Noticias

Increíble: ¡una madre se casa con su hija!

Increíble: ¡una madre se casa con su hija!
0 Comentar

¿Cuántas veces hemos dicho eso de “la realidad supera la ficción”? Seguro que muchas y es que es así, en numerosas ocasiones lo que sucede en el día a día es realmente más increíble y sorprendente que lo que podemos ver en una película o serie de televisión. Y para muestra el caso que acabamos de descubrir y que ha comenzado a convertirse en un auténtico fenómeno en la Red. En concreto, se trata del caso de una madre que se ha casado con su hija.

¿Tienes interés por saber qué ha pasado? Sigue leyendo.

¿Dónde ha tenido lugar?

En Estados Unidos es donde ha tenido lugar la noticia que ahora nos ocupa, más concretamente en la zona de Oklahoma City.

Las protagonistas

Por el titular de este artículo, ya te vendrás a imaginar qué dos mujeres son las protagonistas de este caso:

  • La madre, que responde al nombre de Patricia Ann Spann y que tiene una edad de 43 años.

  • La hija, que se llama Misty Velvet Dawn, de 25 años de edad.

Dos mujeres que ahora, además de tener ese vínculo materno-filial biológico que poseen, cuentan con un fuerte lazo sentimental como pareja ya que han contraído matrimonio.

La situación familiar

Realmente encontrar un porqué a todo lo que ha acontecido con estas mujeres es realmente complicado, pues son muchas las lagunas que existen al respecto. De ahí que en estos momentos las autoridades policiales estén llevando a cabo una investigación a fondo para poder averiguar realmente qué ha sucedido y cuál es el origen de todo.

Lo que sí se tiene claro es el momento en el que empezó a descubrirse el matrimonio de esa madre y esa hija. Fue hace unas semanas, concretamente a finales de agosto, cuando se estaba llevando a cabo una investigación de bienestar infantil por parte de los servicios estatales de protección infantil. Patricia, ante las preguntas de estos, lo único que afirmó fue que hacía muchísimo tiempo que se le habían retirado la custodia de sus tres hijos y que fue la abuela paterna de esos la que se encargó de adoptarlos.

A partir de ahí, contó que afortunadamente con su hija había conseguido ponerse en contacto desde hace dos años atrás y ese fue el “hilo” del que los profesionales estatales comenzaron a tirar. Así fue cómo descubrieron que las dos mujeres estaban casadas.

La boda

En el mes de marzo es cuando se pudo descubrir que madre e hija se habían convertido en esposas y se encontraban residiendo en Duncan. Sin embargo, aún no se ha podido averiguar el motivo de ese enlace, es decir, del incesto. Y es que se barajan multitud de posibilidades que podrían explicar el mismo, por lo que habrá que esperar a que las implicadas den su versión de los hechos.

La madre, reincidente

Pero si todo esto resulta sorprendente, lo es mucho más el hecho de que no es la primera vez que la adulto, Patricia, había estado casada con uno de sus hijos. En concreto, cuando se ha comenzado a investigar más a fondo su vida se ha descubierto que en el año 2008 hizo lo propio con uno de sus vástagos, sin embargo, este, algo más de un año después después de haber contraído matrimonio, pidió la anulación del mismo. ¿Qué alegó para que le fuera concedida? Lógicamente que no era legal, que había sido incesto porque su mujer era en realidad su madre biológica.

¿Y ahora?

Después de que se consiguiera averiguar que madre e hija estaban casadas, las dos han sido detenidas y han comparecido ante la corte judicial del condado de Stephens, ya que allí cualquier boda entre miembros de una familia, haya ido acompañada o no de relaciones íntimas, está considerada incesto.

Ninguna de las dos féminas ha querido aclarar demasiado las cosas, tanto es así que lo único que ha manifestado abiertamente la “madre-esposa” es que pensaban que no estaban haciendo nada malo y que su matrimonio era legal, ya que en el certificado de nacimiento de Misty no aparece desde hace tiempo lo que son los datos personales de su madre biológica.

Por el momento, esta es la situación para ambas mujeres que continúan detenidas y parece que van a seguir así porque no tienen dinero para poder hacerle frente a la fianza que el juez ha impuesto para cada una de ellas: 10.000 dólares, que vendrían a equivaler a algo más de 8.800 euros.

Su caso, como es de imaginar, ha suscitado un gran interés en la Red y se ha convertido en viral en muy poco tiempo. Y seguramente lo seguirá siendo hasta que salga a la luz no sólo el motivo que llevó a que madre e hija se casaran sino también a porqué la adulto ya hizo lo mismo antes con otro hijo. Un misterio que continúa sin resolverse.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias