Embarazo

Ser madre a partir de los 30 años. Ventajas y desventajas

0 Comentar

Cuando pensamos en nuestras madres o abuelas comprobamos que tuvieron sus hijos cuando contaban con veinte o veintipocos años. Sin embargo, no es nuestro caso. Hemos llegado a los treinta y seguimos sin tener descendencia, aunque cada vez vemos más cerca el conseguirla.

Todo eso es fruto de que los tiempos han cambiado, de que vamos a otro ritmo, de que a la edad que nuestras madres nos tuvieron aún estábamos nosotras con los estudios, de que nos independizamos más tarde…

Los datos que se manejan en este sentido no engañan. Y es que nos indican que cada vez son más las mujeres que apuestan por quedarse embarazadas por primera vez cuando han superado la treintena. Unas estadísticas que reflejan la realidad de numerosas féminas a las que tú te estás planteando sumarte. En ese caso, te interesará conocer cuáles son las ventajas y desventajas de hacerlo, de ser mamá a partir de esa edad:

Ventajas

treinta-3

Los beneficios de quedarse en estado cuando se ha dejado atrás la “veintena” son muchos y variados, aunque entre los más significativos se encuentran los siguientes:

1-Madurez

Sin lugar a dudas, una de las principales ventajas de que una mujer decida tener un hijo una vez que ha cumplido los 30 años es que ya es madura. Es decir, se encuentra en un momento de su vida en el que asume sus responsabilidades, tiene claro qué quiere y qué no, sabe a dónde desea llegar, cuenta con una personalidad firme, afronta su trabajo con profesionalidad…

2-Estabilidad económica

De la misma manera, no podemos pasar por alto que, por regla general, cuando se tiene la edad que nos ocupa se goza ya de una mayor estabilidad económica. Y es que lo frecuente es tener un trabajo consolidado, una vivienda ya sea en propiedad o de alquiler, una cuenta bancaria que permita asumir los gastos que conlleva el cuidado de un bebé…

3-Absolutamente convencida de ser mamá

Por supuesto, no hay que pasar por alto el hecho de que a los treinta la mujer que se queda embarazada es porque está convencida de ser madre. Es decir, su madurez y su situación profesional y personal son las que le llevan a tomar la decisión de tener un hijo en ese momento, siendo perfectamente consciente de que es el instante perfecto porque está preparada a todos los niveles para afrontar lo que eso supone.

4-Pasó el tiempo de fiestas interminables

Por supuesto, otro beneficio de afrontar la maternidad en este periodo de su vida es que, aunque sigue siendo joven y con ganas de hacer cosas y disfrutar, ya ha pasado su etapa “más loca”, la de fiestas interminables, salidas continuas todos los fines de semana…Eso supone que ahora opte por una fase más relajada en la que apostará por tener un ritmo de vida más tranquilo y con menos citas, por lo que tendrá más tiempo para poder cuidar a su bebé sin que se sienta “mal” por tener que quedarse en casa.

Desventajas

treinta-1

Al igual que quedarse embarazada a partir de los 30 años tiene sus ventajas, también cuenta con algún inconveniente que merece la pena ser tenido en cuenta como son estos:

1-Más riesgos de aborto

Sin lugar a dudas, una de las principales desventajas es que una vez que se pasan los 35 años hay más riesgos de sufrir un aborto espontáneo. Por eso, hay quienes optan por tener un hijo antes de llegar a esa edad.

2-Aumentan las posibilidades de parto por cesárea

De la misma manera, hay que tener en cuenta que también las féminas de la edad que nos ocupa ven incrementadas sus opciones de tener a sus hijos mediante un parto por cesárea. En concreto, se considera que es a partir de los 35 años cuando aumenta de manera considerable esa posibilidad, como consecuencia de que pueden presentarse complicaciones tales como el sufrimiento fetal.

3-Riesgos para el bebé

Asimismo en esta lista de desventajas que estamos abordando no hay que pasar por alto que los médicos también indican que cuando se es madre a partir de los 35 años existen muchos más peligros de que el niño sufra enfermedades o trastornos concretos. Exactamente se establece que se producen más posibilidades de que tenga un hijo con síndrome de Down.

En ese sentido, las cifras son muy claras: si a los 25 años una fémina tiene una posibilidad de entre 1.250 de que su bebé nazca con dicha anomalía cromosómica, a los 30 cuenta con una probabilidad entre 952 y a los 35 años es de una entre 378.

Te hemos dado a conocer los principales beneficios y desventajas de ser madre a partir de los 30 años. Ahora es cosa tuya analizar unos y otros, sopesarlos y tomar la decisión de si realmente consideras que ahora que tienes esa edad es el momento perfecto para tener un bebé.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias