Noticias

Viral: la bebé que ha nacido ¡dos veces!

0 Comentar

Al ver el titular de este artículo puede ser que hayas creído que te has equivocado y has leído mal, pero no, lo has leído perfectamente. Hemos manifestado que ahora se ha convertido en un fenómeno en las redes sociales y en los medios de comunicación el caso de una bebé que ha tenido que nacer ¡dos veces! y se ha visto en la necesidad de hacerlo para sobrevivir.

Si sigues pensando que no es posible, continúa leyendo y verás cómo sales de dudas.

Los protagonistas

En Texas (Estados Unidos) es donde viven la madre (Margaret Boemer) y la hija (Lynlee) que se han convertido en noticia. Una mujer que, estando embarazada, ha tenido que “parir” dos veces a su pequeña, la primera para poder salvar su vida de una muerta casi segura y la segunda la habitual para que pudiera venir al mundo.

El origen de todo

Unos nueve meses atrás es el tiempo que hay que remontarse para poder conocer el origen de toda esta singular historia. Y es que fue entonces cuando Margaret descubrió que estaba embarazada por tercera vez, lo que la llenó de alegría pues quería formar familia numerosa. Y lo iba a conseguir por todo lo alto ya que su doctor le comunicó que estaba esperando gemelos.

No obstante, esa alegría inicial pronto se vio empañada. Lo hizo en el segundo trimestre cuando perdió a uno de sus bebés y cuando al segundo, la pequeña Lynlee, le fue diagnosticada un teratoma sacrococcígeo. Este viene a ser un tumor que afecta a fetos y que es realmente raro, sólo se produce una vez en 35.000 periodos de gestación.

Los médicos del Texas Children´s Fetal Center que llevaban el caso le comunicaron a la mamá que esa situación era realmente peligrosa y que podía suponer que también perdiera a la niña. Y es que lo que sufría era un tumor que aparece en el coxis del feto, que afecta al flujo sanguíneo de ese y que llega un momento en el que viene a convertirse en un obstáculo para que la criatura pueda seguir creciendo.

Tanto los doctores como la madre barajaron distintas posibilidades pero la única que les aseguraba que la niña pudiera seguir adelante era la cirugía fetal, porque el citado teratoma estaba ya cerrando el corazón de esa.

Primer parto

A las 23 semanas del periodo de gestación los doctores acometieron la operación que vendría a ser prácticamente como el primer parto de Margaret. Y es que durante la intervención, que vino a durar unas cinco horas, no sólo hubo que abrir el útero sino también sacar a la pequeña en su bolsa de líquido amniótico y mantenerla fuera del cuerpo de su mamá para así poder acometer la total extracción del tumor.

Después, lógicamente, se procedió a volver a colocar a Lynlee en el interior de la mujer y a coser el útero para que pudiera seguir adelante el periodo de gestación de la manera más correcta posible.

Una operación muy compleja esa que además presentó varios problemas. En concreto, el más grave fue que el corazón de la bebé hubo un momento en el que se detuvo y eso obligó a los doctores a actuar rápidamente haciendo uso de un medicamento que logró hacerla “revivir”.

Segundo parto

Desde que se llevara a cabo la compleja intervención, el embarazo continuó adelante sin más dificultad, aunque sí siendo muy controlado, hasta la semana 36 en la que la niña consideró que había llegado el momento definitivo de venir al mundo y comenzar su vida junto a su madre y el resto de familia.

Nació mediante un parto por cesárea y tuvo que ser intervenida para que así se le pudiera eliminar por completo los restos que quedaban del tumor. No obstante, todo fue muy bien y a los ocho días de pasar por el quirófano recibió el alta médica y pudo marcharse a casa con sus seres queridos, llevando la alegría al hogar y a los corazones de su madre y de sus dos hermanas mayores, sobre todo, que la protegen, cuidan y miman.

partos-1

Como es de imaginar, el caso de Lynlee ha conseguido causar un gran revuelo tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación en general. Y es que la singularidad de su nacimiento, con dos “partos” por así decirlo, nos ha dejado a todos con la boca abierta. Pero no sólo a nosotros sino a los doctores que llevaron su caso e incluso a su madre, Margaret, que en las entrevistas que ha concedido no ha dudado en subrayar que sencillamente su hija pequeña es fruto de un auténtico milagro.

¿Qué te ha parecido esta historia? ¿Te ha impactado?

Síguenos en Facebook y estarás al día de todos los virales sobre bebés.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias