Educación

Divertidas fotografías que muestran el antes y el después de los niños en el primer día de cole

Divertidas fotografías que muestran el antes y el después de los niños en el primer día de cole
0 Comentar

Estos días son ya muchas las ciudades en las que se ha puesto en marcha el curso escolar. Un hecho que ha propiciado la alegría de algunos alumnos por volver al colegio y los temores de otros que se enfrentaban por primera vez a esa situación. A partir de ahí lo que se ha producido son situaciones de todo tipo en las que se ha podido dejar patente a los padres por parte de los más pequeños si han cambiado de idea sobre la escuela, si se han confirmado sus “sospechas” o si directamente se han sorprendido porque no esperaban algo así.

Cada niño es un mundo, como se suele decir, y eso provoca que afronten el curso de manera diferente: con pereza, con desgana, con ilusión…Precisamente en eso queremos ahora centrarnos a través de divertidas imágenes. En concreto, si sigues leyendo lo que te vas a encontrar a continuación son fotografías de menores que muestran lo que es el antes y el después del primer día de cole.

Sensaciones mil en el mismo día

Todos somos conscientes de que en unas horas nos pueden suceder un sinfín de cosas. Y eso es lo que les ha pasado a los protagonistas que te vamos a presentar acto seguido. Se trata de pequeños que afrontaron el primer día de colegio con una sonrisa en la boca, duchados, bien peinados y perfectamente vestidos pero que tras salir del centro y volver a casa parecían otros absolutamente:

1-Se acabó la felicidad

colegio-1

La cara de este pequeño camino de la escuela es plenamente de alegría, de ilusión e incluso de ganas de afrontar ese reto nuevo en su vida, pero verle en la fotografía al salir de clase es darse cuenta de que sus ideas iniciales no fueron las correctas. Y es que aparece no sólo cansado sino con una cara de tristeza absoluta que parece decir “este no es un lugar tan divertido como me imaginaba”.

2-Ya no soy el mismo

colegio-2

Este otro menor que ahora tienes delante está claro que tampoco ha tenido un buen primer día de colegio. Para eso sólo basta comprobar que llegó al colegio perfectamente vestido y peinado, como si de un modelo de ropa infantil fuera, y que acabó la jornada por los suelos, sí literalmente. Y es que sus padres no sólo se lo encontraron tumbado en la acera sino, lo más curioso, ¡sin zapatos! Por lo que se queda pensar: ¿qué hizo con esos?

3-¡Esto es muy duro!

colegio-3

Los hermanos de esta otra fotografía aparecen sonrientes en la primera de las imágenes, en la que posan justo antes de entrar en su escuela. Sin embargo, todo cambia en la segunda, en la que aparecen sentados en un restaurante en el que van a comer con sus padres después de salir del centro. Y es que en esa instantánea se les ve mientras esperan su plato absolutamente abatidos: el chico ocultando su cara con las manos y la chica con una cara de total cansancio y desilusión.

4-¡La escuela es la guerra!

colegio-4

Viendo las imágenes de esta otra pequeña no sabemos si ha ido al cole o directamente a una batalla campal. Y es que empezó la mañana vestida muy coqueta con un conjunto moderno, perfectamente peinada con un pequeño recogido con lazo y con una sonrisa “de oreja a oreja”. Pero en la segunda foto, en la que se ve saliendo del autobús escolar que la deja en casa, parece absolutamente otra.

Claro porque no hay rastro de la cazadora, está absolutamente despeinada y sin moño de ningún tipo, parece que tiene manchas en la falda y su mirada está perdida. Vamos, que viendo cómo llega a su hogar, parece que en cualquier momento va a decir la conocida frase de Rambo: “no siento las piernas”. Por lo que queda pensar, “¿qué ha sucedido en clase?”.

El primer día de cole crea precedente

colegio-5

Hay otros niños que justo en el primer día de clase no se les ve ese cambio de opiniones y sensaciones con respecto al colegio, pero que sí lo van mostrando de manera paulatina. Este sería el caso del pequeño que te presentamos a continuación:

“No quiero ir al cole, jooooo” es lo que parece decir con su rostro el menor en la segunda instantánea. Y es que, mientras que en la primera posaba feliz y con una sonrisa inmensa, en la última todo lo contrario. En concreto, en esa última imagen aparece con los brazos caídos, casi arrastrando la mochila y con una cara de pesadumbre absoluta.

¿Les ha pasado a tus hijos algo parecido a lo que se muestra en esas fotografías que te hemos dado a conocer?

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias