Salud

Taquipnea en recién nacidos. Todo lo que necesitas saber

Taquipnea en recién nacidos. Todo lo que necesitas saber
Comentar

Sin lugar a dudas, uno de los aspectos que más preocupa a los padres respecto a sus hijos recién nacidos es la salud, es decir, que vengan al mundo sin problemas de ningún tipo y que puedan crecer sanos y fuertes. De ahí que se interesen por conocer a fondo qué circunstancias pueden alterar esa felicidad plena que supone el nacimiento y qué dificultades pueden tener los pequeños nada más venir al mundo.

Precisamente por eso les podrá resultar útil descubrir lo que se conoce como taquipnea en bebés, que, aunque no es demasiado conocida, se considera que suele afectar a un 1% de los pequeños.

¿Qué es?

Taquipnea de pulmón húmedo o taquipnea transitoria es como se da en llamar también a esta situación que se define por ser básicamente una respiración que es anormalmente rápida, es decir, mucho más rápida de lo que vendría a ser habitual en un recién nacido. En concreto, la normal de este suele estar entre las 30 y las 60 respiraciones por minuto.

¿A qué se debe?

Para poder entender el porqué tiene la lugar la misma hay que saber que, durante el periodo de gestación, el feto cuenta con líquido especial en los pulmones pues ese le va a permitir poder desarrollar su sistema pulmonar. No obstante, en el momento del parto, lo habitual es que el mismo sea eliminado o reabsorbido por completo.

Sin embargo, es cierto que hay recién nacidos que no logran hacerlo desaparecer y siguen teniendo líquido en sus pulmones, lo que supone que procedan a respirar de manera más rápida de lo habitual y que puedan presentar, además, otros síntomas tales como cianosis de la piel, es decir lo que es un color azulado, y el aleteo nasal.

Asimismo hay que tener en cuenta que lo habitual es que la taquipnea aparezca una hora o dos, como mucho, después de haber venido al mundo.

Mayores riesgos

Aunque cualquier bebé puede sufrir esa singular respiración, no podemos pasar por alto que hay algunos que tienen más probabilidad que otros. Este sería el caso, por ejemplo, de los siguientes:

  • Se establece que los varones son más propensos que las niñas.

  • Los pequeños cuyas madres sufren diabetes.

  • Los niños que nacieron mediante cesárea.

  • Los recién nacidos cuyas progenitoras sufren asma.

  • Los bebés que vinieron al mundo antes de que se cumpliera la semana 38 de gestación.

Tratamiento

Una vez que los doctores han podido certificar, mediante el correspondiente examen y las pruebas pertinentes (monitoreo de los niveles de oxígeno, radiografía, hemocultivo…), que el recién nacido cuenta con taquipnea procederán a establecer el correspondiente tratamiento. En concreto, este suele consistir básicamente en lo que es el suministro adecuado de oxígeno y también, si así se considera oportuno, la alimentación vía intravenosa o la administración de antibióticos para poder acabar con cualquier posible infección.

taquipnea-2

Otros datos de interés

Aunque la información dada hasta el momento puede ser la más necesaria y útil acerca de la taquipnea en recién nacidos, también resulta interesante conocer otros datos relevantes, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Además de las denominaciones citadas, es frecuente que también se haga referencia a la misma como retención de líquido pulmonar fetal.

  • Por regla general, los bebés que la sufren consiguen mejorar de manera contundente en un plazo que oscilará entre las 12 y las 24 horas, al tiempo que lograrán recuperarse por completo en un tiempo máximo de 48 horas desde que vinieron al mundo.

  • Es importante saber que la situación que nos ocupa en absoluto resulta falta ni excesivamente grave, por lo que los padres con hijos que tengan que hacerle frente a la misma deben estar tranquilos estando en manos de los doctores.

  • No menos relevante es saber que es muy frecuente que la taquipnea, en pro de certificar el bienestar y la seguridad del pequeño, lleve a los médicos a tomar la decisión de mantenerlo ingresado en el hospital entre uno y dos días más de lo que sería habitual tras un alumbramiento.

  • Si esa respiración anormal se mantiene más allá de los cinco días, hay que tener en cuenta que eso puede venir a indicar y a generar incluso un estado de mayor gravedad en el bebé. En concreto, puede traer consigo desde patologías como la neumonía hasta enfermedades de tipo cardíaco. No obstante, no es lo habitual.

  • Sólo en algunos casos, que suelen aparecer en pequeños nacidos con cesárea y semanas antes de lo previsto, se puede dar lo que se da en llamar taquipnea transitoria maligna, que entraña cierta gravedad.

Con todos estos datos, cualquier pareja que vayan a tener próximamente un hijo podrán tener la información suficiente para afrontar con serenidad el nacimiento de ese en el caso de que se viera afectado por la taquipnea.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias