Embarazo

Ventajas y desventajas de estar embarazada en otoño

0 Comentar

Si recientemente has descubierto que te encuentras embarazada o si te hallas en el segundo o tercer trimestre del periodo de gestación, está claro que este otoño va a ser especial para ti. Y lo va a ser porque durante esta estación vas a afrontar una de las experiencias más mágicas y únicas en la vida de cualquier mujer.

¿Te beneficia el encontrarte en estado durante esta época del año? Pues como imaginarás, tiene sus ventajas y desventajas, que es importante que las conozcas de cara a poder hacerle frente de la mejor manera posible al periodo de gestación. Si quieres descubrir las más significativas, sigue leyendo:

Ventajas de estar embarazada en otoño

Para muchas mujeres que han afrontado ya un embarazo durante la estación del año en la que ahora nos encontramos, la misma es una época estupenda para cualquier gestante y lo es por estos motivos fundamentalmente:

1-Temperaturas más suaves

Sin lugar a dudas, las mujeres que se han encontrado en estado durante esos meses otoñales coinciden en subrayar que el mayor beneficio en ese sentido es que han podido disfrutar de unas temperaturas mucho más suaves. Así, frente al verano en el que el calor excesivo les generaba grandes molestias, les provocaba sofocos constantes por sus cambios hormonales e incrementaba ciertos síntomas (hinchazón de piernas y pies, dificultades para conciliar el sueño…), ahora tienen la oportunidad de estar más a gusto.

Eso supone que, aunque su vientre haya crecido de manera contundente y puedan sentirse más pesadas, el hecho de que el termómetro baje considerablemente les resulta un auténtico alivio.

embarazada-otono2

2-La vuelta al cole y el descanso

Las gestantes que tengan ya hijos que vayan a la guardería o a la escuela encontrarán en el otoño un gran aliado. ¿Por qué? Sencillamente porque con la llegada del mismo se produce la vuelta al cole y eso va a permitir que, mientras que sus vástagos están en clase, ellas puedan estar en casa disfrutando del descanso y del relax que necesitan. Es más, incluso pueden aprovechar para ir preparando cosas para la llegada del nuevo bebé, como la canastilla o la decoración de la habitación, o directamente para cocinar y dejar en el congelador tuppers con comida para cuando estén en el hospital o para los primeros días con el recién nacido en casa.

3-Más alternativas de ocio

Estar todo el día en casa, salvo que se tenga un embarazo de riesgo, no es aconsejable para ninguna embarazada. Y no lo es ni a nivel mental, porque puede dedicarse a pensar y pensar en sus miedos sobre el parto o el cuidado del pequeño que viene en camino, ni tampoco desde un punto de vista físico, ya que necesita moverse y estar en buen estado de forma para afrontar todo lo que viene.

Precisamente el otoño es una buena estación para que la futura mamá pueda tener más planes de ocio por varios motivos:

  • El hecho de que las temperaturas sean mucho más suaves que en verano, le va a permitir salir a pasear cuando le apetezca, sin necesidad de tener que esperar hasta las ocho de la tarde porque antes el calor es infernal.

  • Como se han acabado las vacaciones de verano, durante las cuales sus familiares y amigos se han marchado a distintos puntos de la geografía, ahora ya están todos de vuelta en la ciudad e incorporados a sus rutinas. Una circunstancia esta que va a permitir que la gestante pueda quedar con esos de manera mucho más sencilla para salir a tomar un café, para ir de tiendas e incluso para ir al cine o al teatro, entre otros muchos planes.

Desventajas de estar embarazada en otoño

Al igual que encontrarse en estado en otoño tiene sus puntos a favor, también los tiene en contra. En concreto, lo menos favorable de encontrarse embarazada en esa estación del año es lo siguiente:

1-Resfriados y catarros

Sin lugar a dudas esta época está caracterizada, entre otras muchas cosas, porque los resfriados, gripes y catarros son más habituales. De ahí que la futura mamá tenga que cuidarse de modo especial pues si sufre alguna de esas enfermedades va a tener que hacerle frente a la misma sin poder tomar medicación y eso supondrá que le cueste más recuperarse.

embarazada-otono3

2-Renovación del armario

De la misma manera, otra desventaja de estar embarazada en otoño es que supone tener que realizar un importante desembolso económico para renovar el armario. Y es que las prendas que tenga ya no le van a servir porque ha aumentado de peso y de talla, por tanto. Necesitará comprarse ropa nueva por ese motivo y para hacerle frente a las temperaturas que se registrarán. Por eso, tendrá que preparar su bolsillo para ese gasto totalmente necesario e imprescindible.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias