Noticias

Quedarse embarazada, la singular cura para una mujer enferma

0 Comentar

Que la maternidad es una experiencia única, inolvidable y que consigue hacer descubrir un amor incondicional y sin reservas es algo que siempre se ha dicho. Pero si todo eso es verdad, no lo es menos el que tener un hijo se ha convertido en vida para una mujer. Nos estamos refiriendo a una fémina que sufre una extraña enfermedad y que ha encontrado la curación física precisamente en el embarazo.

¿Quieres conocer su caso? Te lo presentamos a continuación:

La protagonista y su extraña enfermedad

Kate C. Thompson es el nombre de la mujer que ahora se ha convertido en protagonista de actualidad en los distintos medios de comunicación. Y lo ha hecho porque gracias a ser madre ha podido encontrar una solución a su débil salud.

En concreto, su historia se retrotrae en el tiempo a cuando tenía 14 años. Y es que fue entonces cuando los doctores le detectaron una extraña patología llamada migraña hemipléjica (MH), que se da en una de cada 10.000 personas y que se caracteriza por el hecho de que durante las fases de mayor gravedad quien la padece no sólo manifiesta una notable debilidad motora sino que incluso puede quedarse absolutamente paralizada.

Pero aún más. Incluso hay personas que padecen esa enfermedad y que en los periodos de más intensidad de la misma llegan a sufrir convulsiones, confusión e incluso a quedarse en coma.

El embarazo como tratamiento

Desde que se le diagnosticó, ningún doctor había conseguido otorgarle un tratamiento efectivo a Kate para que pudiera hacerle frente a su problema de salud. Sin embargo, hace un tiempo hubo unos médicos que le plantearon una posibilidad para reducir notablemente la migraña hemipléjica e incluso para poder hacerla desaparecer. En concreto, le vinieron a indicar que se habían realizado distintos estudios que habían demostrado que pacientes con su misma patología habían mejorado notablemente su calidad de vida una vez que se habían quedado embarazadas.

Sí, quienes habían sido madres sufriendo esta patología habían mejorado notablemente su salud ya que parece ser que el periodo de gestación había servido para que sus cuerpos, como si de unos ordenadores se tratase, se “reiniciasen” gracias a las hormonas que cobran protagonismo durante esos nueve meses.

Kate y su gestación

Cuando sus médicos le dieron cuenta de la mejora de algunas féminas como ella que padecían MH pensó que sería una buena alternativa, que no tenía nada que perder sino todo lo contrario: ganar, como mínimo, un hijo al que amar y cuidar. Por eso, Kate no dudó en seguir los consejos de esos profesionales médicos y tomó la determinación de quedarse en estado.

Así, comenzó a intentarlo y pasado un tiempo pudo comprobar que, de pronto, todos los síntomas que sufría habían desaparecido, ya no tenía los dolores que padecía de manera periódica y eso le alertó de que había conseguido su propósito: quedarse embarazada.

Acudió a su doctor para que certificara que realmente estaba esperando un bebé y así fue, bueno realmente no, porque no le expuso que iba a tener un hijo sino dos. En concreto, se encontraba embarazada de gemelas.

enfermedad-2

La curación

Como hemos mencionado, desde que se quedó en estado esta fémina se topó con la suerte de acabar por fin con todo el sufrimiento que le ocasionaba la extraña enfermedad que sufre. Pero no sólo eso, desde entonces, ahora y, según le ha expuesto su médico, podrá olvidarse por completo de los síntomas, dolores, paralizaciones y convulsiones que sufría. Y todo gracias a sus pequeñas, nacidas mediante cesárea, que se han convertido en su tabla de salvación por muchos aspectos.

Tanto Kate como su esposo están encantados con sus gemelas a las que tienen que agradecer todo lo bueno que le han dado a la vida de su mamá. Tanto es así que, según han dado a conocer a través de una página de Facebook llamada Love What Matters, llaman cariñosamente a las niñas como “las mágicas bebé unicornio”.

En concreto, en esa misma plataforma web la ahora feliz mamá ha expuesto que “(…)me dieron mi vida de vuelta. Ya no necesito una silla de ruedas para actividades fuera de mi casa. Ya no tengo tics dolorosos en mis brazos, piernas y cabeza. Antes en tres años sólo tuvo trece días sin dolores. Ahora, la próxima semana, voy a celebrar trescientos días seguidos sin dolor”.

El caso de Kate no ha dejado indiferente. Así, en ese perfil de la citada red social su publicación ha logrado más de 85.000 “me gusta”, ha sido compartida más de 5.800 veces y cuenta con casi 2.800 comentarios. Mensajes todos estos de enhorabuena y felicitación por cómo sus hijas han conseguido darle calidad de vida y ganas de luchar.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias