Entretenimiento

5 claves para pasar un día en la piscina con los niños

piscina-familia
0 Comentar

Si no tienes la suerte de poder ir a la playa este verano o si aún no te has podido escapar a la misma porque tus vacaciones llegan más tarde, seguro que aprovechas para hacerle frente al calor acudiendo con tus hijos a la piscina. De esta manera, no sólo disfrutaréis de una jornada estupenda y divertida sino que conseguiréis daros un chapuzón y hacerle frente mucho mejor a las altas temperaturas que se registran.

No obstante, para que el día sea genial y no se produzca ningún tipo de contratiempo que lo finalice de manera brusca o trágica, necesitas tener en cuenta una serie de recomendaciones básicas, entre las que se encuentran las siguientes:

1-Protector solar

De cara a que tanto tus hijos como tú cuidéis vuestra piel y evitéis quemaros con los rayos del sol es necesario que antes de salir de casa os apliquéis protector solar, adecuado al citado tipo de piel que tengáis. Asimismo, no te olvides de que, cada dos o tres horas, tendréis que volver a repetir ese proceso.

De la misma forma, recuerda que es imprescindible que tanto tú como tus pequeños debéis llevar gafas de sol y sombrero o gorra para protegeros también del sol.

2-Ropa adecuada

Ni que decir tiene que debéis llevar ropa adecuada para la piscina. Con esto no nos referimos sólo al bañador sino también a la que luciréis hasta llegar hasta allí e incluso al marcharos a casa. Tiene que estar compuesta por prendas que sean fluidas, frescas y que os otorguen absoluta comodidad.

En el caso de sus pequeños, puedes optar por alternativas tales como pantalón corto, camiseta de tirantes y chanclas. Y, por supuesto, como hemos mencionado en el punto 1 no hay que olvidarse de protegerse la cabeza, ya sea con una gorra, un sombrero o incluso un pañuelo.

piscina-2

3-Agua y alimentos frescos

Para que paséis el día en la piscina de la mejor manera posible, con una salud estupenda, protegiéndoos de las altas temperaturas y evitando que podáis sufrir algún golpe de calor o una falta absoluta de hidratación, tenéis que beber constantemente mucha agua. Por eso, aunque no tengáis sed, hay que tener a mano una botella de dicha bebida para tomarla de manera frecuente.

De la misma forma, lo ideal es que en la nevera que llevéis portéis fruta o ensaladas, entre otras propuestas, que resultan ser muy refrescantes y apropiadas para hacerle frente al calor.

4-Precaución constante

Ni que decir tiene que una recomendación básica y fundamental a la hora de conseguir que se disfrute de un día de piscina perfecto es que los padres apostéis desde el primer momento que salís de casa con los niños por la precaución. Y es que esta es la base fundamental para que nadie sufra ningún daño ni ponga su vida en peligro.

En concreto, estas son las principales precauciones que debéis llevar a cabo:

  • En el hogar, antes de salir, debéis explicarle a vuestros hijos cuáles son las normas que deben respetar durante toda la jornada.

  • Una vez en la piscina, es fundamental que no se metan en el agua sin antes ponerse lo que es el flotador o los manguitos.

  • Es importante que no les quitéis a los niños el ojo encima, para evitar que puedan cometer alguna imprudencia o para auxiliarles si fuera necesario.

  • Se les debe prohibir que corran en el borde de la piscina, ya que puedan resbalarse y golpearse en la cabeza o caer directamente dentro de la misma.

  • Es vital que se respete la digestión, para evitar que puedan sufrir un corte de la misma.

  • Hay que indicarles que nunca deben alejarse de donde está toda la familia y que siempre antes de darse un baño deben pedir permiso a vosotros, a sus padres.

piscina-4

5-Vigilancia

Por supuesto, los adultos es importante que disfrutéis del día de piscina, pero no hay que olvidar que vais con niños y eso supone que tengáis que estar pendientes de los mismos. Por eso, lo recomendable es que os turnéis los mayores para ejercer esa vigilancia. Así, mientras uno descansa, se da un baño o lee un libro, el otro será el encargado de controlar que los menores no cometen ninguna imprudencia y que están en perfecto estado.

Es cierto que en la mayoría de piscinas hay socorristas, pero eso no quita para que seáis vosotros los principales responsables de velar por el bienestar y la seguridad de los niños. Por eso, no les perdáis de vista ni un segundo, ya sabéis que en una pequeña fracción de tiempo puede ocurrir cualquier cosa.

Con estos sencillos consejos, seguro que pasáis un día de verano estupendo que a todos, mayores y menores, os hará disfrutar de lo lindo.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias