Nutrición

Consejos para comprar un calienta biberones

calienta-3
0 Comentar

Posiblemente estés dándole el pecho a tu hijo y pienses que el tiempo en el que va a estar tomando biberón va a ser muy breve o sencillamente consideres que siempre puedes optar por el baño María, no obstante, piénsate el comprar un calienta biberones. Es cierto que muchas madres prefieren no gastar dinero en ese artículo porque tienen claro que es totalmente prescindible. Y no les falta razón, en tanto en cuanto existen otras opciones, como la de citada del baño María, para conseguir el mismo resultado.

Sin embargo, tampoco se puede obviar el hecho de que ese dispositivo permite calentar el biberón de una manera mucho más rápida y con mayores garantías de seguridad.

Por eso, si llega un momento en el que piensas que sí, que vas a adquirir uno, sigue leyendo. A continuación, te vamos a dar a conocer una serie de consejos útiles para que puedas conseguir el mejor modelo, el que se ajuste por completo a tus necesidades:

1-Universalidad

De manera indiscutible, uno de los aspectos en los que más debes fijarte a la hora de comprar un artículo como el que nos ocupa es en si resulta universal o no. Con esto nos referimos a que si puede calentar o no biberones de cualquier marca, ya que hay algunos dispositivos que únicamente permiten acometer esa operación con los bibes de su firma, de ahí que sea un inconveniente si tú utilizas varios y cada uno es diferente.

2-Tamaño

Por supuesto, es importante que también tengas en consideración su tamaño, no ya de dimensiones como tal sino en relación a cuántos biberones puede calentar al mismo tiempo. Si tienes solo un hijo esta característica no será de importancia realmente, pero si cuentas con gemelos o mellizos o incluso con dos niños de edad diferente pero que están tomando los dos biberones sí es una especificación técnica que debes tener muy en cuenta.

3-Tiempo

De la misma manera, debes saber que no todos los calienta biberones realizan su función en el mismo tiempo. Así, hay algunos que requieren más minutos y otros que en apenas noventa segundos te tienen lista la comida de tu bebé. Por eso, ten muy presente este factor, especialmente si tu hijo se pone a llorar de una manera incontrolada cuando tiene hambre.

calienta-2

4-Marca

Al igual que en otros muchos productos para el cuidado del niño, como la trona o la cuna, hay que fijarse que la marca del calienta biberones sea reconocida. Y es que, de esta manera, te garantizas que está avalada y contrastada la calidad del artículo que adquieres así como sus prestaciones. En concreto, entre las firmas que tienen más prestigio al respecto están tanto Chicco como Jané, por ejemplo.

5-¿Sólo biberones?

Si después de pensártelo mucho tomas la decisión de comprar un calienta biberones es importante que tengas presente que hay modelos que también dan la posibilidad de calentar la comida que haya en un tupper o en frasco. Esta opción es realmente útil si partimos del hecho de que tu pequeño pronto empezará a tomar potitos de los que se compran en las farmacias o supermercados y purés que tú le prepares en casa.

De esta manera, adquirir un producto con esa posibilidad hará que esté realizando una inversión a largo plazo.

calienta-1

6-Sistema de funcionamiento

De la misma manera, no te olvides de fijarte bien en el sistema de funcionamiento que tenga el calienta biberones que vayas a adquirir. Y es que en el mercado te toparás tanto con modelos que simplemente realizan su función conectándose a la red eléctrica, mientras que hay otros que dan la posibilidad de hacer lo mismo pero enchufados al mechero del coche, lo que supone que estén pensados para llevarlos consigo cuando se va de viaje.

7-Precio

Ni que decir tiene que, al igual que cuando se hace cualquier otra compra, hay que fijarse mucho en el precio para que así pueda ajustarse por completo al dinero que puedes gastar en base al estado en el que se encuentre tu economía familiar. Por eso, analiza el mercado, mira bien lo que cuestan aproximadamente esos artículos y no te dejes engañar, paga por las prestaciones y la calidad que tenga el modelo elegido.

Otros consejos

Además de las recomendaciones dadas hasta el momento, también es importante que te fijes en los accesorios que puede incluir, como cucharas para poder retirar el biberón sin quemarse, e incluso en su facilidad de limpieza. Eso sin pasar por alto que esté dotado con avisadores acústicos o luminosos que puedan indicarte en el momento en el que la comida de tu pequeño esté a la temperatura deseada y lista para que pueda disfrutarla.

Partiendo de todas estas premisas, no tengas dudas de que adquirirás el calienta biberones idóneo.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias