Educación

¿Cómo controlar la impulsividad de los niños?

impulsivos-1
0 Comentar

Está claro que todos venimos al mundo con unas características de personalidad “de serie”, lo que trae consigo, entre otras muchas cosas, que unos tengan más paciencia o menos, que sean más tranquilos que otros, que posean mucho carácter…Sin embargo, eso no significa que no haya ciertas actitudes o maneras de ser que se puedan “limar” durante la infancia en pro de toda la vida que se tiene por delante.

En este caso concreto, nos estamos refiriendo a la impulsividad. Esta se asocia a naturalidad y espontaneidad, dos elementos realmente positivos. No obstante, como todo, resulta favorable en su justa medida. Y es que hay pequeños que son demasiados impulsivos y eso provoca que no acaten nunca las normas, que se opongan a todo lo que se les indica, que no tengan paciencia para las cosas…Es decir, que muestran una actitud que, en absoluto, resulta apropiada en tanto en cuanto les crea frustración y les hace carecer de autocontrol.

Si tu hijo tiene esa problemática, es el momento de que pongas en juego determinadas herramientas que le pueden ayudar notablemente a solucionarla, a mantener su impulsividad controlada no sólo pensando en el presente sino también en el futuro. En concreto, puedes optar por las siguientes medidas que te exponemos a continuación:

1-Todos los actos tienen sus consecuencias

Una de las maneras más importantes que hay de actuar a la hora de que los menores aprendan que deben poner de su parte para tener autocontrol es enseñarles que sus actos tienen consecuencias y que deben asumirlas. Por eso, cuando hagan algo que se les ha prohibido o cuando no se han portado como deberían, deben experimentar lo que eso supone. Así, por ejemplo, si no se han sentado a la mesa para comer porque no han dejado de saltar de la silla o si han montado un auténtico “pollo” porque no querían dejar el parque se puede hacer que se queden sin postre, sin ver la televisión o sin salir al día siguiente a jugar con los amigos.

De esta manera, a partir de varios castigos, se lo pensarán antes de actuar sin pensar y sin acatar las normas.

2-Ser un ejemplo

Pataletas, gritos, llantos…Estas son algunas de las acciones que los pequeños llevan a cabo cuando se dejan llevar por la impulsividad al no haber conseguido lo que desean. En ese caso, es fundamental que los padres no pierdan la calma, que se mantengan serenos a pesar del “espectáculo” que están montando sus hijos…Y es que sólo así conseguirán dos cosas:

  • Primero, enseñarles a los niños que con reacciones impulsivas de ese tipo no van a conseguir nada.

  • Segundo, que por más lloros, patadas y gritos que den no van a lograr “sacar de sus casillas” a sus progenitores. Es más, con esa actitud lo único que lograrán es que estos sean mucho más inflexibles.

Con esta actitud paterna y materna, los menores aprenderán, pues les estarán dando un ejemplo. Pero este también deben dárselo en otras ocasiones. Nos estamos refiriendo a que es importante que los adultos jamás pierdan los nervios y se muestren impulsivos delante de los niños por cualquier otro motivo que no tenga que ver con ellos.

impulsivos-2

3-Canalizar la energía

Una buena manera de conseguir que los niños empiecen a gestionar y tener bajo control la citada espontaneidad que nos ocupa es que puedan canalizar toda esa energía que es la que luego les lleva a “explotar” en cualquier momento. Por eso, los expertos en educación y psicología infantil recomiendan que tengan una vida nada sedentaria y que lleven a cabo actividades tales como el deporte, que les sirva para mantenerla a raya.

Además, no hay que pasar por alto que hay multitud de disciplinas físicas y artísticas que también les ayudan a aprender a mantener la calma, a ser perseverantes, a ser disciplinados…

4-Técnicas de relajación

De la misma manera, es interesante saber que existen propuestas que ayudan a que los niños puedan gestionar perfectamente esos ataques de impulsividad, ese volcán en erupción que llevan en su interior. En concreto, estamos haciendo referencia a actividades tales como el Yoga o el Pilates, que les servirán para aprender técnicas de relajación y autocontrol, que les serán de gran utilidad tanto en el presente como de cara a su vida futura.

impulsivos-3

5-Tareas de aprendizaje sobre la impulsividad

Asimismo, los psicólogos y pedagogos coinciden en subrayar que otra estupenda herramienta para poder lograr ese control infantil de la impulsividad consiste en plantearles tareas de aprendizaje en casa que requieran que tengan paciencia y calma, que se autocontrolen. Ejemplos de esas son desde incentivarles a que cultiven y cuiden determinadas plantas, que les ayudará a aprender que conseguir que crezcan requiere tiempo y tranquilidad, hasta permitir que gestionen su paga para poder comprarse el artículo que desean, pues aprenderán a serenarse y a ir ahorrando poco a poco hasta conseguir la suma que necesitan.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias