Noticias

Denuncia a sus padres al negarse a retirar de Facebook fotos de su infancia

Denuncia a sus padres al negarse a retirar de Facebook fotos de su infancia
Comentar

En más de una ocasión hemos hablado acerca de las redes sociales y de los motivos variados por los que se recomienda a los padres no subir fotografías de sus hijos. Una de esas razones es que es una manera de vulnerar la intimidad de los pequeños quienes luego, cuando crecen, pueden sentirse molestos u avergonzados por cómo aparecen en determinadas circunstancias.

Y precisamente eso es lo que ha generado un conflicto entre unos progenitores y su hija, quien ha acabado denunciándolos ante las autoridades. Todo por culpa de unas instantáneas de su infancia que subieron a Facebook y que se niegan a eliminar.

¿Dónde ha sucedido?

En Austria es concretamente donde tiene lugar este conflicto que ahora ha enfrentado de manera directa y contundente a una familia por culpa de las redes sociales y del afán de muchas personas por contar al resto del mundo lo que hacen paso a paso en su día a día.

Los protagonistas

Como podemos imaginar, tres son las figuras que se han convertido en noticia por el enfrentamiento que ahora tienen:

  • La hija, que ahora tiene 18 años y que es la que ha llevado a sus padres a los tribunales después de negarse a retirar fotografías suyas de la infancia en la mencionada plataforma web.

  • Los progenitores, que se oponen a eliminar las instantáneas de su vástaga.

Los hechos

Hace cuatro años es cuando se origina el conflicto que ahora nos ocupa como tal. Y es que fue en ese momento cuando la joven, que tenía entonces 14 años, decidió crearse un perfil en Facebook. Al hacerlo se encontró con algo que desconocía por completo: que tenía un sinfín de fotografías suyas, de la infancia, publicadas porque sus padres se habían dedicado a ir colgándolas desde hace años.

Esa situación no gustó en absoluto a la adolescente que les pidió de todas las maneras posibles que las retiraran, ya que incluso habían llegado a colgar imágenes donde se la veía de pequeña haciendo sus necesidades en el orinal, vestida de cualquier forma e incluso desnuda en lo que era la cuna.

En concreto habían subido un total de 500 imágenes de su hija y las mismas las habían compartido con unos 700 amigos aproximadamente.

Por activa y por pasiva, la joven pidió, rogó y exigió a los adultos que quitaran todos esos archivos de la red social, pero estos se negaron una y otra vez. Por eso, no ha podido hacer otra cosa que esperar cuatro años a cumplir la mayoría de edad y tomar cartas en el asunto.

denuncia-2

A juicio

Ahora esa muchacha tiene 18 años y ha considerado que, dado que sus progenitores no le hacen caso, ha llegado el momento de adoptar medidas. Así, después de haberse independizado del hogar familiar, ha recurrido a los tribunales para poder conseguir que se respete su derecho a la intimidad.

Por eso, ha demandado a sus padres no sólo porque hayan colgado imágenes de su privacidad sin su consentimiento sino también porque no han hecho caso a su petición de que las retiren, ya que le dan vergüenza y la indignan.

En concreto, se ha aferrado a la Ley de Protección de Datos para llevarles a juicio y conseguir que todas esas fotografías sean eliminadas por completo de las redes sociales. De la misma manera, si el juez le da la razón también se vería recompensada con una indemnización que podría oscilar entre los 3.000 y los 10.000 euros.

La actitud paterna

A pesar de la situación en la que se encuentran, enfrentados con su hija e incluso denunciados ante la autoridad judicial, los progenitores siguen empeñados en no borrar de sus perfiles ninguna de las imágenes que la joven les exige retirar. En concreto, dicen que no lo van a hacer porque, como argumenta su abogado, se trata de instantáneas que forman parte del álbum familiar de sus vidas, que las han compartido con sus seres queridos y, del mismo modo, consideran que están en su derecho de colgarlas porque son su día a día y su historia personal.

Por el momento, parece que ambas partes siguen manteniéndose firme en sus respectivas decisiones y eso va a traer consigo que, si antes no logran llegar a un entendimiento, van a tener que verse la cara en los tribunales. El próximo mes de noviembre es cuando se iniciaría el juicio y todo parece indicar que la “vencedora” del mismo sería la joven, ya que tanto su intimidad como su privacidad las tiene respaldadas por la Ley de Protección de Datos existente. De esta manera, el juez dictaminaría el borrado de todas esas instantáneas por parte de su padres y el abono de una multa por parte de estos.

¿Tú qué opinas? ¿A favor de quién estás?

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias