Noticias

Una mujer en Cataluña es obligada por un juez a inducir su parto

hospital-2
0 Comentar

En materia de embarazos hay noticias que consiguen sorprendernos y dejarnos sin saber qué decir en más de una ocasión. Y precisamente una de esas es la que ahora ha llegado hasta nuestras manos. Concretamente se trata de una información que viene a exponernos que una mujer ha sido obligada por un juez a inducir su parto.

¿Dónde ha sucedido?

El hecho que ahora te vamos a contar en profundidad ha tenido lugar en la comunidad autónoma de Cataluña, más concretamente en Barcelona.

Los protagonistas

Tres podemos decir que son las personas que han saltado a los medios de comunicación a raíz de lo acontecido:

  • La embarazada que ha tenido que ser obligada por la autoridad judicial a que su parto sea inducido.

  • La doctora del Hospital Parc Sanitari Sant Joan de Déu de Sant Boi que llevaba el caso de la gestante y que fue la que indicó que era necesario proceder a provocar el parto para evitar riesgos tanto para la madre como para su hijo.

  • El juez de Barcelona que, atendiendo a los criterios y motivos de la profesional médico y del hospital, optó por hacer uso de la autoridad para obligar a la mujer a que se le indujera el alumbramiento.

hospital-1

Los hechos

Hace unos días atrás fue cuando los hechos que ahora nos han llegado se precipitaron. En concreto, la gestante acudió a su rutinaria cita médica para poder comprobar cómo iba creciendo el bebé y si todo estaba dentro de la normalidad. Sin embargo, sucedió algo que no esperaba. Su médico le indicó que era necesario provocar el parto porque había riesgo notable tanto para sí misma como para el feto.

La futura mamá, según lo que ha expuesto su abogada, pidió explicaciones a su ginecóloga pero esta simplemente volvió a repetirle lo mismo, que había peligro y había que optar por un parto inducido. Ante esa situación, la mujer embarazada se marchó de la consulta negándose a someterse a dicha intervención por falta de información.

Y después, ¿qué sucedió?

Según se ha dado a conocer a través de los diversos medios de comunicación, la negativa expuesta por la gestante llevó a que su ginecóloga diera cuenta de lo sucedido a la dirección del mencionado centro hospitalario. Este, siguiendo lo indicado en sus protocolos y en base al riesgo que indicaba la doctora, procedió a dar cuenta de lo sucedido a los tribunales. Y eso provocó que un juez, con todos los argumentos que se le habían expuesto por los profesionales sanitarios, obligara a la embarazada a someterse al citado parto inducido.

Así, se dio cuenta de lo decidido a los Mossos d´Esquadra, que acudieron a la vivienda de la mujer y la escoltaron hasta el hospital para que se pusiera en manos de los doctores y así conseguir traer al mundo a su bebé.

hospital-3

La denuncia de la mujer

La embarazada que ha tenido que pasar todo este proceso ha iniciado acciones legales contra el hospital en general y eso ha dado lugar a que su abogada haya sido la encargada de exponer su caso ante la opinión pública. En concreto, esta profesional del Derecho ha querido dejar claras varias cuestiones importantes para su cliente:

  • Que el motivo de su rechazo a tener un parto inducido fue porque la ginecóloga se negó a darle cuenta de las razones y riesgos que establecieran la necesidad de acometer de manera inmediata la intervención para que el bebé naciera.

  • Que después de que las autoridades policiales la llevaran al hospital pasó seis horas en el mismo antes de ser intervenida. Una circunstancia que, bajo su punto de vista, deja patente que el riesgo que se aducía no era tal.

  • Que denuncia, por las vías que son necesarias, que se ha atentado contra la libertad y el derecho que tiene toda mujer a tomar una decisión en base a la información que le es otorgada. Asimismo la ya mamá considera que, de igual modo, se ha atentado gravemente contra su integridad, física y moral, y también contra la de su recién nacido.

A partir de todo lo sucedido, se ha abierto una investigación para poder aclarar los hechos y saber si la ginecóloga y el centro sanitario actuaron correctamente. En este caso, desde la dirección del citado hospital se ha venido a dejar claro que lo único que se hizo fue seguir los protocolos que tienen establecidos y, sobre todo, realizar su labor en pro de velar por la integridad y la salud tanto de la embarazada como de su bebé.

¿Qué te parece lo ocurrido?

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias