Noticias

Padre condenado a cadena perpetua por dejar morir a su bebé mientras hacía sexting

padre-condenado
0 Comentar

Con noticias como la que acabamos de conocer lo que nos viene a quedar muy claro es que hay progenitores que no tienen ni la madurez ni la capacidad de responsabilizar para serlo. Se trata de adultos que por sus imprudencias acaban ocasionando daños o el fallecimiento de sus hijos. Y este sería el caso del padre condenado a cadena perpetua ahora por dejar morir a su bebé en el interior del coche mientras hacía sexting.

A continuación, el caso.

Los protagonistas

Dos tenemos que decir que son las figuras en torno a la cuales gira este suceso que no deja a nadie indiferente:

  • Justin Ross Harris, de 36 años, que es el adulto que dejó que su hijo falleciera en el interior del vehículo mientras se dedicaba a menesteres sexuales.
  • El hijo del anterior, Cooper, un bebé de tan sólo 22 de meses que perdió la vida tras tener que soportar más de siete horas dentro del coche familiar que estuvo sometido a altas temperaturas.

Los hechos

En Estados Unidos, concretamente en el estado de Georgia, es donde ha tenido lugar este caso que nos ha dejado a todos conmocionados. Se trata de una historia que sucedió en 2004, pero que ha sido ahora cuando ha saltado a los medios de comunicación pues en estos momentos Justin ha recibido la sentencia de la corte del citado estado.

En concreto, el 18 de junio de aquel año fue cuando todo sucedió y acabó trágicamente. El día comenzó como cualquier otro, de ahí que el padre colocará al pequeño en la sillita del coche y se encaminaran juntos hacia la guardería y el trabajo. No obstante, no ocurrió así. El adulto se dirigió directamente hacia su empresa, se bajó del coche y se marchó, dejando dentro del vehículo al niño.

Horas después, cuando volvió al vehículo, Cooper había fallecido.

Padre condenado a cadena perpetua

Como es lógico, el padre fue detenido nada más descubrirse los hechos y ha permanecido en prisión desde entonces. No obstante, ha sido ahora cuando se le ha dado a conocer la sentencia firme por parte del pertinente juez del estado de Georgia. Esta le ha indicado que va a tener que hacerle frente a una condena de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Y todo porque consideran que es el causante y responsable de la muerte del bebé de 22 meses.

Claves del juicio

En todo momento, el padre manifestó que lo sucedido había sido fruto únicamente de un despiste por su parte, que se olvidó de llevar al niño a la guardería y que tampoco se acordó de que estaba dentro del coche.

Sin embargo, el jurado no ha creído esta versión. ¿Por qué? Por muchas y variadas razones, entre las que se encuentran estas:

  • Los argumentos y pruebas que se presentaron en el juicio hicieron que los encargados de dictaminar su culpabilidad o inocencia llegaran a una conclusión: había dejado morir a propósito a su hijo. Es más, consideran que acabó con su vida de manera intencionada para así poder escapar de las responsabilidades familiares que tenía.
  • Durante el tiempo que el bebé pasó dentro del coche, Justin se dedicó a practicar sexting. Eso quedó demostrado a través de distintas pruebas donde quedó constancia de que había estado manteniendo conversaciones subidas de tono e incluso intercambio de material pornográfico con niñas menores.
  • Es más, las investigaciones policiales realizadas al respecto también dieron como fruto que el ahora condenado era un habitual de ese tipo de entretenimiento sexual. Buena muestra de eso es que se le interceptaron chats donde mantenía citas íntimas también con prostitutas y con un adolescente menor de edad.

¿Qué es el sexting?

Por si no lo sabes, el sexting es un anglicismo que se utiliza para referirse a la práctica de enviar a otra persona contenido de tipo sexual, ya sean imágenes o vídeos, mediante el uso de los teléfonos móviles.

Por regla general, los archivos de esta clase que alguien manda a otro son tomados por sí mismo y suelen presentarle en actitudes y poses insinuantes: completamente desnudo, mostrando ciertas partes del cuerpo, realizando algún acto erótico o pornográfico…Y es que es una manera de insinuarse y de provocar al destinatario para que participe también de ese “juego”.

Cadena perpetua

El haber dejado morir a su bebé para poder ocuparse en otros menesteres, concretamente de tipo sexual, es lo que ha llevado a que el juez le imponga la cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Y es que el jurado le ha considerado culpable de varios delitos que llevan a esa pena de cárcel: asesinato premeditado, homicidio y maltrato infantil.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias