Noticias

Viral: oso polar intenta atacar a un bebé

oso-1
0 Comentar

El pasado mes de mayo saltó a todos los medios de comunicación la noticia de que se había matado un gorila en el zoológico de Cincinnati. ¿El motivo? Intentar evitar que pudiera atacar y acabar con la vida de un niño de cuatro años que había caído en el interior de su jaula.

Hoy, otro hecho que pone en relación a un bebé y a un animal es la que se ha convertido en protagonista de los distintos periódicos y publicaciones a nivel mundial. No obstante, afortunadamente ni uno ni otro han tenido consecuencias mortales ni lesiones de ningún tipo porque había un cristal de separación entre ambos. Eso sí, el oso polar intentó atacar al pequeño.

¿Dónde ha sucedido?

En Estados Unidos es también donde se ha producido este hecho que ahora nos ocupa. Más exactamente ha tenido lugar en el zoológico de San Luis, que es el área metropolitana más grande que tiene el estado de Missouri.

Los protagonistas

Las dos figuras que han conseguido convertirse en virales en todo el mundo son el oso polar, que vive en el citado centro animal y, por otro, el bebé que se encontraba de visita junto a sus papás.

Los hechos

Una pareja estadounidense decidió pasar un día en familia que fuera muy especial. Por eso, optó por trasladarse al zoo de la ciudad junto a su hijo pequeño para que así este pudiera ver in situ un sinfín de animales.

Recorrieron distintas zonas del centro y finalmente recayeron en el área donde vive el oso polar que, de manera habitual, se encuentra dentro de un acuario. Así, al detenerse en ese lugar, los papás decidieron sentar a su niño en suelo, justo enfrente del cristal de seguridad que ejerce, al mismo tiempo, como pared del mencionado acuario.

Nada más percatarse de la presencia de alguien, el animal no duda en meterse en el agua y dirigirse hacia el lugar donde está el bebé que, ni corto ni perezoso, se anima a tocar esa superficie acristalada justo en el momento en el que el oso se detiene frente a él. Lo hace casi como si estuviera acariciándole de verdad. De ahí que los adultos queden encantados con esa hermosa imagen.

oso-2

Sin embargo, todo cambia poco después. ¿Por qué? Básicamente porque lo que sucede es que el oso polar asciende a la superficie y vuelve a bajar hasta el pequeño. Sin embargo, en esta ocasión lo que pasa no es que se mueve para que el niño le “acaricie” sino que abre sus fauces como si quisiera atacarle. Una situación esta que propicia que el bebé, al ver la inmensa boca y los afilados dientes del animal, se asuste de manera irremediable.

Un instante ese que da lugar a que el menor no dude en arrancarse a llorar y en reclamar el abrazo y consuelo de su madre que, como no podía ser de otra manera, no duda en acogerle en su seno y calmarle.

Afortunadamente, como hemos mencionado al principio del artículo, existía un cristal de separación entre el oso polar y el niño por lo que no sucedió nada más que un susto y no hubo que lamentar ninguna tragedia. De ahí que todo haya quedado en una anécdota que pasará a formar parte de los recuerdos y de las experiencias del pequeño.

oso-3

Otras noticias

Igual que hoy nos hemos despertado con el viral citado, también nos ha llegado otra noticia que tiene como protagonista a un bebé y que, aunque se ha saldado positivamente, podría haber sido una tragedia.

En concreto, el hecho ha tenido lugar en la ciudad española de Salamanca y básicamente lo que ha sucedido es que el cuerpo de bomberos ha tenido que actuar para rescatar a un niño de varios meses que se había quedado encerrado dentro del coche. Y todo porque su madre se bajó del vehículo y sin darse cuenta cerró la puerta sin antes coger las llaves. Eso supuso que el sistema de seguridad se activara, impidiendo que pudiera rescatar a su hijo.

¿Qué hizo? Rápidamente alertó a las autoridades y así fue cómo una unidad de bomberos se personó de manera inmediata en el lugar para poder rescatar a la criatura que estaba dentro del automóvil. Así, tomando todas las medidas para no causarle ningún daño al pequeño, rompieron la ventanilla y en no más de diez minutos lograron sacar a ese del interior sin un rasguño y sin ningún tipo de problema de salud. El bebé logró ser devuelto a su madre en perfecto estado. Sin embargo, la que sí tuvo que recibir ayuda fue la propia mujer que estaba angustiada y con un ataque de ansiedad notable por todo lo que había acontecido. Afortunadamente ya los dos están se encuentran bien.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias