Noticias

Los menores más peligrosos de la historia. ¿Quieres conocerlos?

Los menores más peligrosos de la historia. ¿Quieres conocerlos?
0 Comentar

En un artículo anterior te dimos a conocer que un científico había diseñado un sistema, sustentado en una base de datos y en un mecanismo de inteligencia artificial, con el que manifestaba que se podía detectar si un bebé, incluso antes de nacer, sería un criminal de adulto. Y posiblemente esa herramienta sería la que les hubiera gustado conocer a los padres de los menores que están considerados más peligrosos de la historia, debido al conjunto de asesinatos que acometieron.

¿Quieres conocer a quiénes nos estamos refiriendo? Te los presentamos a continuación después de que ahora se hayan publicado distintos artículos en medios de todo el mundo quizás debido a los casos que han tenido lugar en los últimos tiempos:

Asesinas de Angela Wrightson

En el mes de diciembre de 2014 fue cuando se produjo el cruel asesinato de una mujer llamada Angela Wrightson. Se trataba de una fémina con problemas de alcohol que vivía sola en su casa de Durham (Inglaterra) y que precisamente para aliviar su soledad invitaba a la gente a pasar un rato con ella. Y esa bondad y hospitalidad fue la que hizo que llegará su cruel destino.

En concreto, lo que sucedió fue que dos adolescentes, de 13 y 14 años, no dudaron en entrar en su vivienda para no sólo mortificarla con todo tipo de daños durante cinco horas sino también para acabar asesinándola.

Si sorprendente es ya que dos menores decidan matar a una persona de esa manera más aún el que encima fueran totalmente ajenas a cualquier tipo de dolor, de vergüenza, de arrepentimiento…Buena muestra de eso es que no dudaron en, después de haber acabado con la vida de la mujer, proceder a realizarse un selfie en el lugar de los hechos con la víctima y otro en el furgón policial. Dos fotografías que subieron a las redes sociales.

Hoy se encuentran en la cárcel condenadas por cadena perpetua revisable con una pena mínima de 15 años.

Joshua Philips

Dentro de la historia negra de Estados Unidos ocupa un papel relevante el de este menor de 14 años que acabó con la vida de su vecino de tan sólo 8. Parece ser que se encontraban jugando al béisbol y que el más pequeño comenzó a llorar cuando recibió el golpe de una pelota. Ante eso, para que parar el llanto, Joshua le golpeó la cabeza en varias ocasiones y eso provocó que muriera.

Lo más escalofriante de todo esto es que lo que hizo para ocultar lo que había hecho fue meter el cuerpo del fallecido debajo de su cama. Una semana después fue cuando la madre del criminal, ante el mal olor que desprendía la habitación, dio con tan macabro hallazgo.

menores-2

Robert Thompson y Jon Venables

Bajo esos nombres se encuentran dos chicos que en el año 1993, cuando tenían 10 años, procedieron a secuestrar y asesinar a un niño de 2 años en un centro comercial de Reino Unido. Aprovechando un descuido de los padres del bebé, se hicieron con este, lo torturaron y lo acabaron matando, para después abandonar su cuerpo en las vías del tren.

Cumplieron condena por secuestro y asesinato y en el año 2001 fueron ya puestos en libertad, eso sí, con otras identidades.

James Fairweather

Igual que hay casos en los que los menores criminales tienen un claro objetivo o planean acabar con la vida de alguien de su entorno por alguna causa que consideran legítima, hay otros que simplemente han escogido a sus víctimas al azar. Y eso es precisamente lo que hacía este joven británico que, a la edad de 15 años, optó por asesinar en Colchester (Reino Unido) a dos viandantes por el simple y mero deseo de matar.

Dos personas que lamentablemente se encontraban en el lugar y en el momento inadecuados lo que hizo que perdieran la vida de manera cruel y en manos de ese menor que está haciéndole frente a una condena de 27 años y que en el juicio llegó a manifestar tanto que estaba poseído por el diablo como que había cometido sus crímenes para disfrutar de tener asustada a toda la población.

Los hermanos Doran y su amigo Evans

En el año 2012 fue cuando tres amigos, Simon Evans y los hermanos Doran (Connor y Brandon), tomaron la decisión de acabar con la vida de un indigente que se encontraron en su camino. Así, con absoluta frialdad, mataron a un sin techo en Liverpool (2012). Connor, de 17 años, fue el que recibió la condena de 12 años de cárcel al considerar que había sido la “mente pensante” del delito, mientras que los otros dos chicos, de 14 años, cumplen también condenas de cárcel por un máximo de ocho años.

Una lista de menores crueles y peligrosos de la historia que es mucho más amplia y que lamentablemente nunca deja de crecer, lo que nos viene a demostrar que, en numerosas ocasiones, la crueldad humana no entiende de edad.

Temas

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias