Noticias

Colecho: padres duermen con sus cuatro hijos en una cama de ¡5 metros!

0 Comentar

Una de las cuestiones sobre las que más se debate en relación al cuidado de los hijos y que más controversia genera es la del colecho. Y es que hay padres que deciden no dormir con sus bebés en ningún momento y otros que hacen todo lo contrario, al considerar que es realmente beneficioso para todas las partes. Precisamente en este último grupo de progenitores están los que ahora se han convertido en un auténtico fenómeno. Nos estamos refiriendo a un matrimonio que ha dado forma a una cama de más de 5 metros con tal de dormir con sus ¡cuatro hijos!

Los protagonistas

Ryan Constable y su esposa, Kim, son los padres que han conseguido pasar a ser actualidad en los medios de comunicación y redes sociales. Todo porque no han dudado en apostar por el colecho hasta límites exagerados. Y es que al tener familia numerosa no han tenido que hacer otra cosa que darle forma a una cama enorme de 5,5 metros de ancho, para que así todos puedan descansar juntos.

El origen de todo

Como hemos mencionado, esta pareja tiene un total de cuatro hijos: Corey, de 11 años; Kai, de 9 años; Maya, de 6 años y finalmente Jack, de 5 años. Cuando esos fueron naciendo, la misma optó por dormir con esos porque consideraba que era la manera en la que todos descansaban mejor y en la que los adultos se sentían más seguros al tener a sus pequeños al lado y certificar en todo momento que estaban bien.

No obstante, pronto empezaron a surgir los problemas. En concreto, aparecieron las quejas cuando al llegar un nuevo bebé, los hermanos mayores de este eran enviados a dormir a sus propias habitaciones mientras el recién nacido dormía junto a los padres. Y es que los hijos más grandes manifestaban que no era justo que ellos fueran enviados a sus cuartos, que también querían dormir con sus progenitores.

La decisión

Dadas las quejas surgidas, Ryan y Kim tomaron la decisión de solventar lo que estaba ocurriendo. Por eso, se les ocurrió que la mejor alternativa para todos era dormir juntos por lo que procedieron a hacerse con una cama de 5,5 metros de ancho donde descansan los seis.

Para muchas personas que conozcan su caso está claro que dormir así les resulta una incomodidad. Sin embargo, no así para esta pareja que reconoce de esta manera pueden atender a cualquiera de los niños de manera inmediata cuando reclame a papá o a mamá sin necesidad de tener que levantarse e ir al cuarto de cada uno.

Es más consideran que también así se logra afianzar y fortalecer los lazos afectivos entre los miembros de la familia.

colecho-2

Datos de interés

La singularidad de esta pareja y de sus hijos a la hora de descansar ha despertado mucho interés, por lo que los padres no han dudado en conceder varias entrevistas a los medios de comunicación explicando algunas cuestiones específicas. En concreto, han expuesto lo siguiente:

  • Una de las principales dudas que tienen quienes conocen su caso es saber cómo el matrimonio intima durmiendo con toda la prole. En este caso, ha expuesto que cuando quieren tener relaciones ellos dos se marchan a dormir a la habitación de invitados. Asimismo manifiesta que, a veces, los más pequeños les preguntan el motivo de que no estén en la cama familiar, a lo que responden que “necesitan acurrucarse”.

  • El hijo mayor, Corey, cuenta una cama en una habitación propia porque así lo ha pedido. De esta manera, cuando lo desea duerme solo y otras junto a sus hermanos y padres.

  • La madre es la que primero se va a dormir con sus dos hijos pequeños, luego los otros dos vástagos se van a la cama sin horario porque no van a la escuela como tal. Es la progenitora la que los está educando en casa a todos, por lo que pueden levantarse más tarde.

  • De la misma manera, no ha dudado en manifestar que en todo momento apuestan por mantener viva la llama del amor dentro de lo que es el seno del matrimonio. Por eso, al menos una vez a la semana aprovechan para hacer cosas juntos, solos los dos, sin niños de por medio.

Peculiar cuanto menos es el caso de este matrimonio que a nadie deja indiferente y que vuelve a poner sobre la mesa el eterno debate sobre el colecho, que para algunos es una necesidad y una acción beneficiosa mientras que para otros resulta un auténtico “martirio” y la “destrucción” de la intimidad de pareja.

¿Qué piensas tú al respecto? ¿Te animarías a dormir con tu pareja y tus hijos todos juntos o consideras que no es ni cómodo ni adecuado?

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias