Cuidados del Bebé

4 cosas que nunca debes hacer con un recién nacido

4 cosas que nunca debes hacer con un recién nacido
Comentar

En muy poco tiempo vas a ser madre o padre primerizo y ahora te encuentras pensando en cómo vas a afrontar los cuidados de tu bebé cuando nazca. Y es que tienes muchas dudas respecto a si lo harás bien, a si cometerás algún error, a si sabrás reaccionar a tiempo cuando surja algún imprevisto…

Precisamente porque somos conscientes de todos esos temores que posees, queremos ayudarte. Por eso, si sigues leyendo conocerás algunas de las cosas que nunca, NUNCA, debes hacer con tu recién nacido en pro de su bienestar y salud:

1-Dejarlo solo en el cambiador

Una de las reglas de oro que debes aprender desde el primer momento es que jamás puedes dejar a tu pequeño solo en el cambiador mientras que vas a la habitación de al lado o a cualquier rincón del cuarto a coger una artículo que necesites para vestirle o cambiarle el pañal. Te puede parecer que el citado cambiador es seguro y que tu hijo no se va a mover, pero estás equivocado. Dejar a un bebé solo aunque sea una décima de segundo puede suponer que se caiga al suelo directamente ante cualquier movimiento que haga.

Por ese motivo, lo que debes hacer es comprarte un mueble de ese tipo que cuente con cajones o con baldas para que en el mismo puedas tener a mano todo lo que necesitas en el proceso de cambiarle el pañal y ponerle ropa limpia.

2-Viajar en el coche sin su silla o capazo

Ni que decir tiene que una de las imprudencias más graves que se pueden ver es la de padres y madres que no dudan en viajar en el coche llevando a su recién nacido en brazos. Y es que, aunque se vaya a recorrer muy poca distancia y se circule a una baja velocidad, puede suceder cualquier desgracia como que aparezca un vehículo inesperado, lo que daría como resultado un choque que traería consigo que el pequeño cayera en el interior del automóvil o directamente que saliera despedido.

Por eso, jamás, jamás, jamás…se te ocurra desplazarte sin colocarle en su capazo o sillita y que este se encuentre perfectamente anclado y protegido con el pertinente cinturón de seguridad.

nacido-2

3-“Lanzarlo” para jugar

Todos hemos visto en algún momento a algún adulto que para sacarle una sonrisa al bebé no duda en moverlo de un lado a otro o que directamente lo “lanza” hacia arriba para luego recogerlo otra vez en las manos. Esa acción puede parecer absolutamente divertida y nada peligrosa, pero no es así. Llevarla a cabo puede dar lugar a que el recién nacido sufra lo que se conoce como síndrome del bebé sacudido.

Básicamente se trata de un traumatismo de tipo craneoencefálico que puede traer consigo graves daños físicos para el menor tales como un ataque epiléptico, una lesión cerebral, ceguera, una parálisis cerebral e incluso serios problemas para su desarrollo y aprendizaje.

Así que controla los movimientos que le haces a tu hijo, aunque sea jugando.

4-Ponerle a dormir boca abajo

De la misma manera, hay que tener presente que, como aconsejan los pediatras, no se debe colocar al niño boca abajo cuando va a dormir en la cuna. ¿Por qué? Porque esa posición aumenta de manera considerable lo que son los riesgos de que pueda ser víctima de lo que se da en llamar muerte súbita del lactante.

Como su propio nombre indica, se trata de un fallecimiento inesperado que resulta devastador en las familias en las que se produce y que no tiene una causa concreta. No obstante, los estudios acometidos dictaminan que tienen más riesgos de sufrirlo los bebés que duermen boca abajo, los que nacieron prematuros o con poco peso, los que tienen una madre menor de 20 años…

Para poder reducir los riesgos de tu pequeño al respecto lo que tienes que hacer es colocarlo boca arriba en la cuna, pues eso los disminuye en un 50%, y hacer que esa disponga de un colchón plano y firme. Todo eso sin pasar por alto que debes evitar tanto colocarle almohadas o cojines, como cubrirle con un cobertor o hacer que tenga al lado un juguete pues este puede causarle asfixia.

Otras cosas que no debes hacer

Aunque las recomendaciones dadas hasta ahora son las más significativas en cuanto a lo que no debes hacer con tu bebé, no te olvides tampoco de seguir estas otras que también serán significativas:

  • Evita que esté en contacto con personas que tengan enfermedades que resulten contagiosas.

  • No lo cojas con las manos sucias, porque eso podría dar lugar a que pudiera verse perjudicado por distintas infecciones.

  • No te excedas poniéndole prendas de ropa para abrigarle, porque puedes hacerle enfermar. Sigue la lógica para vestirlo en base a la temperatura que haga.

  • Jamás le des un alimento que no te haya indicado el pediatra.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias