estrés que ya de por sí elevado es especialmente si son primerizas. Y es que quienes van a tener a su primer hijo cuentan con más “presión”, tienen muchas dudas, sienten miedo por el parto…

Contaminación y ruido, dos enemigos de las embarazadas

Peligros

Los dos citados factores, la polución y el ruido, como hemos matizado se consideran muy perjudiciales según los resultados que se desprenden del estudio danés que nos ocupa. Y es que los mismos pueden generar consecuencias adversas para la salud de la gestante como las citadas.

No obstante, el mayor peligro que estas mujeres presentan es que el aumento del estrés y de la presión arterial puede dar lugar a que sufran lo que se conoce como preeclampsia. En concreto, las embarazadas estudiadas sirvieron para demostrar que sufrieron esa compleja situación, sobre todo, la que vivían en zonas con mayor contaminación y ruido. Es decir, las que residían en grandes ciudades y, sobre todo, en las áreas más céntricas.

La preeclampsia

Una complicación severa del periodo de gestación. Así es como podemos definir a la mencionada preeclampsia, que también responde al nombre de toxemia del embarazo.

Está asociada a lo que la hipertensión arterial y a una notable presencia de la proteína en lo que es la orina. Todo eso sin pasar por alto que también cuenta con otra serie de datos de interés que hay que conocer:

  • Suele aparecer después de la semana número 20 de gestación.
  • Existen numerosas causas que pueden provocarla, aunque entre los más frecuentes está una mala alimentación, problemas de tipo vascular en la madre, factores de tipo genético e incluso trastornos autoinmunitarios.
  • Se considera que hay una serie de féminas que tienen más riesgo de padecer este problema. Nos estamos refiriendo a las mayores de 35 años, a las que presentan sobrepeso, a las que están afrontando su primer embarazo o a las que cuentan con diabetes y presión alta.
  • Varios son los síntomas que pueden indicar que una mujer la sufre. No obstante, entre los más significativos están la hinchazón de manos y pies, un aumento considerable de peso, dificultades para respirar, constantes dolores de cabeza…
  • La manera de poder detectar que la gestante sufre preeclampsia es mediante pruebas como análisis de sangre y orina, fundamentalmente.
  • Los riesgos de padecer esta compleja situación son retrasos en lo que es el desarrollo del bebé hasta daños severos a órganos como el hígado o el riñón. Eso sin pasar por alto tampoco la separación prematura de la placenta, un accidente cerebrovascular o, en casos muy extraños, lo que es la muerte.
  • La manera de poder hacerle frente a este problema es tener reposo, llevar a cabo una dieta sana y completa, reducir la ingesta de sal, beber mucha agua y seguir todas las recomendaciones del doctor.

Síguenos en Facebook y estarás al día de todos los estudios relacionados con los embarazos.

 

Últimas noticias