Educación

TDAH. Todo lo que necesitas saber

tdah-1
0 Comentar

Afortunadamente, cada vez más en nuestra sociedad se le está dando visibilidad a determinados trastornos y dificultades del aprendizaje, lo que está propiciando que muchos niños que los sufren puedan contar con la ayuda necesaria para afrontarlos y superarlos, evitando así que sean rechazados como ocurría años atrás al considerar que simplemente eran vagos y por ese motivo sacaban malas notas.

En concreto, los estudios e investigaciones al respecto nos están permitiendo ponernos al día al respecto y conocer las distintas dificultades de ese tipo que existen, como sería el TDAH. Sigue leyendo y lo descubrirás.

¿Qué es?

Bajo las siglas mencionadas se encuentra lo que se ha dado en llamar Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Es decir, un trastorno neurobiológico que hace acto de aparición en la infancia, que se puede diagnosticar a partir de los 6 años de edad y que se identifica, como dice su nombre, por el hecho de que el pequeño no sólo es hiperactivo sino también muy impulsivo e incapaz de pasarse mucho tiempo prestando atención a algo.

tdah-2

Síntomas

Como hemos mencionado en el apartado anterior, el menor que sufre TDAH puede contar con tres síntomas fundamentales, como son los siguientes:

  • Hiperactividad. Esta se manifiesta a través de señales tales como que habla en exceso, que carece de falta de constancia, que presenta problemas para poder pasar mucho tiempo durmiendo, que presenta notables dificultades para poder relajarse y, sobre todo, que no para quieto.

  • Impulsividad. Se considera que quizás este es el síntoma que aparece con menos frecuencia en niños con el trastorno que nos ocupa. No obstante, los pequeños que sí lo tienen lo manifiestan a través de señales como estas: tienen que tocar todo lo que tienen a su alrededor, son muy impacientes, interrumpen las conversaciones de los demás de forma constante, no piensan antes de hacer las cosas o de contestar a las preguntas que se les hacen…

  • Déficit de atención. Cuando el menor en cuestión empieza a ir al colegio es cuando se lleva a cabo la mayor detención de este síntoma, ya que el mismo propicia que se distraiga fácilmente, que no pueda pasar demasiado tiempo prestando atención a algo, que no tenga ninguna capacidad de organización para realizar sus tareas, que no sea capaz de concluir las actividades que empieza…

Diagnóstico

Cuando se comprueba que el niño presenta algunos de los síntomas y señales indicadas, lo mejor que se puede hacer es ponerse en manos de expertos para que puedan diagnosticar si realmente sufre o no TDAH. En concreto, lo recomendable, teniendo en cuenta que es una dificultad del aprendizaje que cuesta reconocer, es que se apueste por confiar en profesionales con experiencias en estas lides que sean psicopedagogos, neurológos, psicólogos, psiquiatras…

Esos lo que harán será realizar distintas pruebas al menor, así como estudiar sus antecedentes familiares, para poder llegar a un diagnóstico certero.

tdah-3

Tratamiento

En el caso de que se haya establecido que ciertamente el niño sufre este Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad se podrá establecer un tratamiento acorde al mismo y a las características específicas que presenta en el menor. En concreto, podemos establecer que son los cuatro tipos fundamentales de tratamientos que hay:

  • Farmacológico. Como su propio nombre indica, es aquel que se sustenta en la toma de distintos medicamentos por parte del menor para que este pueda disminuir los síntomas que sufre y mejorar su calidad de vida en general. Para que el médico pueda establecer el tratamiento en este sentido más adecuado a la situación del paciente tendrá en cuenta aspectos tales como los trastornos asociados que pueda sufrir así como si anteriormente ha tomado fármacos para este mismo “problema”.

  • Psicopedagógico. Conseguir que el pequeño pueda aprender a pesar de su dificultad e incluso que pueda compensar esos problemas que tiene desarrollando otras habilidades o capacidades es lo que se consigue con este otro tratamiento. Para llevarlo a cabo se establecerán medidas y rutinas que el paciente debe cumplir a diario tales como disponer de una agenda donde tenga apuntadas tanto las tareas que realiza como las que tiene pendientes.

  • Psicológico. Este otro tiene como fin conseguir que reduzca sus síntomas y, al mismo tiempo, que no vea mermada su autoestima. Para eso, esta alternativa se sustentará en elementos tales como el refuerzo positivo, las técnicas de autocontrol o las técnicas de resolución de problemas.

  • Multimodal. Bajo este nombre se encuentra el tratamiento que se estructura en torno a la utilización de los tres anteriores. Viene a ser una alternativa combinada e individualizada para abordar los casos de los pequeños que requieran una mayor profundización en su dificultad para el aprendizaje.

Si consideras que tu hijo puede presentar este trastorno llamado TDAH, ponte en manos de expertos, quienes te harán salir de dudas y en el caso de que le diagnostiquen el mismo se convertirán en tus aliados para conseguir que el pequeño lo supere.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias