Noticias

Pare y esconde al bebé en un cajón

Pare y esconde al bebé en un cajón
cajon-1
0 Comentar

¿En cuántas ocasiones hemos conocido la historia de mujeres que han dado a luz y que, por no querer a sus hijos, han sido capaces de abandonarlos en cualquier rincón como si fueran un objeto? La verdad es que más de las que nos gustarían, pero eso no significa que no sigan horrorizándonos. Y esto es lo que hemos sentido con la información que nos ha llegado ahora y que nos cuenta cómo una fémina ha parido y después, directamente, ha metido a su hijo en un cajón, donde ha permanecido dos días y, como es de imaginar, donde ha sido encontrado muerto.

¿Dónde ha sucedido?

En Reino Unido es donde ha tenido lugar tan trágico suceso, más exactamente en la ciudad de Manchester, que está considerada como la segunda aglomeración urbana más importante de todo el país.

Los protagonistas

Dos son las figuras en torno a las cuales gira la dramática historia que ahora ha llegado a nuestras manos. Por un lado, la parturienta, una joven de tan sólo 14 años de edad, que tras quedarse embarazada, hizo frente al periodo de gestación en absoluto secreto y que, de la misma manera, fue como afrontó el parto.

Por otro lado, la víctima de todo, el bebé de esa adolescente que falleció al poco tiempo de nacer.

Los hechos

Hace nueve meses atrás es cuando se remonta esta historia, pues fue entonces cuando la menor se quedó en estado. Tras descubrirlo, tenía claro que no quería contar nada en su casa, por lo que hizo todo tipo de argucias para que nadie de su familia supiera lo que le estaba sucediendo.

Sin embargo, estos días, llegó un momento que había temido desde hace tiempo: el parto. Comenzó a sentir dolores y contracciones, por lo que se marchó a su habitación y allí, en absoluta soledad y sin que ninguna persona de la vivienda se percatara de lo que estaba ocurriendo, dio a luz a un bebé. Asimismo, según lo que se ha podido saber, en ese mismo lugar fue donde procedió a cortarle el cordón umbilical y acto seguido, sin pensárselo dos veces, procedió a meterlo en un cajón.

cajon-2

Todo se descubre

Parece ser que la joven continuó con su vida de manera absolutamente normal. Así, al día siguiente fue a clase como si nada hubiera pasado. Pero ahí no queda la cosa pues, a las 48 horas de haber dado a luz, decidió contarle lo sucedido a sus amigas, más concretamente les pidió que la ayudaran a proceder a enterrar el bebé.

Esas jóvenes se quedaron absolutamente impactadas con todo lo que su compañera les había contado. Sin embargo, hubo una que sacó fuerzas de donde pudo y le contó todo lo ocurrido a su madre quien, directamente, procedió a ponerse en contacto con la policía y con familia de la chica. Fue precisamente el entorno de esta el que descubrió el macabro hallazgo: el cuerpo sin vida del bebé dentro del cajón de un armario.

La condena

Como es de imaginar, el caso ha saltado a la luz y la policía ha tenido que intervenir para poder depurar responsabilidades al respecto. En concreto, lo primero que se ha procedido a hacer es rescatar el cuerpo del recién nacido y llevarlo al instituto forense, donde se le ha realizado una autopsia que ha venido a determinar que falleció a los dos minutos de venir al mundo.

La joven madre, al ser preguntada por los hechos y especialmente por haber introducido a su hijo en un cajón, ha manifestado que si hizo eso fue porque pensaba que había nacido muerto ya que en ningún momento procedió a llorar. De ahí que tomara la decisión de esconderlo para que nadie pudiera verlo.

A pesar de sus argumentos, la adolescente ha tenido que hacerle frente a un juicio que ha dado como resultado, según explican diversos medios de comunicación británicos, que haya sido condenada a cumplir 10 meses de cárcel y también a hacerle frente al pago de las costas del juicio.

Otra noticia escalofriante pero con final feliz

Si el caso de esta adolescente de Manchester nos resulta realmente dramático, ni que decir tiene que también lo hace el hecho que ha tenido lugar en Valencia estos días. En concreto, lo que ha sucedido es que en pleno centro de la capital del Turia, ha sido encontrado un bebé de pocas horas de vida dentro de un contenedor.

Un hombre y una mujer que estaban rebuscando en la basura fueron los que dieron con tan singular hallazgo, del que advirtieron rápidamente a la policía. Esta se personó de manera inmediata en el lugar y así fue cómo pudieron rescatar al recién nacido que ahora se encuentra ingresado en el Hospital La Fe, donde está siendo atendido y vigilado por el personal sanitario. En perfecto estado se halla este pequeño, que es un varón de 3,2 kilos de peso y que tiene rasgos caucásicos.

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias