Mamás y papás

Lo que más te sorprende de tu padre ejerciendo de abuelo

abuelo-3
0 Comentar

Siempre has tenido un concepto y una imagen clara de cómo es tu padre, de cuáles son sus normas en la vida, de cuáles son sus ideas acerca de la educación…Y es que, al fin y al cabo, es todo lo que te ha intentado transmitir y lo que ha determinado que fuera estricto, que estableciera unas normas en casa, que no dudara en imponerte un castigo cuando no te portabas bien…

Sin embargo, cuando le has visto ejercer de abuelo, “se te ha caído el mito”. Sí, porque te has quedado sencillamente alucinando al comprobar que es mucho más flexible, tolerante, transigente e incluso cariñoso con tu hijo de lo que lo fue contigo. ¿Verdad o mentira? Por regla general, los abuelos dejan atrás de su papel de padres y se vuelcan en esos nietos que les dan la vida y eso hace que sorprendan.

En concreto, posiblemente en estos aspectos es en los que más te ha podido dejar tu progenitor con la boca abierta al verlo desempeñar su rol de abuelo:

1-Permite que tu hijo no se coma lo que no le gusta o no le apetece

Posiblemente tu padre cuando eras una niña era alguien muy estricto en cuanto a la alimentación. Eso suponía que te dijera que lo que había en el plato se comía, que tu casa no era un restaurante para elegir y que lo que no te tomaras al mediodía lo tendrías para la cena y si no para el desayuno.

Pues bien, esa firmeza que presentaba en cuanto a tu dieta, ahora con tu hijo se ha esfumado por completo. Tanto es así que cuando estáis comiendo, el pequeño prefiere sentarse al lado del abuelo porque sabe que si le dice que no tiene gana o sencillamente que le duele la barriguita, le permitirá que deje de comer eso que no le gusta.

abuelo-2

2-No se enfada si el pequeño tira las cosas por el suelo

Si tú eres uno de esos niños que cuando te cabreabas tirabas las cosas al suelo, puede ser que te llevaras más de una reprimenda por parte de tu padre e incluso algún castigo que otro. Sin embargo, toda esa severidad parece haberse esfumado y es que ahora cuando tu hijo hace lo mismo que hacías tú siendo un “comino”, el abuelo lo más que le llega a decir es “eso no se hace” o directamente le ayuda a recoger lo que ha tirado.

3-Se pone a cantar y bailar como loco

Cada persona es un mundo y cada padre también lo es, por tanto. Si tu progenitor era un hombre más o menos serio, posiblemente no le vieras cantar y bailar canciones infantiles contigo, como mucho tararearlas. Sin embargo, ahora esa idea que tenías de él como adulto “aburrido” ha cambiado a raíz de tener a tu hijo.

¿Por qué? Porque aún sigues con la boca abierta después de haber sido testigo de cómo, ni corto ni perezoso, se pone a bailar y cantar “Soy una taza, una tetera…”, juega al corro o incluso se sabe todas las canciones de las series de televisión que le gustan al pequeño de la casa. Es todo un experto en composiciones infantiles.

abuelo-4

4-No le castiga cuando tiene una rabieta

A no ser que tu hijo se haya pasado muchísimo y haya montado un espectáculo impresionante, posiblemente tu padre no le castigue cuando tiene una rabieta. Así, mientras que contigo sí lo hacía, ahora es más dialogante en ese sentido, intenta explicarle porqué no debe hacerlo, qué está haciendo mal…

5-Le permite que le saque todas las cosas de la guantera

Si tu padre es alguien especialmente pulcro y quisquilloso con su coche y con el hecho de que este se encuentre en perfecto estado de limpieza y orden, te habrás quedado también alucinando cuando has visto que, mientras que el vehículo está aparcado, no sólo permite que tu hijo le pise los asientos para pasar de la parte trasera a la delantera sino también que le abra la guantera y le saque todo lo que tiene dentro para realizar una inspección.

abuelo-1

A grandes rasgos, estas son algunas de las cosas que posiblemente más nos sorprenden a todos en cuanto a la diferencia de actitud y comportamiento que nuestros padres tenían como tal y ahora que ejercen de abuelos. No obstante, es completamente lógico que ahora sean mucho más flexibles, que permitan mucho más y que sean capaces de asumir otras actitudes por las que antes no apostaban. Y es que ahora son abuelos, lo que significa que no tienen el peso de llevar adelante la educación de los nietos. Son los progenitores de los pequeños los que se tienen que encargar de eso.

Los abuelos son abuelos y están para enseñarles muchas cosas pero, sobre todo, para disfrutar de sus nietos y también para darles algún capricho de vez en cuando.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias