Cuidados del Bebé

Los bebés y su visión

0 Comentar

Cuando se tiene un hijo son muchas las dudas que asaltan acerca de cómo se va ir desarrollando, cómo va a ir creciendo o en qué aspectos hay que fijarse de modo especialmente para ver si su proceso entra dentro de lo que se establece como normal. En concreto, es recomendable centrarse en el peso o en el oído, sin olvidar tampoco la visión, que es una de las cosas en las que hay que prestar mucha atención.

En concreto, si acabas de tener un bebé o si lo vas a tener próximamente, sigue leyendo. A continuación te vamos a dar a conocer algunas de las claves sobre cómo evoluciona la visión del mismo. De esta manera podrás saber si la de tu pequeño entra dentro de lo que se considera normal. En caso contrario, es recomendable que lo lleves al médico para que pueda realizarle el correspondiente estudio.

Primeros días

Como quizás sepas, durante los primeros días de su llegada al mundo el recién nacido pasa por varias etapas, desde unos instantes iniciales con los ojos muy abiertos hasta otros en los que los mantendrá cerrados prácticamente todo el tiempo. No obstante, sea como sea, hay que ser consciente de que su visión es muy limitada, porque no tiene la retina totalmente desarrollada por lo que percibirá sólo lo que son destellos o reflejos.

Además en esas jornadas se puede percibir que incluso no es capaz de “manejar” los dos ojos al mismo tiempo por lo que es posible que se le pueda ver “bizco”.

Todo eso sin pasar por alto que se considera que no ve más allá de los 25 centímetros, que es la distancia a la que tiene a su mamá cuando esta le da el pecho, y que presumiblemente sólo distingue tonalidades blancas, negras y grises.

Primer mes

Conforme va creciendo y durante el primer mes, el pequeño ya comenzará a mejorar su capacidad para enfocar la visión, será capaz de centrarse en lo que son los rostros de sus padres y familiares, sentirá especial interés por el color rojo e incluso comenzará a querer seguir los objetos con la mirada.

De la misma manera, puede continuar poniéndose bizco en determinados momentos.

Segundo mes

Cuando el bebé entra ya en el segundo mes de vida ha conseguido evolucionar algo más en cuanto a la visión se refiere. Así, por ejemplo, ya puede alcanzar a ver lo que está incluso a sesenta centímetros de sus ojos, sigue con los mismos a los objetos de una manera más lenta y, además del rojo, empieza a sentir interés por cualquier cosa que tenga delante y que sea de color verde.

vision-1

Tercer mes

La evolución de la visión del pequeño sigue siendo constante y experimenta un nuevo avance cuando cumple su primer trimestre de vida. En concreto, en este mes lo que sucede es que, de pronto, se topa con sus manos, las ve y eso provocará que, a partir de este momento, empiece a desarrollar muchos movimientos con las mismas. Pero no sólo eso. Además ya podrá enfocar mucho mejor y su radio de capacidad de visión se ha ampliado más allá de los ya mencionados sesenta centímetros.

Periodo entre los 4 y los 7 meses

En el tiempo comprendido entre los cuatro y los siete meses de edad, los papás descubrirán cómo sus hijos van a dar un avance bastante notable en lo que respecta a su visión. Y es que, de manera progresiva, conseguirán reconocer cualquier objeto, podrán ver a mucha más distancia, buscarán con la mirada cualquier artículo que les guste y aumentarán su capacidad para poder sentirse atraídos y distinguir otros muchos colores.

Precisamente por todo este conjunto de avances que darán será por lo que, por ejemplo, les encantará jugar al tradicional “cucu tras”, en el que el adulto se tapa la cara con sus manos y luego las abre para mostrarle el rostro al pequeño en cuestión.

vision-2

Otros datos de interés

Además de todo lo que hemos expuesto sobre la visión en los niños, se hace necesario e imprescindible conocer otros aspectos que pueden resultar realmente útiles e interesantes al respecto, tales como estos:

  • La conocida como vía lagrimal no se desarrollará por completo hasta que el bebé no se encuentre en el periodo comprendido entre los ocho y los doce meses de vida.

  • Un elevado porcentaje de recién nacidos tienen problemas de visión como la miopía. Sin embargo, esta se corrige por sí sola durante las primeras semanas de vida.

  • La mejor manera que tienen los padres de ayudar al desarrollo de este sentido que nos ocupa en sus hijos es procediéndoles a estimular con colores, objetos, juegos

  • Hay que saber que la retina no estará desarrollada totalmente hasta que el pequeño no tenga entre 4 y 5 años de edad.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias