Noticias

Error hospitalario: bebé es amamantado por otra mujer y su madre demanda al centro

error-hospitalario2
0 Comentar

Aunque no es la tónica general, no podemos negar que, de vez en cuando, conocemos algún error hospitalario que se produce en el nacimiento de un bebé. Y precisamente de uno de este tipo hemos tenido conocimiento. Un fallo que ha traído consigo que la madre de la criatura haya decidido poner una demanda al centro sanitario.

¿Qué ha ocurrido? Que su recién nacido, por error, fue entregado a otra mujer para que le diera el pecho. Esa paciente así lo hizo y ahora la progenitora del pequeño quiere que se depuren responsabilidades por lo sucedido.

¿Dónde ha pasado?

En Estados Unidos, concretamente en Minneapolis, es donde ha tenido lugar este hecho que ha saltado ahora a las portadas de los medios de comunicación de todo el mundo. Es cierto que todo sucedió en el año 2012, pero es en este momento cuando se ha dado a conocer porque la demanda judicial se ha puesto en marcha y ya ha dado sus primeros frutos.

Los protagonistas

Tres podemos decir que son las figuras en torno a las cuales gira fundamentalmente esta historia:

  • Tammy Van Dyke, que fue la madre que vio que su hijo le era entregado a otra mujer para que le diera el pecho.
  • La segunda parturienta que, siguiendo las indicaciones de los profesionales sanitarios, procedió a darle el pecho al bebé que le llevaron a su habitación.
  • Cody, el recién nacido e hijo de la primera que, por un error, fue alimentado por otra mujer.

El origen de los hechos

El 10 de diciembre de 2012 es la fecha en la que tiene el origen de los hechos que nos ocupan. Y es que fue en ese momento cuando Tammy acudió al Abbott Northwestern Hospital de Minneapolis para poder dar a luz a su hijo. Así fue como Cody vino al mundo con absoluta normalidad y sin problemas de ningún de tipo.

Error hospitalario: bebé es amamantado por otra mujer y su madre demanda al centro

Error hospitalario

Dos días después de nacer, tuvo lugar el error que estamos abordando. Lo que sucedió fue que, en un momento en el que el bebé tenía que ser alimentado y por error, le fue llevado a otra mujer que no era su madre. Se trataba de una fémina que había parido gemelos.

Se le indicó que tenía que darle el pecho, porque se pensaba que era su hijo, y la paciente, a pesar de que las identificaciones que llevaba en la muñeca indicaban que no era su pequeño, procedió a hacerlo. Así, le amamantó como si se tratara de uno de sus vástagos.

Se descubre lo ocurrido

No ha trascendido de qué manera lo descubrió, pero lo que sabemos fue que Tammy, quizás porque se quejó de que su hijo se había saltado una toma, supo lo que había pasado. Se enteró de que su bebé había sido alimentado por otra mujer y eso generó un auténtico caos en el hospital.

Consecuencias

Nada más descubrir el error que se había cometido, los profesionales sanitarios pidieron disculpas a la madre y también tuvieron que tomar medidas. En concreto, pusieron en marcha el pertinente protocolo para someter al niño a distintas pruebas médicas, ya que era necesario poder comprobar que no se hubiera visto afectado e infectado de VIH o hepatitis.

Pero no se trataron de unos exámenes puntuales sino que tuvo que hacerse los mismos cada tres meses a lo largo de un año entero.

Demanda

Como es de imaginar, Tammy Van Dyke no ha dudado en proceder a demandar al hospital de Minneapolis por lo ocurrido. Y es que, fruto de ese error que cometieron, su bebé ha tenido que pasar un auténtico calvario de pruebas médicas. Pruebas que, afortunadamente, siempre han dado buenos resultados y no han indicado que se haya contagiado de ninguna enfermedad por ser amamantado por otra mujer.

Pero no sólo eso. En la demanda interpuesta la progenitora no ha dudado en manifestar también que todo lo que ha sucedido le ha generado un trastorno emocional severo.

Motivos los argumentados que son los que le llevan a pedir una indemnización por los daños causados de 50.000 dólares.

El hospital

El centro sanitario en el que tuvo lugar el error, por su parte, no solo ha pedido disculpas y ha reconocido su error sino que, además, ha procedido a tomar medidas para evitar que vuelva a suceder. Así, parece ser, ha puesto en marcha un nuevo sistema para la identificación de los recién nacidos. Se trata de una banda de alta tecnología que asegura en todo momento que tanto la identidad de la madre como de la de su bebé se encuentran unidas.

Habrá que esperar para ver si Tammy consigue su propósito y recibe la indemnización por los perjuicios causados.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias